domingo, 6 de mayo de 2018

Taxi, VTC, uber y cabify

Decretazo. Rescate. Ley anti Uber. Blindaje al taxi... Se le ha llamado de todo. El real decreto ley aprobado por el Gobierno a finales del mes pasado ha generado un cisma en el sector que aún colea. Algunas asociaciones mayoritarias del taxi (cómo Élite, en Barcelona) cargan contra otras (Fedetaxi, en Madrid) por aliarse con las "cucarachas" de las VTC. Y en este bando, Cabify y Uber también han acabado enfrentándose al pedir el primero que las cosas se queden como están y el segundo todo lo contrario, la plena liberalización. No está claro qué bando saldrá más beneficiado a largo plazo, si el taxi o las VTC, pero sí quién ha salido ganando de inmediato con la polémica normativa del Gobierno: una lista muy selecta de inversores millonarios.

Durante los últimos dos años se ha producido una auténtica orgía financiera de creación de sociedades, compras, ventas y cambios accionariales con un solo objetivo: posicionarse mejor que nadie en la gestión de licencias VTC para operar con Uber y Cabify. Empresarios e inversores vieron en esta actividad un filón millonario. Y no se equivocaron. El sector ha quedado ahora repartido entre cuatro grandes empresas con un puñado de accionistas de lujo, aunque todo empezó con un hombre.

Cuenta atrás para el Gobierno: Uber se prepara para barrer al taxi con 30.000 VTC

Fomento ha esperado tanto a resolver el conflicto del taxi que ahora se encuentra con un problema: 30.000 licencias VTC que podrían entrar en vigor por una carambola judicial

Este empresario malagueño del transporte fue el primer 'visionario' en hacer caja. Presidente y propietario de Ares Capital junto a su hermano llegó a acumular un total de 4.000 licencias VTC con un valor de entre 50.000 y 60.000 euros cada una que vendió a comienzos de este año al fondo King Street Capital. Es decir, entre 200 y 240 millones ingresados de un plumazo, el mayor 'pelotazo' hasta la fecha. Sirvió para que King Street entrara a funcionar a través de la empresa Moove Cars, que ya se ha convertido en el mayor operador de permisos VTC en España y ha espoleado al resto a mover ficha y configurar el actual puzle de sociedades.

Es un entramado en el que compiten desde exjefes del taxi a los fundadores de Tuenti y a los que el Gobierno ha acabado protegiendo de rebote con su decreto ley, saltándose incluso al Supremo y a su esperada sentencia liberalizadora que ahora quedaría sin efecto.

No lo voy a negar, estábamos acojonados. Si hubiera habido liberalización el valor de las licencias se habría desplomado

"No lo voy a negar, estábamos acojonados. Si hubiera habido liberalización el valor de las licencias se habría desplomado. También es verdad que contábamos desde hace meses con que el Gobierno aprobara esa ley. Se había comprometido a proteger al taxi y la única forma era con una normativa que, de paso, protegía nuestra inversión. Todos contentos", explica uno de los directivos clave del sector que exige anonimato para hablar. Y tan contentos: solo el valor estimado total de esas licencias VTC ronda los 450 millones de euros. ¿De dónde sale la cifra?

Su negocio de las licencias VTC.

Existen en total de 10.000 permisos en manos de los que ahora son los cuatro mayores operadores: Moove Cars (5.000 VTC), Auro New Transport Concept​ (antes Gestaxi, con 2.500), Vector Ronda (1.500) y Cibeles (1.000). La mayoría aún no están operativos a la espera de flecos administrativos, pero lo estarán a lo largo del año. El valor de cada permiso en Madrid y Barcelona puede llegar a los 60.000 euros. En otras comunidades las diferencias son abismales: desde Asturias o Galicia, donde una licencia VTC puede costar solo 5.000 euros hasta los 200.000 de Ibiza.

"Fuera de Madrid y Barcelona nosotros trabajamos con una media de valor cercano a los 30.000 euros por título", asegura un inversor del sector. El dato lo corroboran otras fuentes consultadas. A nivel agregado, por tanto, se estima que la mitad de las 10.000 licencias en juego valen ahora esos 60.000 euros, mientras que el resto, de media, rondaría los 30.000. O lo que es lo mismo: las cuatro compañías que ahora controlan los Uber o Cabify en los que viajas se reparten un pastel que, solo en licencias, asciende a 450 millones de euros.

