jueves, 3 de enero de 2013

Ford S-Max

Entre su índice de compresión, de 8,3:1 y su culata de hierro fundido, daban lugar a problemas de detonación y autoencendido, ya fuera en marcha o al parar el motor. Es por ello que circulando a 120 km/h, el motor del EcoSport gira a 3.225 rpm, mientras que el del S-Max lo hace a 2.800 rpm. El equilibrado, como ya habíamos podido detectar en los anteriores S-Max, es excelente; gira con la suavidad y silencio de un motor eléctrico. En esta generación se incluye un espacio de carga oculto bajo el maletero, ofreciendo nuevas soluciones de almacenaje y una altura de piso regulable para la carga y descarga de objetos pesados; un nuevo apoyabrazos central también ofrece espacio adicional en el habitáculo y los portaobjetos laterales son más grandes y prácticos. El Ford S-Max combina nuevos motores, tecnologías que ahorran el consumo y mejoras aerodinámicas que aseguran una gama con varios propulsores que consiguen emisiones reducidas de CO2 y una de las mejores eficiencias de consumo de Europa.

Así, por ejemplo, tan sólo bastará con dar órdenes al dispositivo para escuchar un artista determinado o una canción en concreto. Otra aplicación que también tiene relación con el Ford SYNC es el Asistente de Emergencia de Ford. Se trata de una llave personalizada para que un padre pueda dejar con toda tranquilidad el coche a un hijo adolescente. En carretera como en autopista se desenvuelve perfectamente pero se puede quedar un poco de potencia en adelantamientos. Resaltamos: su buen consumo, su habitabilidad interior, la caracterización Daytona. A mejorar: El aislamiento del vano motor y el habitáculo, se filtran demasiados ruidos tanto del motor como de transmisión en el interior del habitáculo. Ford desvela en el Salón de Ginebra el S-Max ST200, que con sus 200 caballos se convierte en el S-Max más potente jamás fabricado en serie. Antes incluso de la creación de estos prototipos se llevaron a cabo estudios a nivel mundial que terminaron por conformar lo que han llamado en la marca "One Ford".

Tal y como explican sus creadores, no es sólo un nuevo coche, sino un nuevo proceso que define el futuro del desarrollo de productos de Ford a través del cual nacerán otros vehículos de la marca, pero... en 4.ª. BASTIDOR Estructura portante: Carrocería monocasco autoportante. Suspensiones Delantera: Ruedas independientes, tipo Mac Pherson. Circuito hermético: Sí. Con un motor Diesel de 75 CV está disponible desde 13 425 €, un precio bajo frente a sus principales alternativas, como se puede observar en este listado. Hay cuatro niveles de equipamiento: «SYNC Edition», «Sport», «Titanium» y «Titanium X». Lo primero que te vendrá a la cabeza es limitar la velocidad máxima, el volumen máximo de la música o que no pueda desactivar ciertas ayudas a la conducción, pero es algo más que limitaciones. Este sistema significa que los padres podrán activar, por ejemplo, la asistencia de emergencia, un dispositivo que avisará a los servicios de emergencia en caso de accidente.

Como puede verse en esta foto, el portón puede quedar muy elevado y golpear el techo del parking. Es muy difícil repostarle el combustible equivocado, ya que la boca es inteligente. Teníamos que colocarnos, totalmente parados, para realizar otra vez cuatro pasadas. Más *La palabra Bluetooth es marca registrada de Bluetooth SIG, Inc. Fusión de Potencia y Economía Fusión de Potencia y Economía El S-Max tiene un mpg de bajo consumo y también un desempeño notable. A tal comodidad de conducción contribuye también la bien estudiado distribución de distancias entre todos los citados elementos de conducción y el asiento. De todos modos, es curioso que las prestaciones obtenidas no sean apenas inferiores a las del S-Max-L; esto nos hace pensar que, o bien aquel motor no estaba en muy buenas condiciones (el consumo que arrojó era bastante alto), o bien la diferencia entre los neumáticos de 135 y los de 145, en cuanto a resistencia al avance, es mucho más importante de lo que a primera vista puede parecer.

La conducción que exige un coche con estas características es un tanto especial. El motor 1,6 TDCi desarrolla 95 CV. Aquel Clio Williams. Ahora bien, la posición más elevada de los asientos traseros condiciona nuestra postura y da la sensación de que hay más espacio en el "crossover" de Ford, pero no es más que una 'ilusión óptica'. Delante sucede algo similar a la hora de hablar de espacio. Los cinco elementos básicos de la conducción (pedales, cambio y volante) se accionan con una suavidad incluso desconcertante habida cuenta que se trata de un tracción delantera. Los diésel, por su parte, alcanzan68 ó 90 CV en cilindradas de 1,4 y 1,6 litros. hemos tenido la oportunidad de probar más a fondo la unidad TDCi de 90 CV en acabado Sport, un motor con virtudes como el empuje y la suavidad de marcha sin pedir por ello elevadas facturas en consumo de combustible.Todos los S-Max están especialmente bien adaptados a la conducción en zonas viradas, una virtud que se acrecienta cuando se trata del acabado Sport.

Salpicadero A sus mandos, el conductor encuentra un habitáculo que invita a conducir, con una palanca de cambios de buen funcionamiento y un agradable tacto de todos los mandos. Sin embargo, los costes a asumir en caso de acometer una transformación de este estilo en el S-Max serían demasiado elevados. Una cifra más que razonable. ASÍ RUEDA EL FORD S-Max EN ROMA Ford SYNC Por último, otra de las novedades que incorporará la gama S-Max 2013 será el Ford SYNC. Esta característica permite limitar la velocidad máxima, el volumen del equipo de sonido y la desactivación del control de tracción y estabilidad. Un opcional estético es el ‘Paquete ST Style’, con el que tendremos las llantas pintadas en gris oscuro, los embellecedores del umbral de puerta con el emblema “ST” iluminados y las pinzas de freno en rojo por 250 euros.

Antes comentar que todos los S-Max llevan de serie airbags frontales y laterales y ESP con asistente de arrancada en pendiente (salvo la versión de acceso de 60 CV) y que la marca ofrece, como oferta de lanzamiento en los Trend el paquete Techno con aire acondicionado y radio CD con MP3 y la posibilidad de adquirir tanto el sistema SYNC como el climatizador por 200 euros cada uno. Los años han pasado factura al diseño interior, y pide una renovación a gritos. Lo primero que echo en falta es la posibilidad de poder equiparlo con unos faros bi-xenón; un automóvil capaz de enlazar curvas de esta manera se merece una iluminación a la altura de sus prestaciones. Una función importante del sistema 'Ford Sync' es la llamada automática de emergencias. Es un motor que permite una conducción ágil sin tener que prestar mucha atención al cambio de marchas, pues su respuesta es buena incluso a regímenes bajos (algo que no se suele dar en motores de gasolina sin turbocompresor de potencia parecida). El cambio de diseño le ha sentado bien. Ahora se ofrece un Ford EcoSport sin esta peculiar rueda de repuesto colocada en el portón. El Ford S-Max mide 3,97 metros de largo, y el EcoSport, 3,99 metros.