Banqueros y los exTuenti, a por las VTC

Moove Cars ha sido el último operador en consolidarse y aspira de hecho a ser el gigante de las VTC. Su gran baza: 5.000 permisos (4.000 comprados a Ortigüela y 1.000 a través de otras transacciones) que operará casi de forma exclusiva con Uber. Detrás de la empresa se encuentran hasta nueve accionistas, entre ellos algunas de las principales fortunas de nuestro país, como su presidente presidente en España del banco de inversión Lazard, expresidente de Recoletos y Vocento y cuñado del fallecido Emilio Botín.

Junto a otros empresarios de negocios tradicionales y ajenos al mundillo tecnológico han entrado en Moove. Destaca consejero delegado del gigante del acero Gonvarri (entre los 100 más ricos de España) y directivos del fondo de inversión Torreal, propiedad de la familia Abelló. Con este músculo financiero y el apoyo del fondo King Street Capital, Moove espera llegar en los dos próximos años al 20% de cuota de mercado y a unos 10.000 empleados.

La competencia directa, curiosamente, les llega de algunas de las 'fortunas tecnológicas' más destacadas del país:  Estos inversores y emprendedores se han asociado durante el último año al exjefe del taxi, Presidente de la Asociación Gremial del taxi de Madrid entre 2007 y 2009, Parrondo fue desde entonces solicitando y adquiriendo permisos VTC hasta conseguir unos pocos cientos que le sirvieron para atraer inversión y seguir creciendo.

El exministro de Energía, Turismo e Industria, conversa el fundador de Tuenti, en un encuentro en 2014.

Considerado entre los taxistas como un "traidor" y un "especulador" por saltar de dirigente del taxi al enemigo, a empresario de las VTC, participa ahora en múltiples sociedades que poseen y gestionan permisos para operar con Uber y Cabify. La mayor es Auro New Transport Concept (antes Gestaxi), que posee 2.500 licencias. En ella Parrondo es presidente y consejero delegado pero, según fuentes conocedoras del reparto accionarial, no es el principal dueño tendrían alrededor del 15% cada uno y el resto de socios participaciones inferiores.

Cibeles, con 1.000 licencias VTC en su poder, es la otra sociedad en la que Parrondo figura como presidente. En ella también participan, además  a través del fondo Kibo Ventures. Igual que ocurre en Auro, Zaryn y Félix son los dos principales socios. Consultados por este periódico, algunos accionistas de Auro y Cibeles prefieren no hablar ni que nadie les vincule a esta actividad.

Expresidente ejecutivo de Tuenti y cofundador de Idealista, también invierte en el negocio de las VTC.

"Invertí en licencias VTC como podía haber invertido en pisos en París. En serio, prefiero no comentar nada del tema", señala uno de los inversores contactados. "Vimos un negocio muy bueno, con unas rentabilidades altas y decidimos probar. La idea es seguir en ello a largo plazo", explica  quien niega tener una de las participaciones más amplias en Auro y Cibeles o que ambas dispongan de hasta 3.500 permisos. Otros accionistas de ambas sociedades consultados confirman, sin embargo, tanto el reparto accionarial como el dato de licencias VTC.

De vender Pepephone a aliarse con Cabify

El cuarto jugador en discordia no es menos poderoso: Vector Ronda. Constituida en 2015 como filial de Cabify (participada a su vez por el fondo Seaya Ventures,  al frente, hija del presidente del BBVA), recibió una potente inyección de capital a finales de 2017 procedente de GAT Inversiones. El fondo, controlado por el exdueño de Pepephone, aportó en total 30 millones de euros y Cabify 20. Se creaba así otro de los competidores de referencia que aspira a dominar el sector de las VTC en España.

Junto a socios mayoritarios, son los otros dos accionistas clave en Vector en representación de Cabify. La compañía cuenta ahora mismo con 1.500 licencias que pondrá paulatinamente en marcha este año con una ventaja: el 75% de las mismas son para operar en Madrid y Barcelona, las ciudades con mayor demanda. Moove Cars está justo en el otro extremo, la mayoría de sus licencias son para operar en otras CC.AA. con menor tirón y, por tanto, tienen menos valor.

En total, y según datos de Registro Mercantil y facilitados por hasta 10 fuentes consultadas, 26 accionistas controlan el total de estas cuatro sociedades cuyas 10.000 licencias suman de forma agregada un valor de 450 millones de euros. A ellas hay que añadir múltiples empresarios que poseen pequeñas cantidades de licencias listas para vender y operar. Uno de ellos es presidente de Unauto, la patronal de las empresas de VTC, que cuenta con 250 permisos valorados en más de 12 millones de euros.