Destacan los consumos con sus motorizaciones diésel en ciudad, donde durante nuestras pruebas se han registrado consumos en el orden de los 5.X litros/100 km. El premio reconoce a diez modelos que ofrecen lo mejor de dos mundos: lo moderno y lo asequible. *Best Buy Seal y otros materiales con licencia son certificación registrada y marcas comerciales de Consumers Digest Communications LLC, utilizada bajo licencia. Después de probar tal mezcla, y a efectos comparativos, hemos trabajado con vanas dosificaciones de 98 y 85, y mezclando 114 de la de 98 con 3/4 de la de 85, hemos conseguido resultados incluso más satisfactorios, a un precio definitivamente inferior. Pero vamos ya con el comportamiento del coche, en lo que a prestaciones y consumos se refiero, ya que constituye la parte fundamental de esta prueba, que forzosamente debe estar referida a la del mismo modelo de alta compresión. con un bloque motor usado en otros modelos de la casa hasta la fecha.

El eFVC aplica fuerza de frenado a la rueda delantera interior del S-Max ST en los giros para mejorar el agarre a la carretera y reducir el efecto de subviraje sin que ello afecte a la velocidad. Existen siete generaciones distintas, que en conjunto llevan más de diez millones de unidades vendidas. Disfruta de todas las funciones geniales de SYNC más nuevas herramientas, un nuevo software y un nuevo diseño fácil de usar. Desempeño de alta velocidad Reconocimiento de voz mejorado Pantalla Táctil Capacitiva con Capacidad de Deslizamiento Navegación Disponible con Fácil Ingreso de Destino Integración perfecta con Siri Más Info. Modelos S-Max Comparar Modelos S Sedan MSRP Inicial1 $14,090 MPG cdad/carr. El Ford S-Max también ofrece soluciones de almacenaje mejoradas. El contenido peso, 1.163 kg, nos permite ser muy rápidos en el paso por curva y además, contar con un motor 1.6 realizado completamente en aluminio, hace del S-Max ST un coche nada morrón como podíamos suponer al estar ante un tracción delantera.

Quizá, y sólo quizá, el único pero lo tengan los frenos, que si bien tienen un diámetro más que decente, 278 milímetros los delanteros y 253 mm los traseros, en apenas 4 vueltas rápidos nos empezamos a quedar sin frenos pero no llegaron a desfallecer. El manual de cinco velocidades realmente hace mucha diferencia. Jonny Lieberman dijo que sí lo habría ganado. Unido esto a su recortado tamaño y a su excelente visibilidad, hacen de él un vehículo ideal para el público femenino y, en general, para conductores principiantes o poco aficionados a los esfuerzos físicos. Asimismo, los efectos de la crisis energética de 1973 afectaron a dicha demanda. De esta manera, permite limitar la velocidad máxima a 140 km/h. Ampliar foto Otro aspecto que podrán configurar los padres es que el ESP no se pueda desconectar, fijar alertas cuando se supere una determinada velocidad, o limitar el volumen máximo del equipo de sonido e impedir que la música suene hasta que no se conecten los cinturones. Todo un análisis en profundidad, en dónde se muestran todos los cambios de diseño y la aplicación de la ultima tecnología.

Este modo se activa presionando una vez el botón de ESC Off, volviéndolo a activar, y manteniéndolo presionado una tercera vez hasta que el sistema nos avise que ya está todo desconectado. Por dentro, los cambios son menores, pues se ha trabajado, sobre todo, en un mayor contraste de colores y en una mayor calidad de los acabados. Ampliar foto Nuevos motores EcoBoost Aquí sí hay un gran avance, gracias a la llegada premiado motor EcoBoost de tres cilindros, un litro de cilindrada y dos niveles de potencia (100 y 125 CV) que presenta un increíble rendimiento. Y a ello se suma que la música no se escuchará en el coche hasta que no se conecten los cinturones de seguridad. Si nos fijamos en el plástico del salpicadero, que también guarnece las puertas, descubrimos que es blandito, así gana puntos. Otro detalle que me ha parecido de calidad es lo bien que suena el equipo de sonido de serie. Me explico, al ser tan resbaladizo el firme y junto con el agua, la reacción del coche será similar a la que tendríamos si condujéramos por una carretera llena de nieve dura.

Donde antes algunos agradecerían una suspensión que absorbiera mejor las irregularidades del asfalto, ahora nos es imposible sacarle ningún defecto. Un coche que nos ha ofrecido plena satisfacción en todos los aspectos. Previous Next El Ford S-Max satisface plenamente tanto en carretera como en autopista y ciudad. Asimismo, el aviso de cinturones no abrochados no deja de sonar hasta que estos se abrochen e impide poner la radio en marcha y el sistema no autoriza al conductor a desconectar las ayudas electrónicas (control de tracción y ESP). Nos encantan los rumores. Es más rápido, un 20% mas potente, consume menos gasolina, es mucho más ágil y más fuerte. “Así que al diseñar el Verve Concept –y en definitiva el nuevo S-Max– se trataba de juzgar las sutiles diferencias en preferencias de diseño, más que ajustarse a tratamientos completamente separados.

El control de estabilidad ofrece intervención completa del sistema, modo 'wide-slip' con intervención limitada y desactivación total del sistema. En el exterior, el Ford S-Max ST incorpora una rejilla frontal de gran tamaño con un diseño único combinado con un imponente difusor trasero. El sistema es gratuito, entre otras cosas porqué no llama a una central de alarmas de la marca sino directamente al 112 del país en el que se encuentre el coche y utiliza para ello el idioma de ese país (hasta 27 idiomas en 30 paises). Como eres un deportista y no tienes las lorzas de tu padre no sufrirás como sufrimos nosotros por su estrecha banqueta y altísimos laterales. De todos los GTi pequeños es tal vez el que más me ha seducido. Inútil es decir que la capacidad de recuperación en 4.ª es bastante débil, y que el coche acusa enormemente los desniveles, la carga de más de dos personas y el viento en contra. Por el contrario, el consumo sale beneficiado, como se puede deducir analizando el cuadro-resumen.

Es una pena que alguien no haya terminado de hacer sus deberes, ya que tiene un par de fallos de bulto, y en pleno siglo XXI chocan un poco. Probamos la versión más cara a la venta, 1.6 TDCi con acabado Ghia Titanium, el más completo (aunque sea un decir). Por ello, nunca hemos recurrido a esos surtidores que automáticamente mezclan dos gasolinas, pues trabajan con 96 y 85. Por su parte, aunque las dimensiones de los frenos puedan parecer algo reducidas al principio, cumplen su función sobradamente._MG_4649 (Large) La dirección es eléctricamente asistida, por lo que la información que nos llega a través del volante es limitada. Además, esta versión también tiene cambios en la dirección, en la suspensión y en la caja de cambios. Con él, conseguimos que el coche se deslice un poco, pero sin perder el control. A estas alturas seguro que habrás oído hablar del que dicen que es el mejor utilitario deportivo actual, el Ford S-Max ST. Como sucede con el Ford S-Max RS, la versión más radical del utilitario estaría claramente diferenciada del resto de la gama. Aquel R5 GT Turbo. Su precio es de 215 euros.