Todos ellos son, en definitiva, los verdaderos ganadores del 'decretazo' del Gobierno, que ha protegido no solo el valor de los permisos, también la actividad diaria que genera una enorme rentabilidad.

"Por cada coche que operamos obtenemos limpios cada mes entre 1.000 y 1.500 euros. Eso es una vez descuentas todos los gastos: sueldos a conductores, comisiones a Uber y Cabify, seguros... todo. No está nada mal", dice uno de los inversores consultados. Otro, perteneciente a una compañía rival, coincide: "Esos son exactamente los números que barajamos, una rentabilidad media de unos 1.250 euros en Madrid y Barcelona. En otras comunidades la cifra baja mucho pero, por poner una media, creo que estaría entre los 700 y 800 euros".

¿Por qué nos tenemos que justificar? Somos inversores que nos estamos jugando el patrimonio. Es lógico que un Gobierno quiera apoyarnos

Traducido: para una firma como Vector Ronda, con 1.500 licencias, el 75% de las cuales se ubica en Madrid y Barcelona, esto significa una rentabilidad neta de unos 20 millones de euros anuales. De forma agregada, se estima que los cuatro operadores de VTC generarán muy pronto unos beneficios netos anuales de más de 115 millones de euros. ¿Negocio redondo? "A ver, sí, es jugoso, pero tampoco nos ha tocado la lotería. Si tienes en cuenta que las licencias nos han costado entre 50.000 y 60.000 euros cada una, al final estás hablando de un margen anual de entre un 20% y un 25%. No está mal, pero tampoco es para volverse loco dada la incertidumbre jurídica", explica uno de los inversores consultados.

Protesta del taxi contra Uber y Cabify el pasado noviembre.

Esta misma fuente señala a quien de verdad cree que ha dado un "pelotazo" y "especulado" con las licencias VTC, igual que ocurrió en su momento con el taxi: "Ellos han obtenido licencias al precio administrativo, 32 euros, y las han vendido luego a 50.000 y 60.000 euros. Son especuladores natos y han manchado al resto del sector. Ahora todo el mundo cree que los que hemos entrado más tarde hacemos lo mismo. No es cierto. Hemos comprado a esos precios tan elevados y ahora buscamos obtener una rentabilidad. Y crear empleo. ¿Por qué nos tenemos que justificar? Somos inversores profesionales que nos estamos jugando el patrimonio en esto. Es lógico que el Gobierno quiera apoyarnos".

¿Tanto como para saltarse al Supremo ante una más que posible sentencia liberalizadora? "Esa liberalización solo interesaría a Uber. A nadie más. Van diciendo que si eso ocurre bajarían los precios hasta un 30% y ganaría el consumidor. Vale, ¿y qué pasa, por ejemplo, con los sueldos de los conductores? ¿También los bajarán un 30%? ¿Y la seguridad de los coches?", señala un inversor. "El Gobierno tenía que proteger al taxi y resulta que la mejor forma de hacerlo nos beneficiaba a nosotros también", explica otro accionista consultado. "Nos arriesgamos, y ganamos".

 “Quien de verdad cree que ha dado un "pelotazo" y "especulado" con las licencias VTC, igual que ocurrió en su momento con el taxi: "Ellos han obtenido licencias al precio administrativo, 32€, y las han vendido luego a 50.000€ y 60.000€”

Debería de liberalizarse el mercado. Dejar de expedir licencias de taxi o VTC y eliminar la necesidad de tener una. Son totalmente innecesarias. La gente cogerá sólo "taxis" de empresas que mantengan una reputación como Uber o cabify. Bajarán los precios, que pagamos los usuarios a precios artificialmente altos por la reducción de la oferta. El monto gordo que alguien se lleva calentito consiste en los impuestos que no tributa Uber en España por medio de las trampas típicas de ingeniería fiscal utilizadas por las multinacionales (declarar pérdidas en España comprando los vehículos en Irlanda, declarar como multinancional en Delaware o vete a saber qué). Esto unido a la sobreexplotación y condiciones leoninas a las que someten a los conductores es una clara competencia desleal contra los taxistas. El tema es que aparte de las licencias de taxi que se traspasan entre particulares al módico precio de 200 k€ (pagando una tasa al ayto.) están los ayuntamientos que subastan nuevas licencias de taxi con un precio de salida desorbitado y adjudicándosela a quién más pague. Cambiar el sistema de licencias no es sencillo.