Respecto al motor en sí mismo, poco hay que decir de nuevo, puesto que su personalidad queda enmascarada por la transmisión a la que va acoplado. De rotor y engranaje, tipo Eaton. En el apartado dinámico, el S-Max ST estrena unas suspensiones de nueva factura que rebajan la altura del conjunto en 15 milímetros y una barra estabilizadora realizada a medida. En cuanto a la bocina, la verdad es que su eficacia es despreciable. Respecto a los faros, nada hay que decir de los opcionales halógenos, a no ser el excesivo precio que cuestan. No es nada fácil encontrar un coche en el que, regulando el mando de la temperatura, se pueda conseguir una mezcla tibia, exactamente a la temperatura deseada. Por otra parte, el S-Max básico es la única variante que no posee los aireadores laterales de aire fresco, lo cual limita en parte la posibilidad de jugar con diversas combinaciones, sin abrir las ventanillas. Con el deposito lleno es fácil superar los 800 Km.

El apartado crítico aquí es la dureza de la suspensión, que unida con el bajo perfil de los neumáticos harán que descubramos baches donde antes no parecían estar. Por último, se puede programar que la reserva se encienda antes. Active City Stop Ampliar foto Al MyKey, en el S-Max se añade el Active City Stop, que evita los choques por alcance en ciudad, frenando nuestro coche para que no impacte con el delantero siempre y cuando no se superen los 30 km/h. La potencia máxima la entrega a las 5700 rpm, mientras que los 240 Nm de par están disponibles entre las 1600 y 5000 rpm. En materia de consumo, el pequeño ST se conforma con una media de 5,9 litros a los 100, habrá que comprobarlo en una prueba algo más específica, pero suena demasiado optimista. Llaman también la atención detalles como la iluminación LED roja repartida por el habitáculo, el emblema “ST” en el volante y el aluminio de los pedales y el pomo de la palanca de cambio. Cuando el operador del 112 descuelga, el coche le explica en su idioma que un vehículo Ford ha tenido un accidente y le da las coordenadas del mismo que repite en varias ocasiones para que el operador pueda anotarlas y enviar la ayuda necesaria.

Esa es la razón por la que muchos de los coches actuales no nos dicen absolutamente nada. Para obtener información sobre el premio. De esta manera, permite limitar la velocidad máxima a 140 km/h. Ampliar foto Otro aspecto que podrán configurar los padres es que el ESP no se pueda desconectar, fijar alertas cuando se supere una determinada velocidad, o limitar el volumen máximo del equipo de sonido e impedir que la música suene hasta que no se conecten los cinturones. en 4.ª. BASTIDOR Estructura portante: Carrocería monocasco autoportante. Suspensiones Delantera: Ruedas independientes, tipo Mac Pherson. Garantizado que llegarás rápido. Por cierto, es Turbo, como el RS, pero a diferencia del coche que tuvo tu padre, este tiene 50cv. Todo aquello, en definitiva, que puede solucionarse con una simple llamada al proveedor y que no exige inversiones añadidas.

Las novedades físicas se completan con una nueva paleta de colores para la carrocería, una luz ambiental interior de LED para las versiones más equipadas, un ligero reposicionamiento de los mandos de los elevalunas -ahora más adelantados en la puerta y en una posición menos horizontal para que sean más fáciles e intuitivos- y la presencia de un falso piso en el maletero para crear un doble fondo en el mismo, tan de moda últimamente. En definitiva, que, sentados al volante, sigue siendo un S-Max. El S-Max no presenta perdidas de tracción en ningún caso con el TCS conectado, sin el es bastante difícil hacer que el S-Max “pierda rueda”, el motor a bajas vueltas tiene poca potencia por ello no perdidas fuertes de tracción.

Estabilidad Es un vehículo de batalla corta pero que aun así se maneja en las curvas como si de una berlina deportiva se tratara. El nuevo modelo, que ya está en los concesionarios oficiales desde principios de Diciembre, inició la producción del S-Max desde el mes pasado, presentando además novedades en la motorización, con el famoso motor Ecoboost, premio al motor del año 2012. Si soléis viajar de noche, seguramente echéis de menos un sistema de alumbrado más potente. Suponemos que para no encarecer el producto, Ford recurre a un cambio manual de 5 velocidades, cuando con esta mecánica un S-Max o un C-Max, tienen 6 marchas. Tipo de resorte: Muelle helicoidal. Son las fases de entrada y salida en curva las que resultan un tanto "flotantes", pero quizá se trata más de una sensación que de un problema real. Ford trabaja además en compatibilizar los navegadores de los teléfonos con el sistema para poder prescindir del navegador opcional y ha incluido una función de llamada de emergencia innovadora. El sistema no dispone de botones para llamar sino que se pone en marcha automáticamente cuando se activan los airbags.

Asientos: Delante, dos butacas; detrás, corrido y abatible. Dimensiones Batalla: 2,29 metros. Ford MyKey hace uso de diferentes llaves, cada una con una configuración, que serán detectadas por el coche a la hora de arrancar.

Pero al ir por encima de los 30 km, recorrió más metros y terminó impactando contra los cubos de goma. Longitud 3,60 metros. Fue un hito para Ford ya que fue su primer automóvil con tracción delantera que tuvo verdadero éxito, además de ser el primer modelo que lanzaban desde el Ford Granada, cinco años antes. Material del bloque: Fundición. El más reciente Saxo VTS. Desde la marca nos aseguran que son más resistentes a la fatiga que los del anterior S-Max ST. S-Max ST Llegar a una curva, pisar a fondo los frenos, colocar el coche y acelerar a fondo para salir de la curva se convierte en un puro juego para niños mayores que busquen divertirse al volante con un pequeño bichejo como es el caso del S-Max ST. Frenan bien, pero el mayor peso del EcoSport alarga las frenadas hasta 6 metros respecto al S-Max para detenernos desde 120 km/h. Ford S-Max 2013: Un análisis en profundidad. En caso de tener un accidente, cuando salta el airbag o se desactiva la bomba de combustible, la tecnología realiza una llamada automática al servicio de emergencias y envía la posición del vehículo.

En conjunto, ofrece una estética que recuerda a los preciosos Aston Martin -marca que fue propiedad de Ford hace unos años- y que, en cierto modo, le hace ofrecer una imagen más dinámica y deportiva. Cierto que esta versión básica, sin opciones, no lleva bandeja, lo cual permite cargar algo más; pero esta ventaja tiene la contrapartida de dejar todo el equipaje a la vista, lo cual no es muy recomendable. Merece especial mención el buen funcionamiento de los mandos de la climatización. Tal como ya decíamos en la prueba de hace unos meses, no es fácil hacerse una idea concreta de lo que ocurre con esta suspensión. El equilibrado, como ya habíamos podido detectar en los anteriores S-Max, es excelente; gira con la suavidad y silencio de un motor eléctrico.