Y Uber y Cabify para mi no tienen buena reputación, han aprovechado unos huecos legales para hacerse con un montón de licencias con las que ganar dinero moviendo aún más coches y en algunos casos aparcándolos para esperar a sus clientes en medio de paradas de autobuses interrumpiendo el tráfico. "Ellos han obtenido licencias al precio administrativo, 32 euros, y las han vendido luego a 50.000 y 60.000 euros." Este es el problema, mientras se permita especular con el derecho a trabajar en los servicios públicos, la tendremos liada, si hay más oferta que demanda o se subasta el permiso de forma periódica ( pero nunca eternamente) o se pide el mejor servicio y calidad o una mezcla, pero regalar un pastizal a los especuladores es dantesco. perdona, creo que he mi comentario repite tu argumento (lo debo haber escrito a la vez) es difícil estar atento de nuevos comentarios, de hecho somos tres que hemos apuntado en un par de minutos al mismo tema.Sentido común. Las licencias deberían estar a nombre del taxista, y no poderse transmitir, de la misma forma que tampoco puedes venderle a nadie tu carnet de conducir. ni eso, ¿porque darle a nadie un permiso prioritario y eterno para trabajar sin valorar su cualificación, y mantenimiento de capacidades a lo largo de los años? Emisión periódica de licencias por 3 o 5 años a los mejores y de entre estos por subasta, como ocurre con otros servicios como puestos de venta ambulante o similares. teniendo en cuenta el periodo de amortización de la inverersión y el periodo de amortización

Si un taxi se amortiza en 5 años (por ejemplo), la licencia hay que renovarla cada 5 años, si es cada 8, cada 8. solo amortizar? Habrá que ganar algo ¿no? Cada vez que veo una noticia así me queda la amarga sensación de que las leyes se hacen "mal" a propósito, que pudiendo hacer leyes sensatas y bien planteadas directamente se prefiere hacer leyes que permitan especular y forrarse a sus amiguetes y con agujeros para que llegado el caso se las pueda saltar quien convenga. :-/

Que igual esto es así desde antiguo y es cosa mía haberme caído ahora del guindo eso también creo yo, aunque caí del guindo en 2009 Y hagamos lo mismo con bomberos, policías, médicos... El taxi (aunque a algunos nos parezca un timo y un servicio, por lo general, nefasto) es un servicio público.

El problema (ese problema) no está en los taxistas, está en una administración que permite este tipo de especulación salvaje. Y no, no se pueden volar las condiciones de trabajo de alguien porque sí. Se trata de mejorar las condiciones de todos, no de empeorar las de unos pocos. Y no hablo de gente que se hizo con cuatro licencias y tiene cuatro taxis en movimiento 24/7 con unos curritos malpagados conduciendo. Seguir con la cantinela de que es un servicio público. Cuando no dejan de ser empresas privadas como Uber y Cabify. E importa poco que una ley, ponga que es un servicio público, cuando es simplemente falso. Era un servicio público hace años, no ahora.

Y si el problema está en la administración, pero en el momento que te aprovechas de la ley ya creada específicamente para ti (como taxista, estoy hablando en figurado, no que tú seas taxista) tienes la misma poca ética y moralidad, que las personas que han creado dicha ley.

Pero es que si haces eso el estado no trinca los impuestos tan jugosos al vender la licencia. Porque esa venta es legal y se declara y se pagan impuestos, y tiene incluso una tasa municipal específica (en Madrid). Como dijo ese gran ministro, bankero, gran enchufado y mejor persona, "es el mercado, hamijo" En absoluto, la especulación se da precisamente por una hiperregulacion del sector, y muy mal hecha por cierto. Es precisamente por que es un mercado cerrado con barreras regulatorias que ocurren estas cosas. totalmente de acuerdo, pero sin que esa liberalización suponga precariedad laboral. la precariedad laboral debería ser por ley, que es la que debe definir los mínimos que toda empresa ( incluidos autónomos) deben cumplir. Por eso debe estar fuera de este debate, ya que es el marco que deben cumplir todas las empresas, si lo delegas en el buen hacer de los empresarios, muchos no lo haran y a otros les penalizará frente a la competencia. pues vas que flotas. La solución es sencilla, la administración concede licencias y las licencias después de su explotación deberían volver a la administración...

De esta forma no se podría especular con las licencias... Aunque entiendo que, precisamente, los que querían liberalizar el sector, solo buscaban especular con las licencias VTC, como ya hicieron con las de Taxi.