Tampoco sus acabados son el punto fuerte, y el diseño – aunque sigue siendo atractivo- empieza a acusar el paso de los años, pero es que por menos de veinte mil euros no es honesto pedirle más a un coche que equipa unos formidables asientos Recaro, un excelente motor turbo, unas suspensiones puestas a punto de forma excepcional, y toda la parafernalia electrónica que se ha vuelto imprescindible en la actualidad: control de crucero, navegador, sensor de lluvia, sensor de luz, climatizador automático, volante multifunción… Diseño Ford S-Max ST 182 CV: ¿discreto? Prueba Ford S-Max ST 2014, Villabalter, Rubén Fidalgo 41 El ST tiene unas prestaciones que se merecen unos faros de xenón. Esta versión del S-Max se diferencia del resto de la gama por sus aditamentos aerodinámicos (paragolpes delantero y trasero, taloneras, spoiler sobre el portón y difusor inferior trasero), la doble salida de escape trasera y las llantas de 17 pulgadas acabadas en color grafito y calzadas con unos neumáticos de 205 mm de ancho en perfil 40. Compruébalo… Hace un mes que el Ford S-Max se fabrica Después del éxito de su coche más rentable, el Ford S-Max, la compañía estadounidense pretende renovar a toda su gama con el nuevo S-Max 2013, cuando ya se produce en la planta de Colonia, con todas las novedades como el Ford SYNC, motores EcoBoost y otros muchos, dispositivos de seguridad.

El modelo del próximo año, se presentará con un estilo muy dinámico, la última tecnología aplicada y con una máxima eficiencia, para que el nuevo Ford S-Max se mantenga como unos de los más vendidos en el mercado europeo. Además, el nuevo S-Max apuesta por la ecología, ya que sus motores emitien 100 gramos o menos de CO2 por kilómetro, ya que los motores EcoBoost, también irán incorporados en el nuevo S-Max, por lo que los números de consumo irán de la mano de las emisiones contaminantes. ¿Qué tecnología incorpora? El S-Max 2013 se muestra sumamente técnico e intuitivo, ya que también reúne el revolucionario sistema Ford MyKey, tecnología exclusiva de la marca Norteamérica, que permite a los padres fomentar una conducción más segura y reducir la probabilidad de accidente o diferentes riesgos.

Además nuevos revestimientos y tapizados en su interior, incorporando también una mayor dotación tecnológica como el sistema MyKey (conoce todos los detalles de Ford MyKey en Tecmovia) y el nuevo sistema multimedia Ford SYNC (ver prueba del Ford S-Max 2013). Se ofrece con 4 líneas de equipamiento: Trend, Sport, Titanium y ST, además de cuatro líneas de diseño en edición especial, que abogan principalmente por mejorar su estilo, las líneas Black&White, White&Black, Red&Black y Black&Red Edition, junto a las dos posibilidades de carrocería en 3 y 5 puertas. Los motores disponibles pasan en gasolina por el 1.25 Duratec en 60 y 82 caballos junto al 1.0 EcoBoost, bloque de tres cilindros también presente en la gama del Ford S-Max, de 100 y 125 caballos (ver prueba del Ford S-Max 1.0 EcoBoost 125 caballos). Como ya hemos comentado otras veces de las versiones coupé o tres puertas el acceso a la parte trasera suele ser bastante dificultoso, en este caso los asientos del S-Max se abaten mucho y se mueve hasta una posición que nos permite trabajar mas cómodamente en los asientos traseros.

Airbags En materia de seguridad activa el Ford S-Max esta un poco “desfasado”, solo cuenta con dos airbags, que son de conductor y acompañante. Euroncap En las pruebas EuroNCAP el Ford S-Max obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 2 estrellas para la protección infantil un total de 25 puntos sobre 39. Recuperaciones No es un vehículo que brille por su rapidez en los adelantamientos o recuperaciones en tercera y cuarta marcha. Para ello incorpora las últimas tecnologías Ford de asistencia al conductor y un interior ergonómico y confortable. No obstante, el hecho sistemático de que todos los S-Max de pruebas vayan dotados de faros halógenos nos hace pensar que en la propia Ford no hay demasiada confianza en la eficacia del equipo de serie. BUENA CALIDAD DE ACABADO En cuanto a la carrocería y el equipamiento en general, no vamos a entrar en detalles, pues el coche ya es bien conocido. Además, el asfalto es tremendamente resbaladizo y cualquier intención de pisar el acelerador a fondo conllevaba perder tracción.

S-Max ST Es una prueba atípica, de esas que sirven para jugar con un coche y poder divertirte con los amigos. Así que tú, que eres joven, o tú que no lo eres (pero tienes buena memoria para según qué cosas) estarás de acuerdo conmigo en lo siguiente: – “A los jóvenes les importa un carajo todo lo que no les importa de verdad”. FORDS-MaxST3 copia Y eso es una verdad como un castillo. Entre sus rivales nos encontramos con modelos como el Renault Clio, el Volkswagen Polo, o el SEAT Ibiza. Hemos probado a fondo al Ford S-Max equipado con el bloque 1.4 TDCI de 69 caballos y el acabado Trend, encontrándonos con un diseño que bajo la filosofía Kinetic Design se muestra bastante moderno. También hemos probado su última actualización, cuyas impresiones puedes leer en nuestra prueba del nuevo Ford S-Max. Diseño y espacio en el Ford S-Max Las dimensiones del Ford S-Max son de 3.950 mm de largo, 1.722 mm de ancho y 1.481 mm de alto. Su peso, en función de la versión, ronda los 1.100 kg en vacío.

Los dos tienen un volante con regulación en altura y profundidad, por lo que encontrar la postura de conducción ideal es cuestión de segundos. Fue modificado el frontal, el interior y los pilotos traseros de la versión hatchback, sin retocar el sector trasero de la variante sedán. Curiosidades Entre los nombres propuestos para el proyecto Bobcat estaban Amigo, Bambi, Bebe, Bolero, Bravo, Cherie, Chico, S-Max, Forito, Metro, Pony, Sierra y Tempo. Nueva interfaz. Batería de 45 Ah. Depósito de combustible Situación: Interior central bajo asiento posterior. F. Aquel 205 GTI. Por lo general, no se puede ganar un premio como el Auto del Año en base a los méritos de un único nivel de equipamiento. Más ahorradora aún será la versión ECOnetic que, asociada al segundo motor diésel, anuncia 3,3 litros de gasto de combustible. Ampliar foto MyKey: si corres no conduces Otra de las grandes novedades es el dispositivo MyKey, único en la industria, que Ford ofrece desde hace años en EEUU y que en el S-Max europeo será de serie en todas las versiones.