Al final se han reído en la cara de los taxistas y de los conductores de Uber, mientras éstos se pegan entre ellos... si lo analizas, lo que han hecho es emitir un gran volumen de nuevas licencias a los amigotes a precio regalado para que las vendan por 60.000€ después, no ha sido más que continuar con la misma estrategia que perjudica al usuario, al contribullente y a las competencia entre empresas, sin duda la peor de las soluciones salvo para los amigotes. Si ésto se sabe desde el 2009 que fue cuando aprobaron la ley Ómnibus... Hay mucho incauto que creía que todo esto de la liberalización era en beneficio del usuario

Lo que se tendría que hacer ahora, es liberalizarlo de verdad y que todo el que quiera ejercer de taxista, se de de alta en la Seguridad Social y empiece a trabajar, haciendo que las licencias valgan CERO y terminando con la especulación... y los taxistas y vtc te paralizan las ciudades hatsta que no reviertas eso... Reventar a los 26 que especulan con las licencias que ellos usan para trabajar ? Igual hasta lo prefieren... y con el que ha entrado en el juego con las condiciones actuales que haces? Que se arruine y que se joda, no? Pues la misma canción que la de los taxistas cuando "entraron en el juego con las condiciones que había"... ¿ No se están jodiendo los taxistas ahora y perdiendo el dinero que usaron en sus licencias ? Los de las VTC son inmaculados ? me refería precisamente a los taxistas, hablas de que sus licencias por las que muchos están hipotecados valgan cero. con no necesitar permiso no existiría ese absurdo problema. Se demuestra que las entidades públicas no tienen la más remota idea de cálculo económico ytoman decisiones completamente erróneas. Sólo con quitar a los inútiles de enmedio que han creado inútiles licenciada no habría pasado nada de eso. En el momento que una licencia, que debería ser un permiso para trabajar en un sector que requiere regulación, se convierte en una herramienta de especulación, la liberación pierde su significado y se convierte en otra cosa

El problema es que tenemos taxixstas que han pagado millonadas por sus licencias, y es difícil cambiar la norma y no hundirles... pero debo ser muy tonto para pensar que las licencias deberían ser personales e intransferibles así de sencillo. 1 persona física 1 licencia. El problema es que las vtc eran para empresas, pues lo mismo 10 empleados en nómina 10 vehículos 10 licencias, no es tan difícil... que transfieres la licencia pues a 25€, que por debajo pides 60.000€ que te graben te denuncien y a la carcel. Es bastante fácil, está claro que falta voluntad, o son imbeciles los políticos. las licencias no se traspasan, se devuelven y se vuelven a vender o sortear. Y como ya podemos conocer a los conductores de Uber, pues cada conductor con su número de licencia personal y la copia de la licencia con su nombre en el coche y en su perfil Joer, me siento como un cuñao en un bar con carajillo y palillo. Demasiado fácil parece A los camioneros no se les pide que se hipotequen para conseguir un papelito que cuesta 100.000€ o 200.000€ para poder trabajar. ¿Por qué a los taxista sí? Por otro lado, soy yo cuando cojo un taxi el que pago los 200.000€. Y en ésto amigos consiste la "liberalización" de un sector...

Pasar un sector repartido entre miles de familias, ha ser controlado por unos pocos, que no han conducido un taxi en su vida. Si quiero abrir un panadería, un bar o un puesto de churros, se me exigen unas condiciones a cumplir y se me da la licencia. No entiendo por qué en el sector del transporte no puede ser así. Todo el que solicite una licencia y cumpla los requisitos, debería poder acceder a ella, sin más. Tampoco pido que este cambio normativo se haga de un día para otro, pero podía estudiarse su implantación a largo plazo. Por ejemplo, en ir aumentando el número de licencias que se da cada año un 30% más que el anterior, y en 15 años, el sector totalmente liberalizado. Así los que ha pagado un pastizal por su licencia tienen tiempo de explotarla. pero en las mismas condiciones, un conductor autónomo con familia no puede competir con una multinacional que cotiza en Delaware. Pues que cambie de profesión o que ofrezca algo diferente. Como sucede con todos los empresarios. como sucede con todos los empresaurios que nos quieren tener a raya con 800 al mes. ¿Por que no? ¿No se puede diferenciar de manera positiva para competir? bueno si no quieres servicios sociales ni pensiones, es perfecto.