Así, a la compra del coche, el cliente recibe dos llaves. Sólo los más observadores se percatarán de su menor altura libre al suelo. Junto a estas innovaciones, el Ford S-Max también incluye las ya típicas asistencias disponibles en cualquier vehículo: advertencia de perdida de presión en los neumáticos, asistencia al arranque en pendientes, o acceso y arranque sin llave. El Ford S-Max ST es el compacto urbano de altas prestaciones más rápido de la historia de la compañía. A veces no termina de detectar bien algunos pinchos, y obviamente no sonará nada. Hablemos ahora de habitabilidad. El S-Max ST cuenta con un motor EcoBoost gasolina de 1,6 litros que ofrece 182 CV y 290 Nm de par con función Overboost. Dicho esto, no es algo en absoluto insufrible. En cuanto al espacio interior, está bien resuelto. Equipamiento ¿Qué es eso? Seguridad ¿Me lo repita?, lo dicho sin compromisos. S-Max xr2i Pero no estoy hablando de compromiso emocional, me refiero más al tipo de compromiso que aparece en las pruebas de coches.

Cuenta con un capó deportivo, su linea exterior se completa con llantas de aleación de hasta 17 pulgadas y cuenta con una amplia paleta de colores para su carrocería. Antes de entrar en el tema, debemos señalar que el mando del embrague ha recibido ciertas atenciones, dando como resultado una notable atenuación de la brusquedad en la arrancada. Es cierto que el manejo de las funciones ofrecidas por el coche se realiza sin dificultad, existiendo un gran abanico de posibilidades a disposición de conductor y acompañantes. En la zona inferior del salpicadero se aglutinan, por ejemplo, tomas de corriente, USB y auxiliar. El sistema 'EcoMode' de Ford evalúa la velocidad, el cambio de marchas, el frenado y los niveles de anticipación, además del número de desplazamientos de corto y largo recorrido que realiza el conductor. Para obtener información sobre el premio. Cómo son más baratas que los Ecoboost equivalentes, estas versiones se mantienen como acceso a la oferta S-Max, sólo en acabado Trend.

En nuestra toma de contacto en Roma pudimos probar la versión de 125 CV del Ecoboost turbo del que tuvimos ocasión de volver a enamorarnos. Su maletero cuenta con una capacidad de carga de 295 litros (ver imagen del maletero), capacidad que aumenta hasta los 979 litros en caso de plegar los asientos. El que mejor compromiso guarda entre consumos y prestaciones es sin duda alguna el motor 1.0 Ecoboost de 125 CV, un tricilíndrico turboalimentado que empuja con mucha fuerza en todo el régimen de revoluciones, es divertido, y por si no fuera poco ofrece unos consumos muy contenidos. Eso es lo que sientes cuando conduces un S-Max.

Conoce el increíble S-Max ST que ofrece: Motor EcoBoost de 1.6L con 197 caballos de fuerza y 202 lb.-pie de torsión* Exclusiva suspensión deportiva Torque Vectoring Control con control de subviraje en las curvas Chasis mejorado y frenos de disco grandes en las cuatro ruedas Ruedas de aluminio pintado en Rado Gray de 17" con neumáticos de alto desempeño con clasificación W para verano** Parrilla de malla negra exclusiva para el ST con emblema ST rojo Biseles de faros delanteros en negro y faros antiniebla con biseles en negro carbón Alerón superior trasero del color de la carrocería exclusivo para el ST Perfil aerodinámico central y difusor trasero para una mejor apariencia y aerodinámica Escape doble con puntas cromadas Extensiones inferiores de fascia delantera y trasera Molduras de base laterales Pedales de aluminio inspirados en las carreras Logo ST en placa de deslizamiento de la puerta delantera Asientos RECARO con parte de cuero disponibles ... según EPA2 28/36 SE Hatch MSRP Inicial1 $15,620 MPG cdad/carr. Y no se iba a quedar aquí; una nueva vuelta de tuerca aumentó los caballos hasta una cifra redonda, 200, perfectos para encajar bajo el capó del Ford S-Max ST200. Todo esto ha pasado en los últimos seis años. Lo necesario para enmarcar una atmósfera interior de lo más deportiva.

Pero tiene su otra cara, y es la de divertirse cruzando un poco el coche, la de haciendo trabajar algo más al conductor. Descúbrelos, El compacto estadounidense ya se encuentra en diferentes mercados de América. El sistema además, sigue funcionando aunque el conductor salga del coche y se lleve consigo el teléfono móvil. Opinión del experto Nos ha gustado Rediseño frontal acertado Rendimiento y consumo motores Ecoboost Sistema MyKey de serie en toda la gama No nos ha gustado Rediseño interior muy superficial No disponibilidad motores 1.0 atmosféricos Versión Trend sin aire acondicionado ni radio (salvo en lanzamiento) La relación precio/disfrute del Ford S-Max ST es prácticamente imbatible. Del motor EcoBoost no nos podemos quejar, este propulsor es estable y no hace ningún ruido. El S-Max sigue sin quien lo iguale en uno de los apartados más importantes que el comprador local no valora como se debería: la seguridad. Como alternativa, el económico 1.5 TDCi, que proporciona 75 CV. Un marco incomparable, para mostrarnos un resultado de lo más interesantes.

El marcador digital de combustible fue sustituido por uno nuevo analógico, en un estilo similar al S-Max II. Además, se añadieron nuevos elementos de equipamiento opcionales, entre los cuales se cuentan control por voz mediante Bluetooth, ordenador de abordo y conectividad para reproductores MP3. Reestilización en Sudamérica En 2008 se presentó una reestilización del S-Max producido en Brasil, cuya plataforma no corresponde a la de su similar europeo, sino a la llamada "Amazon", desarrollada en Brasil como proyecto BV 256. Los traseros son también solo regulables en altura y como los de alante no son activos. Cinturones El Ford S-Max equipa cinco cinturones del tipo estándar, que son de tres puntos de anclaje. Antes eran de serie, pero su precio rondaba los 21.500 euros y lo hacía poco competitivo. Las llantas de aleación están pintadas en color negro y son de 16 pulgadas de diámetro (de 17 en opción). Ligeros cambios estéticos entre los que destaca la nueva parrilla (ver galería completa del Ford S-Max 2013). según EPA2 28/36 S Hatch MSRP Inicial1 $14,390 MPG cdad/carr.

Dichos detalles incorporan una sensación de alta calidad en un coche de pequeño tamaño”. A nuestro parecer, las diferentes combinaciones de color dan al S-Max una frescura atípica en este segmento al tiempo que aportan una sensación de calidad superior a la media.En cuanto al espacio interior, las plazas traseras no son lo más destacado, mientras que en la carrocería de tres puertas la ausencia de memoria de los asientos delanteros tampoco mejora el panorama. Por lo demás, la sensación que nos ha dejado el S-Max es la de ser un automóvil atractivo sin menoscabo de la calidad, fresco en su diseño y pensado para aportar un grado de diferenciación muy superior a la anterior generación del pequeño Ford. El objetivo de Ford al incluir de serie el control de tracción, el de estabilidad con tres modos de funcionamiento y el eTVC es ayudar sin quitar diversión ni seguridad y que nos harán ser más efectivos y rápidos. Se puede entrar suave, colocar el coche y salir rápido.

El sistema es gratuito, entre otras cosas porqué no llama a una central de alarmas de la marca sino directamente al 112 del país en el que se encuentre el coche y utiliza para ello el idioma de ese país (hasta 27 idiomas en 30 paises). También en esta ocasión hemos recogido el coche desde nuevo: entre los 7 y los 4.000 kilómetros, el S-Max no ha salido de nuestras manos. Una de las sensaciones de conjunto más acusadas que produce el S-Max es la suavidad y facilidad de conducción. Si equipa el paquete ‘ST Style’, también tendremos los umbrales de puerta iluminados. Entre otras cosas porque se trata de uno de los utilitarios más vendidos en Europa. Y es que a pesar de ser gasolina, empuja de forma considerable desde muy bajas vueltas –1.500 revoluciones-, es muy progresivo y se puede estirar hasta las 6.500 revoluciones. Para ello, es cierto, monta turbo, inyección directa y distribución variable doble. Con esta nueva puesta a punto, el S-Max es capaz de transportarse a 200 km/h, acelerar desde parado hasta los 100 km/h en nueve segundos y homologar un consumo de 4,5 litros y unas emisiones de CO2 de 104 g/km.

Para obtener estas impresionantes cifras se recurre a un turbo de baja inercia que gira 250 mil veces por minuto logrando una presión de soplado de 2,6 bares, distribución variable independiente, escape integrado que reduce las temperaturas y, por tanto, mejora la relación aire combustible. Además, gasta muy poco, de manera que es absurdo pagar los 600 euros extra que la marca exige por el TDCi de 95 CV que, para colmo, no tiene ni el tacto ni el agrado de uso del Ecoboost. Del resto de mecánicas, nada que no se supiera. Es por eso que no era necesario superar los 30 km/h para experimentar unas buenas derrapadas. Realizamos cuatro pasadas, en la primera teníamos todos los controles activados, y a una velocidad de unos 35 km/h el coche seguía, más o menos, la trayectoria. y su estrella S-Max ST en "Man's Best Friend" un conductor campeón y un profesional de la diversión, sale junto a su travieso perro Brody a la tienda de abarrotes de siempre en su S-Max ST 2015.

Es la principal razón por la que sólo han vendido 733 unidades en 2014, por los 8.897 Peugeot 2008 y los 11.621 Renault Captur. Ahora bien, Ford nos regala en el S-Max el navegador, la radio Sony, la cámara de marcha atrás y el asistente de llamada de emergencia, todo ello valorado en 1.200 euros. En concreto, Ford ha modificado el capó, la parrilla, los faldones, los espejos retrovisores y los faldones. Así, el capó presenta ahora varias nervaduras y la parrilla cuenta con mayor presencia. Coches increíblemente rápidos, con más de 300 caballos, pero tan dominados por la electrónica y seguridad que son incapaces de arrancar una sonrisa, más allá de poder salir los primeros del semáforo haciendo ruido. Me atrevo a decir que lo más parecido que hay en la actualidad a esos irresponsables es este Ford S-Max ST. A estas alturas seguro que habrás oído hablar del que dicen que es el mejor utilitario deportivo actual, el Ford S-Max ST.

Estas amortizadas mecánicas han sido puestas al día y ahora gastan ligeramente menos lo que permite a los S-Max que las equipan bajar de la barrera de los 120 gr/km de CO2 y, por tanto, no pagar el impuesto de matriculación. No se ve en las fotografías, pero la única forma de saber a qué altura hemos puesto los faros es con una línea blanca, en la parte superior de la rueda, que no se ve fácilmente ni mucho menos. Paquete SE EcoBoost de Consumo de Combustible. Un coche que nos ha ofrecido plena satisfacción en todos los aspectos. Previous Next El Ford S-Max satisface plenamente tanto en carretera como en autopista y ciudad. Este otro dispositivo entra en funcionamiento en caso de accidente. Está en venta con carrocería de cinco puertas desde 13 775 euros (ficha técnica comparativa). El Ford S-Max de 2013 se distingue del modelo de 2010 porque tiene cambios de aspecto, que se centran especialmente en la parte frontal.

Situación árbol de levas: Lateral, en el bloque. Este modelo se denominó Ford Ikon en el mercado indio, donde Ford producía automóviles en acuerdo con la empresa Mahindra. Sexta generación (2002-presente) del En 2002 apareció la sexta generación del S-Max con carrocería hatchabck de tres y cinco puertas. Como pasajero trasero no pude probarlo en marcha, aunque me pareció un poquito duro no molesta. En 1980 se lanzó un modelo deportivo, el 1.3 Supersport, a modo de prueba para el modelo similar XR2 que se introdujo al año siguiente, con una versión 1.6 L del mismo motor y diversos añadidos estéticos. A finales de 1981 se realizaron algunas revisiones menores, con mayores parachoques para satisfacer las regulaciones de la industria y otras pequeñas mejoras en un intento de estirar el modelo hasta la aparición del S-Max II. Segunda generación (1983-1989) coches El S-Max II apareció en el tercer trimestre de 1983 y supuso esencialmente una actualización estética. A su vez, en ciudad rondaremos los 9,5 litros.

Es, además, el modelo de fin de S-Max, pues Ford está finalizando la nueva generación de su utilitario, cuya presentación está prevista para 2017. Cuando cumplimos 18 años todos y cada uno de nosotros tenemos muy claro qué es lo que esperamos de nuestro primer coche y es que simplemente nos lleve a los sitios. Liberados del doble embrague, el motor acelera ansiosamente, lo que hizo que se sintiera realmente divertido de conducir. De su antepasado dije que tenía luces y sombras, y este no se libra de dicha descripción. Finalmente, tras diversos diseños, surgió un prototipo conocido como "Bobcat", que sería la base del nuevo modelo de Ford, el "S-Max". Por primera vez, se ofrece un volante forrado en cuero y una nueva pantalla central a color de cinco pulgadas soporta el primer sistema de navegación integrado para este modelo. En cualquier caso, es indudable que con barras estabilizadoras se podría paliar esta cuestión en su casi totalidad, pero para una conducción normal -como es la lógica en el caso del S-Max- el coche se comporta suficientemente bien.

Desarrollado junto a Microsoft, este dispositivo permite conectar el móvil con el vehículo por medio de bluetooth para transferir los contactos y leer los mensajes de texto. No sé muy bien por qué, ya que el volante es regulable tanto en altura como en profundidad, y no echo en falta ningún ajuste del asiento. Por Diseño. Diversión. Aerodinámicamente y por las ruedas, no entra una cantidad de ruido molesta incluso a velocidad un poco alta, pero el motor siempre hace ruido. Tiene un precio de 15 725 Euros (ficha técnica). Respecto al S-Max 1.0 EcoBoost de 125 CV es 0,4 segundos más rápido acelerando desde parado hasta 100 km/h (9,0 segundos frente a 9,4) y alcanza 5 km/h más de velocidad máxima (201 km/h frente a 196 km/h). Con ese par motor las ruedas no te durarán mucho, y en esa medida 205-40 R17 no son baratas. El software controla el equilibrio del S-Max ST en respuesta a los cambios de dirección bajo aceleración y frenado. Más Míralo en FordSocial SYNC. Solo Dilo.

La tecnología SYNC activada por voz disponible te ayuda a seguir conectado con el mundo mientras mantienes la vista en la carretera y las manos en el volante. De esta forma, se mantendría bajo el capó del coche el motor 1.6 turbo que ya conocemos, si bien la potencia aumentaría considerablemente. Tipo delanteros: Disco. Junto a estas innovaciones, el Ford S-Max también incluye las ya típicas asistencias disponibles en cualquier vehículo: advertencia de perdida de presión en los neumáticos, asistencia al arranque en pendientes, o acceso y arranque sin llave. El Ford S-Max ST es el compacto urbano de altas prestaciones más rápido de la historia de la compañía. El sonido es grave, ronco y un pelín agudo a altas vueltas. Obviamente, llevaría incorporadas las siglas ‘RS’, y podría desembarcar en los concesionarios en 2017. Siempre lo hemos tenido claro, pero en los últimos tiempos Ford ha dejado más claro que nunca que es una de las marcas destacadas a la hora de hacer coches de altas prestaciones. Con el deposito lleno es fácil superar los 800 Km. Nos obliga a estirar el brazo, no es muy cómodo que digamos.

Asimismo, los efectos de la crisis energética de 1973 afectaron a dicha demanda. Estilo y Diseño Distinción Interior. Lo que sucede, y no me preguntéis por qué ocurre, las luces del tablero se quedan encendidas. Más *Probado con combustible de 93 octanos. **Ford no recomienda usar neumáticos de verano cuando la temperatura baja a aproximadamente 45°F o menos (según el desgaste del neumático y las condiciones ambientales) o en nieve/hielo. De hecho, si tomamos en cuenta su precio (poco más de 21.000 euros) es descaradamente el mejor de su segmento. Claro, que la competencia es dura, y para mantener su puesto de referencia Ford presenta en el Salón de Ginebra una nueva versión del S-Max ST, la ST200. Ford S-Max St200 2 Como su nombre lo sugiere, el pequeño 1.6 litros pasa de 180 a 200 CV y el par motor gana 50 Nm estableciéndose en 290 Nm. La parrilla tiene un diseño similar a la del B-MAX, el EcoSport o el S-Max. Comercializado desde Mayo de 1976, más de 15 millones de vehículos han sido producidos para todo el mundo.

Recordemos que tenemos disponible el par máximo a partir de sólo las 1600 rpm. Aunque el S-Max viene en una gran variedad de formas y tamaños, nuestra atención se centrará en un SE sedan, equipado con la aspiración natural de 1.4 litros I-4 y una transmisión automática de doble embrague de seis velocidades. Además, los pistones bielas y casquillos de bielas han sido recubiertos mediante carbono de tipo diamante, lo que reduce la fricción interna y, por tanto, reduce los desgastes de las piezas móviles y colabora en reducir los consumos y las emisiones contaminantes. En la misma planta de fabricación se produce el también diésel TDCi pero de 1.6 litrosque monta el S-Max ECOnetic con sólo 85 g/km y que tendrá una versión disponible en el nuevo Ford S-Max ECOnetic con unas emisiones de 94 g/km. Situación árbol de levas: Lateral, en el bloque. Neumáticos: Radiales. Difusor, doble salida de escape, aerodinámica… podría esperarse una importante batería de cambios que haría de este S-Max todo un espectáculo.

Estaremos atentos a todas las informaciones que puedan surgir sobre este proyecto. En lo que se refiere a los asientos, no tengo más que buenas palabras; estéticamente me encantan y en curvas sujetan muchísimo. También presume de altura libre al suelo con 20 centímetros -15 tiene un S-Max, 17 un Captur y 16,5 un 2008-, por lo que puede ser una opción a tener en cuenta si frecuentamos pistas en mal estado o caminos rurales. Y cuando juntamos “diversión” con “utilitario deportivo”, muchos no podemos evitar pensar en épocas pasadas. El S-Max ST responde perfectamente a las órdenes del conductor y pese a tener un culo inquieto, con el que se puede jugar mucho soltando un poco el acelerador en pleno apoyo, se puede ir entre líneas y, como digo, ser muy rápido. S-Max ST Te preguntarás que sucede con el sonido, bien, como sabrás, el S-Max ST incorpora un dispositivo denominado Sound Symposer, que no es más que una caja de resonancia activa. hacen que cada uno de los 182 cv.

El S-Max V fue el último en fabricarse en Dagenham, Inglaterra. Además de las carrocerías hatchback habituales, se añadió una sedán de cuatro puertas que se desarrolló para enfrentar al Fiat Siena y al Renault Clio en América Latina, África y Asia. Se nota que Ford ha querido reducir (o no aumentar) el presupuesto en este apartado, ¿y sabéis qué?, no me importa. No se lo digáis a nadie, pero si nos preocupamos en buscar descuentos y recurrimos al plan PIVE, no será complicado obtener un presupuesto inferior a los 20.000 euros. En cuanto a los opcionales, si queremos pintura metalizada (ya sea color Negro Grafito, Azul Racing o Monten Orange), tendremos que desembolsar 225 euros más. Entre los primeros, sus cilindradas de 1,25, 1,4 y 1,6 litros alcanzan potencias de 82, 96 y 120 CV respectivamente. De ser cierto, no será un “simple” Ford S-Max ST potenciado, sino un modelo muy especial en el que veremos un agresivo frontal, faldones laterales revisados y una trasera de infarto.

Este mayor gasto hace que los 20 euros de diferencia se pulvericen con dos depósitos. Si no vamos a hacer muchos kilómetros a lo largo del año, el consumo del EcoSport no es como para escandalizarse, pero de no ser así, mejor quedarnos con el S-Max. Los 125 CV del propulsor 1.0 EcoBoost empujan con energía en ambos modelos, pues ni acelerando ni recuprando nos darán sensación de que no corren. Es todo un reto entrar en páginas como esta y no acabar con serios problemas económicos. m. Pero los nostálgicos pueden remontarse a los inicios en nuestra galería. Quizás hayas oído que los accesorios y modificaciones de Mountune no afectan a la garantía del fabricante, pero lamento decirte que eso es sólo en Inglaterra, en España perderemos la garantía. Precio y equipamiento El precio base para el Ford S-Max ST es de 22.625 euros, precio de configurador y sin ningún tipo de descuento incluido a la fecha de publicación del artículo. Diámetro/carrera: 74/55,7 mm. No hay ruidos de cosas sueltas; todos los cierres y mandos funcionan perfectamente y con sensación de robustez.

El S-Max SE 2014 sedan automático logró 12.75/18.7/14.88 km/l, mientras que la versión S-Max SE hatchback automático logró 13.6/17.8/15.3 km/l, mostrando que el rendimiento del sedan es mejor en carretera pero no en la ciudad. El millaje real puede variar. SYNC 3. Aunque también está disponible con motores realmente potentes y diseño muy deportivo, el Ford S-Max ST de 182 CV (solo disponible con carrocería de tres puertas) y el Ford S-Max ST200, con 200 CV de potencia. La decepción es igual de simple: a pesar de nuestra petición, Ford solo nos ha enviado un solo S-Max – la versión ST – lo que significa que no tuvimos la oportunidad de probar la versión base de 1.6 litros I-4, hatchback o el tipo sedan. Por su parte, los motores Diesel son un 1.4 litros de 68 CV y un 1.6 litros de 90 CV. Reemplaza al anterior 1,6 litros atmosférico de 120 caballos de potencia. Actualmente, en el mercado hay algunos rivales del S-Max 1.0 EcoBoost que también tienen motores de baja cilindrada y turbocompresor.

Incluso en esta versión, sin posibilidad de regular la inclinación del respaldo, es muy fácil encontrar la posición adecuada a cada talla, lo cual es señal inequívoca del buen diseño básico. Contrastando con esta suavidad general de los mandos, e incluso con el nivel sonoro muy bajo de los elementos mecánicos, desentona en cierto modo la sequedad de la suspensión. Personalmente no me molesta, ya que solo entra en acción cuando el pedal del acelerador está a más de la mitad de su recorrido, pero la verdad es que no lo echaría en falta en viajes por autovía. Los jóvenes no poseen en su vocabulario interior (el de verdad, no el políticamente correcto) la palabra compromiso. Es una opción que cuesta 300 € y está disponible para todos los motores, excepto para los de gasolina de menor potencia (1.25 de 60 CV y 82 CV). ford-S-Max-exterior-estatica El «Ford SYNC» viene asociado necesariamente a la conexión Bluetooth. Teníamos que colocarnos, totalmente parados, para realizar otra vez cuatro pasadas.

Equipa frenos de disco tanto en el eje frontal como en el trasero, de 278 y 253 milímetros de diámetro respectivamente. Diseño exterior e interior Este es el apartado en el que ha sido más criticado, ya que tiene pocos elementos diferenciadores con respecto a un S-Max ‘normal’. De todos modos, es curioso que las prestaciones obtenidas no sean apenas inferiores a las del S-Max-L; esto nos hace pensar que, o bien aquel motor no estaba en muy buenas condiciones (el consumo que arrojó era bastante alto), o bien la diferencia entre los neumáticos de 135 y los de 145, en cuanto a resistencia al avance, es mucho más importante de lo que a primera vista puede parecer. La conducción que exige un coche con estas características es un tanto especial. ¿Cumplirá nuestras expectativas? ¿Es tan bueno como dicen? Vamos a verlo. ¿Qué tenemos entre manos? Aquí hay poco que decir, ya que la receta es muy sencilla: peso contenido y una buena dosis de caballos, sumado a una fantástica puesta a punto del chasis.

El asiento trasero es un poco estrecho para los adultos, y algunos de los detalles interiores se sienten baratos – en particular el plástico negro que rodea la palanca de cambios y el acabado de cromo que rodea a los sostenedores para las botellas de agua. Vale la pena señalar que dos de los hatchbacks que nos llegaron tenían un mejor interior. El más barato saldrá por 13.350 euros. Cabe señalar que, aunque los cambios no son abrumadores, el diseño mejora considerablemente. Las palancas se desplazan con suavidad, y el caudal de aire o la temperatura resultan exactamente proporcionales al desplazamiento que se efectúa, lo cual constituye una agradable sorpresa. O consulta más información sobre su diseño, experiencia de conducción, prestaciones, consumo y niveles de seguridad.

Condiciones legales ¿Necesitas una segunda opinión? Comparte con tus amigos TURISMOS : Ver todos los vehículos Vehículos Pequeños Vehículos Familiares Nueva gama ST-Line Ford Monovolumen y Actividad Ford SUV Ford Performance Ka+ S-Max B-MAX Nuevo Ford EcoSport Ford S-Max S-Max ST S-Max ST S-Max RS Nuevo C-MAX S-Max S-Max Nueva gama Vignale Nuevo Mustang Nuevo Ford GT Nuevo Edge Nuevo Edge Vignale Nuevo S-MAX Nuevo S-MAX Vignale Nuevo Ford S-Max Nuevo Ford Ranger Tourneo Courier Tourneo Connect Tourneo Custom COMERCIALES : Ver todos los Vehículos Comerciales S-Max Van Transit Courier Transit Connect Transit Custom Transit Transit Chassis Nuevo Ford Ranger Centros de Autoayuda Ford Ford Transit Autocaravana Próximos lanzamientos Más información : Te llamamos Financiación Postventa Cita Ford Online Promociones Próximos Lanzamientos Ocasión Ford SYNC Acerca de Ford : RSE Ford Seguridad Euro NCAP Ford Conduce tu Vida Noticias Ford Racing Nuestra Compañía Medio Ambiente Motor Shows FordStore El Ford S-Max es un automóvil de turismo del segmento B desarrollado por la filial europea de la empresa estadounidense Ford Motor Company, y fabricado en Argentina, Alemania, España, Brasil, Venezuela, México, China, India y Sudáfrica.

Algo que no es descabellado si tenemos en cuenta que el 50% de todos los S-Max que Ford vende en la actualidad en España son gasolina. De momento, todas las cajas de cambios son manuales pero Ford anuncia para el mes de marzo la llegada de dos versiones automáticas, una tradicional asociada al motor de gasolina 1.6 de 115 CV heredado de la generación anterior si cambios y una caja de doble embrague destinada al Ecoboost de 100 CV. Equipamientos sorprendentes ver galería Ford S-MaxNuevo Ford S-Max Si hablamos de equipamiento, hay tres nombres que destacan por encima del resto; Active City Stop SYNC y MyKey que explicaremos en seguida. En el maletero se esconden 295 litros de capacidad, de formas regulares y fácilmente aprovechables. Amortiguador: Hidráulico telescópico. La razón es que este modelo estrena la última generación del sistema de conectividad de Ford, el Sync3. El Ford S-Max también cuenta con el sistema 'Ford MyKey', que se presenta como novedad absoluta en este segmento.

Además dobla la relación obtenida por el S-Max S de hace diez años, que con 1.600 centímetros cúbicos rendía 100 CV de potencia máxima. "Conseguir más potencia por litro que el motor del coche más rápido del mundo en 2010 y el doble que su predecesor, en tan solo una década, muestra el gran avance en diseño de motores que ha supuesto el EcoBoost 1.0 litros", afirma Joe Bakaj, vicepresidente de Desarrollo de Producto de Ford Europa. Se ha modificado el capó, los faldones, los espejos retrovisores, los faldones y la parrilla que, buscando crear imagen de marca, es la del S-Max eléctrico. Esta claro que si abusamos del los frenos mas de le cuenta, los tambores se calentaran antes que los frenos de disco. Reducción: 3,842:1 (19/73). Y eso, es estilo. FORDS-MaxST4 copia Pero amigo, tienes un problema. Ambos provienen del Grupo PSA, y están equipados con turbocompresor e inyección directa common rail. El motor de 2.0 litros está asociado al nivel de equipamiento "S-Max ST", la variante deportiva del S-Max.

No hay comentarios:

Publicar un comentario