También el sueldo del asalariado pasaría a depender de un mafioso amiguete del gobierno. La excusa de siempre y como si fuesen las únicas empresas... Que acaben con los paraísos fiscales y que las empresas que estén en un país determinado sean forzadas a cumplir las leyes en materia económica de dicho país y se acabó el problema. Pero que se acabe también con el mercado de licencias y los especuladores. éso es, y las licencias deberían de pasar a la administración para volver a colocarlas a un precio estipulado tras un examen de oposición al puesto. Ya, pero explícales eso a los que pagaron entre 100k y 200k por una licencia de taxi para ejercer pensando que ese dinero se iba a una hucha para su jubilación cuando la vendiesen y que ahora se quedarían sin un euro por eso. El problema es que se ha hecho tan mal durante tantos años que ahora es difícil arreglar el problema sin que haya víctimas por un lado u otro, y no es que defienda el sistema de licencias, pero es una situación con difícil salida para los que entraron en el momento jodido de la burbuja. Ya hay víctimas, los consumidores.

Sí, y también hay quien se aprovechó del sistema y tiene 3 licencias de taxi. Mi hermano se compró la casa y pilló 9.000 euros de ADE (ayuda directa a la entrada), y yo que me la compré justo al lado 6 meses más tarde, no pillé nada por un cambio normativo de Rajoy. Así es la vida. También se jodió el que puso placas solares en su tejado y luego vino Rajoy a decirle que tenía que pagar tasas por ello. Evidentemente los cambios normativos siempre benefician a unos y joden a otros. Considero…   » ver todo el comentario Pues que se lo expliquen. ¿O acaso alguien los aseguró cuando la compraron en el mercado negro que su precio se iba a mantener por toda la eternidad? Que se lo digan a los que compraron un piso en 2008. ¿Vamos a restringir la construcción de pisos para que su activo no pierda valor? ¿Y los de la solar? A estos el boe sí les aseguraba un precio durante x años. Hasta que se lo saltaron y mandaron a la ruina a miles de personas. No nos engañemos: todo esto es porque el taxi puede parar las grandes ciudades. Fácil solución: que liberalicen el sector. Lo del VTC fue precisamente algo que Uber se sacó de la manga para poder operar aquí.

Ahora parece que hay burbuja con duchas licencias. Pagar una pasta para sacarse un permiso que luego vas a usar para ser un taxi pirata. Uber empezó a ofrecer servicios VTC en España después que Cabify. Antes de eso había otras compañías más pequeñas. Empezó pero porque no le quedo otra. Antes empezó lo de Uber Eats, pero no cuajó. "Ellos han obtenido licencias al precio administrativo, 32€, y las han vendido luego a 50.000€ y 60.000€”

Y que esto se permita... Grandes empresarios... Como siempre con la picaresca y las mierdas. el capitalismo de amigotes de toda la vida, concentrar los negocios en pocas manos y trincar. Yo es que no veo necesidad de usar taxis, ubers o cabifys, teniendo un buen sistema de autobuses, metro, o una bici/skate. Mientras menos coches, menos se contamina. Seguro que muchos usan uber porque es "guay". Pues por que, por ejemplo, si te vas de vacaciones con tu familia, 4 maletas y el gato, a lo mejor la bici no es el mejor método de llegar a una estación o al aeropuerto. A los precios a los que se pagan todos esos servicios, te aseguro que no conozco a nadie que los use “porque es guay” si no más bien porque donde van no es práctico ir con vehículo propio o usando transporte público.

Aparte de que es un servicio con el que ganaríamos todos si fuese algo más asequible porque en lugar de tener veinte coches al 10% de uso para cada desplazamiento tienes uno al 90% de uso. a mí se me ocurren varios: Viajar a un aeropuerto/estación a horarios en los que no hay transporte público. Los días que estás cansado y sabes que en transporte público son 45 minutos y 15 minutos en taxi, irte a urgencias y no tener coche (a mí me ha pasado)... Deben tener una panadería gigante Soluciones para la situación actual de corrupción y pelotazo con las licencias de Uber y Cabify: Anular TODAS las licencias emitidas, que solo han servido para especulación pura y dura. Solución uno: Venta o alquiler de licencias tipo Uber y Cabify a precio de mercado, a individuos autónomos, por parte de organismos competentes nacionales, autonómicos o municipales. Limitado a un máximo de una o dos licencias por titular.

Alquiler de coches Tenerife - International meta search for car rental. Website where you can book rental cars worldwide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario