jueves, 23 de septiembre de 2010

Suzuki Swift

Aunque ha recibido alguna actualización a lo largo de los años, el Suzuki Swift es de los más veteranos de su categoría. Además, un nuevo diseño con un incremento en sus dimensiones ayuda a una conducción que te mantiene descansado y alerta. Dos de sus grandes rivales, el Abarth 500 y el Renault Twingo RS, son más ruidosos y, además, el Abarth es más difícil de conducir y menos seguro. Su amortiguación es algo dura y transmite con nitidez a los ocupantes las típicas irregularidades que hay en el asfalto poco cuidado de algunas ciudades (como pequeños escalones o asfalto roto), pero tampoco es insufrible. Si todo marcha sobre lo previsto, tendremos más noticias de este nuevo Swift a finales de año. El Suzuki Swift Sport, con 136 caballos de potencia, es la versión más potente de la gama Swift. El consumo mixto oficial es de 17, 8 km/l (le hicimos nuestras mediciones, revisen). Sobre la suspensión y frenos equipa en el eje delantero tipo McPherson, mientras que en el trasero son con eje de torsión. Ok, existen coches del mismo tamaño con más potencia y más eficacia, los Minis, los 208 GTi, los Fiesta ST, y otros tantos... Cuando el cuadro se ilumina, la luz pasa a través de su cristal acrílico graduado creando un diseño deportivo y con estilo. La versión GL incorpora los mandos del control de velocidad, que hacen de la conducción en autopista una conducción relajada al permitir liberar el pie del acelerador. El modelo dejó de comercializarse en junio de 1995. Tras 10 años (2005) llegó la cuarta generación del Swift, que logró un importante éxito de ventas en Japón y también a nivel global, entre ellos Chile. Algo no me gustaba de la anterior generación era su interior, algo "plano", sin chispa. Se ha trabajado en la resistencia de fricción, el empleo de materiales más ligeros y la reducción del consumo eléctrico, para reducir sus consumos. La baja cilindrada no se nota en la potencia (95 CV), pero sí en el par (118 Nm a 4.800 rpm.). Los controles al volante tanto de radio son bastante intuitivos. El comportamiento del Swift 2011 en carretera es dócil, predecible, lineal, entrega una sensación de “control”. Ok, si te fijas en los detalles te das cuenta de que estás en un Suzuki y no en un Mercedes CL500, pero a pesar de eso, la calidad se nota, y el espacio también. Sus escasos 118 newtons/metro de par motor no son ninguna garantía de una conducción desenfadada, y más cuando estos no están disponibles hasta las 4.800 vueltas. Está muy bien equipado, con aire acondicionado climatizado, controles en el timón, y radio multifunciones, y tapicería con apoyacabezas para todos los ocupantes. Este cuatro cilindros obtiene su potencia de 1,24 litros de cilindrada y, lamentablemente, carece de respiración forzada. A excepción de la inscripción 4x4 en la zaga y la casi imperceptible pero útil elevación en altura no presenta ningún otro indicio que nos lleve a pesar que cuenta con una tracción trasera adicional. Simple pero eficaz Galería: Primer contacto Suzuki Swift 4X4La tracción integral del Swift es bastante simple, pero eficaz. Eso quiero esencialmente. (Me han preguntado varios amigos si esta foto terminó en trompo. Pero también es un coche con una carrocería de caja grande, con grandes pasos de rueda, y si le calzas unas ruedas pequeñas parece un sombrerito que se mueve y hace ruido. Además, el Swift tiene el mérito de gustar del mismo modo al público femenino que al masculino. Su precio, sin ser rompedor, es competitivo. No obstante, la capacidad cuando los asientos van abatidos ha mejorado mucho, llegando hasta los 860 litros. El equipamiento de la versión testeada (GL 1.4 MT) incluye alzavídrios eléctricos, radio con MP3/WMA con control al volante, luces antiniebla delantera, tablero con tacómetro y computador abordo, aire acondicionado, llantas de 15 pulgadas, entre otros. IMPRESIONES DEL TEST (Swift GL Mecánico a $7.490.000) A pesar que se señala que es un facelift, hay cambios significativos en toda la carrocería. Encontramos que frena mejor que varios de su competencia como el VW Gol o el Toyota Yaris Sport. Tiene puntos de anclaje ISOFIX y correas de sujeción para sillas de niños y cinturones con pretensor y limitador de carga. El motor es bastante elástico. Están en la base de la instrumentación y por lo tanto hay que meter el brazo entre el aro del volante (lo cual puede ser peligroso) o rodearlo en una complicada maniobra para poder pulsarlos. Los frenos parece que cumplen su función, y ahora mismo vamos por una carretera llana y recta a una velocidad que no sabríamos si es de 80 o de 180 kmh, porque no hay referencias cerca que te den sensación de velocidad. que tendría muy buena acogida en Japón. En 1961 se introduce el Carry Suzuligth, que fue su primer utilitario. Durante los años setenta, también fue producido el modelo Fonte en sus diferentes versiones como los 360 o Viola. En 1967, Japón ya vivía 2 décadas de reestructuración y reinserción en el panorama internacional y el país crecía aceleradamente ante la atónita mirada de occidente. Frente al anterior modelo, ha crecido la batalla y se ha recalibrado la suspensión, lo que logra dos objetivos que he notado al volante. Este modelo es bastante reconocido en el mercado (sobretodo en segmento joven) y a nivel mundial y es para el fabricante japonés uno de sus modelos emblemas y que ha cosechado importantes éxitos desde su nacimiento. El nuevo Suzuki Swift llega en con un nuevo motor a gasolina de 1.4 litros VVT, que entrega 95 CV a 6.000 RPM y un par de 130 Nm a 4000 rpm. Además, las versiones GLX se distinguen por llevar la iluminación diurna con tecnología LED y otros detalles como el espejo retrovisor pintado en color de la carrocería. Encendemos el motor. Su precio de partida en España es de 9.180 euros y rivaliza con modelos como el Peugeot 208, que parte desde 11.050 euros, o el Ford Fiesta, desde 8.250 euros. El Suzuki Swift se ofrece con carrocerías de 3 y 5 puertas y 4 plazas. Aproximadamente en ese momento es cuando despierta el motor de su letargo y ofrece unas prestaciones bastante satisfactorias. Definitivamente, cambio de opinión, me lo quedo con llantas pequeñas y una mayor sonrisa de satisfacción cada vez que llego al trabajo sembrando el mal a mi paso. oiga, parece que esto se sujeta bastante! La sensación es curiosa, el coche es más o menos alto, la posición de conducción es bastante de coche alto, y a pesar de eso el Swift balancea poquito en las curvas, pisa con decisión, y es capaz de sujetarse hasta una inercia lateral bastante aceptable. Vamos a ver si hace lo mismo que su predecesor, y nos enamora cuando nos ponemos al volante. (Interior sorprendente para un utilitario de precio tan contenido. Por dentro es muy espacioso y, aunque mantiene el estilo visual de su antecesor, emana un mayor aire de calidad que sorprende gratamente. Tanto el conductor como los acompañantes ya notan es plus en seguridad sobre superficies húmedas. Galería: Primer contacto Suzuki Swift 4X4El Swift 4x4 se desliza menos sobre el eje delantero, muestra un mayor aplomo sobre la calzada y el ESP de serie (y desconectable) tiene poco que hacer incluso en las situaciones más difíciles. Por último, aunque la versión anterior contaba con uno manual pilotado (MTA), este Suzuki Swift lleva una caja automática convencional de tres velocidades más overdrive para la tercera. De hecho te llegan a comprimir un poco, algo que se agradece en un coche con marcado carácter deportivo y cuyo objetivo principal es conseguir que nos divirtamos en las curvas. La tapicería de color oscuro con la palabra Sport bordada en rojo en el respaldo de los asientos recibe costuras en contraste de color rojo, algo que también encontramos en el volante o la palanca de cambios. Tanto en el tren delantero como en el trasero encontramos frenos de disco (macizos detrás y ventilados adelante). 22 AÑOS CON NOSOTROS La historia del Suzuki Swift se remonta al año 1989, con el notable Swift GTI de 1.3 litros y 3 puertas. No lo son tanto los traseros que resultan un poco pequeños para tres adultos. Debido al acoplamiento viscoso situado debajo del vehículo, con una altura normal la distancia al suelo sería demasiado escasa, por lo que Suzuki ha elevado el 4x4 25 centímetros más hasta alcanzar una altura libre al suelo de al menos 14 centímetros. La competencia relevante. En 1999 fue sustituido por el Vitara y Gran Vitara. Pero todos estos números no lo son todo. Cualquiera de sus versiones cumple muy bien con su propósito y nos da una muestra de lo bien que la compañía puede hacer las cosas cuando se lo propone. ¿Cómo se obtiene más espacio en un compacto? Basta con echar un vistazo al Suzuki Swift. Son superiores a los de un motor diésel, sin duda, pero con la ventaja de no tener un caro y “caprichoso” filtro anti partículas dando guerra en uso urbano, y con un silencio y finura de funcionamiento incomparables. Como utilitario, hay dos detalles que no me gustan mucho: El acceso al maletero tiene un umbral muy alto. Frente al resto de la gama Swift, el Suzuki Swift Sport presenta una parrilla delantera más agresiva, doble salida de escape y llantas de aleación más deportivas. Eso sí, sus cifras de prestaciones son discretas (165 km/h y 12,3 segundos en el 0 a 100 km/h) y se echa en falta una versión en la gama Swift con una motorización más potente. En el interior, nuestro protagonista ofrece un habitáculo bastante espacioso para un coche de su tamaño, y un acabado que transmite robustez y ha mejorado en calidad visual respecto a su predecesor. Digamos que el cacharrillo dio bastante juego, y además se vendió bien durante los años que duró. Hace algo más de un año el Suzuki Swift Sport renace con unas dimensiones un poco mayores, un diseño más agresivo, algo más de potencia, y un despliegue de equipamiento insólito en un coche de su precio (y segmento). El motivo es que tiene el mismo aspecto que el anterior, aunque eso es bueno, ya que el diseño fue uno de los principales motivos por los que este pequeño Suzuki se vendió tan bien. El swift te da un rendimiento que con creces se puede reir de la mayoría de sus competidores aunque su pequeño motor de 1.4 litros sin turbo solo desarrolla 100 caballitos y 98 libras de torque al unirlo a su bajo peso podemos hablar de consumos que rondan los 15 a 20 kilómetros por litro. Lo cual no dejan de ser cifras que bien podrían ser las de un pepinillo atómico de los años 90. Efectivamente, en el preciso momento de ponernos en marcha disfrutamos de una conducción muy parecida a la de un kart: dirección portentosa, aceleraciones muy progresivas (hablamos de un motor atmosférico), comportamiento muy nervioso y frenadas espectaculares. Si se conduce apurando las marchas, la aceleración que puede dar el Suzuki Swift Sport es mayor de la que puede dar un Renault Twingo RS, aunque algo menor que la de un Abarth 500 de 135 CV. Los Chevrolet Cruze y Holden Cruze fueron también producidos en las plantas de Suzuki, al igual que el Ignis pero con carrocería Holden. Empezará a comercializarse en nuestro país en Enero, donde la marca espera vender unas 300 unidades durante el próximo año. Desde Suzuki aseguran que con esta nueva generación buscaban una mejora en la conducción al mismo tiempo que reducían el consumo y las emisiones. Los aros son exclusivos de la línea y proporcionan el vehículo desde cualquier ángulo, haciéndolo muy fotogénico. Su interior es completamente diferente, las butacas tienen sus refuerzos lumbares, el tablero viene con sus decorados en rojo, remarcando deportividad, el radio y el sistema de aire acondicionado son digitales. Esto se produce sin ningún tipo de electrónica. El Geo dejó de producirse en 1997, tras lo cual el Metro y el Tracker se vedieron como Chevrolet. Después de 2001, el Swift/Metro, que por aquel entonces era el más vendido en América dejó de producirse. Los faros y los faldones alrededor de todo el auto lo hacen verse mejor plantado, y las fascias tanto adelante como atrás le dan un estilo mucho más agresivo. En 2010 se presentaba la 4ª generación de este utilitario, una nueva generación que no introducía demasiados cambios respecto a la generación precedente, manteniendo un diseño sencillo. Y todo ello, sin mermar la seguridad, pues este modelo superó con cinco estrellas (máxima puntuación) los test de la Euro NCAP. Para acabar con este apartado, la visibilidad desde el interior es bastante buena, aunque la posición del asiento es tirando a baja, al estilo del Mini.  Habitabilidad ver galería Suzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX En la más pura tradición japonesa (aunque este modelo está fabricado en la Unión Europea), el interior del Swift no transmite lujo ni nos recibe con materiales que saltan a la vista (sólo las inserciones con look de aluminio en las puertas y el salpicadero); pero del mismo modo, los acabados son perfectos y transmiten que van a aguantar bien el paso de los años. La posición de conducción no ofrece problemas, aunque los reglajes en altura y profundidad del volante tienen unos recorridos cortos. Dinámicamente nos encontramos con un aislamiento escaso y con un motor que por debajo de las 1.800 vueltas responde de forma muy tranquila, pero a partir de este régimen se nota una gran mejora. Los frenos son bastante contudentes y lineales. Se agradece que un auto de este segmento tenga cámara de reversa, aunque la calidad de la imagen no es muy buena y en condiciones de poca luz o lluvia es casi inservible. El Swift utiliza dos motores diferentes, ambos de cuatro cilindros. Las dimensiones del espacio compacto están utilizadas de manera inteligente para pasajeros y equipaje. En esta nueva generación se le intentó agregar algo de color al interior, no lo decimos por las tonalidades sino gracias en parte a que cuenta con detalles de diseño inspirados en el Kizashi, como la consola central, el volante, los mandos, la radio con el mismo display. Adentro el cuadro de instrumentos combina relojes de fácil lectura con una pantalla central de cristal líquido que integra un computador abordo que entrega consumo instantáneo, consumo promedo y lo que queda de combustible en kilómetros por litro. El asiento del conductor es cómodo, tiene regulación de altura. El acceso a la parte trasera tampoco es especialmente cómodo. Si hablamos del maletero cabe apuntar que no es grande, aunque tiene un volumen de 211 litros (o 892 litros con la banqueta trasera abatida), lo que lo sitúa por encima del Mini Cooper (160 litros) o el Fiat 500 (185), pero por debajo de un Ford Fiesta (295 litros) o un Fiat Punto Evo (275 litros). Suzuki Swift Sport Motor, prestaciones y dinámica El Suzuki Swift Sport gana caballos con respecto a la generación anterior, concretamente 11 CV. Es uno de esos coches que transmite buen "feeling" desde el primer momento que lo conduces y que reacciona con rapidez y precisión a las órdenes del conductor. Ahora los japoneses regresan de nuevo. Según nuestra forma de medir, no sobresale por ser más espacioso de lo habitual en comparación a coches de este tipo (está, más o menos, en la parte media de la tabla), pero las formas cuadradas de la carrocería favorecen que parezca más grande de lo que realmente es. Suzuki Swift Sport. Éstas son, por tanto, las principales ventajas del nuevo Suzuki Swift 4x4 de 3,85 metros de longitud. Y en el diseño exterior del modelo recién presentado se agregaron unos nuevos ópticos delanteros y traseros, de los focos antinieblas, una mascarilla más redondeada, y se modificó totalmente el parachoques trasero y delantero y se eliminó la manilla de la puerta trasera. En lo que respecta a la capacidad de carga, el nuevo modelo ha conseguido prácticamente el mismo volumen de maletero que el modelo de 2005 (211 litros). La diferencia con respecto a un Swift normal no es mucha, salvo por los asientos deportivos, el volante multifunción en cuero o la pedalera de acero inoxidable. Los asientos son cómodos pero sobre todo recogen muy bien el cuerpo gracias a sus generosas orejas. Como nosotros ya hemos podido conducirlo, vamos a comprobarlo y a contaros nuestras primeras impresiones al volante. Suzuki Swift Sport Diseño exterior e interior Desde el primer momento en que ví el coche (o más bien los coches, puesto que había unos cuantos en diferentes colores de carrocería) me pareció muy atractivo. En internet ya circulan algunos bocetos que bien podrían corresponder a su diseño final. En situación normal, es decir, en conducción constante sobre piso seco, casi el 100% de la fuerza que genera el único motor disponible para el Swift 4x4 se transmite al eje delantero. Si el acoplamiento viscoso del tamaño de una naranja y de funcionamiento mecánico detecta una diferencia en el régimen de giro entre el eje delantero y el trasero, el aceite que se encuentra en el acoplamiento se vuelve viscoso debido al movimiento de rotación y acerca los dos juegos de lamas metálicas transmitiendo así la fuerza hacia atrás. Sobre este último sólo sabemos que contará con un motor eléctrico asociado al 1.0 y que entregará una potencia superior a éste, todo ello presumiendo de consumos y emisiones más bajos. La otra gran novedad en la gama será la incorporación de una transmisión manual de seis marchas, que estará disponible de serie con cualquier motorización. El equipo de audio es muy parecido al Suzuki Kizashi. El sistema de audio se conecta fácilmente a tu iPod* o a cualquier otro dispositivo USB. Para mayor comodidad en viajes largos, el asiento del conductor ofrece una excelente sujeción y ajuste individual. En ellos vemos una evolución estética que aún se apega a sus raíces: faros grandes, postes A pintados en negro y pilotos alargados. Esta última solución transmite la ilusión óptica de puertas sin marco, como en el Mini. Con 3,85 metros de longitud (9 más que su predecesor), tiene una generosa batalla de 2,43 m. Esto se repite una y otra vez, a un mejor ritmo cada vez. Es un coche fiable, cómodo en ciudad gracias a su buena visibilidad y compactas dimensiones, tiene unos consumos razonables y sus 95 CV dan para afrontar un viaje con bastante solvencia. Diseño Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: sigue vigente Prueba Suzuki Swit 1.2 95 CV 2014, Vigo, Rubén Fidalgo Las 5 puertas facilitan el acceso al interior. Aunque la cuarta generación del Suzuki Swift apareció en 2010 y ha recibido algunos retoques recientemente, lo cierto es que su diseño básico es muy similar al del modelo que llegó en 2004, aunque con unas dimensiones sensiblemente mayores. Habrá que esperar hasta bien entrado el 2017 para conocer a detalle sus especificaciones, su diseño final y, por supuesto, su estrategia de precios para hacerle frente a los hatchback deportivos de acceso. Desde que en los años 80 llegara a Europa, el Suzuki Swift se ha ganado un hueco entre los coches urbanos mejor considerados, gracias principalmente a sus cualidades dinámicas, que nos permiten pasar un buen rato al volante del pequeño japonés sin necesidad de prestaciones o potencias astronómicas. El primer Suzuki Swift Sport, heredero del GTi, llegaba al mercado en el año 2006 y hasta la fecha se han vendido unas 23.000 unidades. Suzuki tenía una mente brillante y visionaria, al igual que otros japoneses de su época en la industria del automóvil tales como Soichiro Honda, fundador de la firma que lleva su apellido; Kiichiro Toyoda, de Toyota; Yataro Iwasaki, de Mitsubishi, etc... Inicialmente, Suzuki decide fundar su pequeña empresa para dedicarse a la fabricación de máquinaria textil, las cuales a cabo de los años, gracias a su gran calidad y bajo precio, lograrían desplazar a las máquinas inglesas y alemanas que dominaban el mercado. Lamentablemente, en 1951 el mercado del algodón quedó colapsado lo que perjudicó enormemente a las máquinas de Suzuki, y la compañia se vió obligada a desarrollar otras actividades y a ofrecer nuevos productos, entre los que podemos destacar; la fabricación de instrumentos musicales, la construcción de casas, maquinaria agrícola, herramientas, e incluso la motorización de bicicletas. En 1952 ideó la bicicleta motorizada (called Power Free) que estaba equipada con un motor 2x36cc. Me llamó la atención su comentario, sobre todo cuando de primeras ya vi que este vehículo japonés pesaba poco más de 1.100 kg. El volante tiene regulaciones muy amplias (en altura y profundidad), con lo cual es posible, por ejemplo, separarse mucho del salpicadero y que las rodillas no queden muy cerca de partes duras (que debe ser lo más seguro en caso de accidente, pero que no es fácil que ocurra en coches pequeños). Sobre los asientos delanteros (imagen) no tengo una opinión clara; son grandes y recogen bien el cuerpo. Gracias a eso sabemos por dónde está la línea entre el bien y el mal... No impresiona por sus prestaciones, el coche acelera bien, corre y tal, un poco mejor que la media de utilitarios y compactos al uso, pero no es su potencia la que va a dejar atónitos a los demás. Esto se podría mejorar drásticamente con una transmisión de 6 velocidades la cual no tenemos :-( mas que en la versión Swift Sport, pero esa se la pusieron por ser un motor mas grande y para hacerlo mas “deportivo” en el manejo. En definitiva, el Swift nos ha encantado en este aspecto. Seguridad ver galería Suzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX Además de su sano comportamiento y de las ayudas electrónicas a la conducción ya comentadas, el Swift equipa de serie 7 airbag (frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor), cinturones delanteros de tres puntos con pretensores y limitador de fuerza, faros antiniebla. En cuanto a los detalles prácticos, hay huecos para latas de refresco y un cofre en el salpicadero; además de Bluetooth y entrada USB. Primer acelerón y primeros comentarios de mi amigo: "¡vaya con el pequeñajo". Recupera muy bien en tercera y cuarta mdades.archas La caja de cinco cambios mecánica es muy efectiva y es la misma del anterior Suzuki Swift (2005-2010). Que buscamos en un compacto caliente? Diversión, puesto que no es un vehículo deportivo de alto caballaje, pero puede dar la misma satisfacción en condiciones iguales. La distancia entre ejes aumenta hasta los 2,43 metros, mientras que el alto crece apenas un centímetro, alcanzando los 1,51 metros. Decir que un coche moderno es bonito por fuera empieza a ser complicado...) Y claro, con este despliegue, uno debe pensar siempre en lo más importante de esta vida: ¿Se han cargado los valores de antaño? ¿Ha sucumbido Suzuki a la moda de convertir el formato GTI en un acabado deportivo y una estética agresiva con una mecánica sobreasistida y sin descaro ninguno? ¿Le prendo fuego al concesionario Suzuki y me compro un Swift GTi de los antiguos para ser feliz? Relaja las tetas amigo. Es importante que parezca una compra razonable, y el Swift Sport cumple con nota. La punta del diésel es la misma, sin embargo su 0-100 se ve mermado hasta los 12,7 segundos. En materia de seguridad el Swift está equipado con un sistema de antibloqueo de frenos y la distribución electrónica de la fuerza de frenado así como elementos de seguridad pasiva como la nueva carrocería ligera y reforzada que absorbe la energía en caso de impacto desviándola de la cabina. El tacto de la dirección es muy correcto aunque como en cualquier coche actual no es demasiado comunicativa. La suspensión del Swift Sport es un 30% más dura delante y un 15% más dura detrás que en el Swift normal. En octubre de 1993 se integró la versión hatchback. Muy recomendado para uso de ciudad, gracias a su bajo consumo, perfecto tamaño compacto, y ágil radio de giro para parqueos y cambios de carril abruptos. Con este preámbulo, y después de probar ligeramente los modelos bases, mi interés se concentró en la versión Sport. Las innovaciones de Suzuki han permitido ampliar de diferentes formas el espacio para equipaje. La capacidad del maletero puede ampliarse hasta 874 litros con los asientos abatidos, que pueden plegarse por partes (60/40). Hay que destacar la contribución de la carrocería al bajo peso del conjunto (1.025 kilos), algo que ayuda al motor a la hora de acelerar y al chasis a la hora de transmitir esa agilidad de movimientos. Revolucionando hasta dar la impresión que el motor va a salir disparado, son ese extra entre las 6,000RPM y las 6,900RPM que hacen sentir un empuje que nos sube la adrenalina, dando la señal precisa para hacer un cambio más arriba. Además, para mantener buena parte de su esencia, la transmisión manual de seis velocidades será de serie. El Suzuki Swift Sport no será desvelado al mismo tiempo que su versión convencional. (119 g/CO2 de emisiones) que en la vida real se sitúan en 6,5 Comportamiento ver galería Suzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX Lo mejor del Swift es su comportamiento, que lo tiene todo: seguridad, agilidad, aplomo, encanto... Con la ayuda de Isuzu (GM tenía participación en aquella época) fue introducido en Estados Unidos el Chevrolet Sprint (Suzuki Cultus en Japón). También en 1985 introdujo en los estados Unidos el pequeño todoterreno Samurai (Jimny en Japón y SJ410/SJ413 en otros lugares) y se convertiría en el primer coche en los Estados Unidos vendido bajo la marca Suzuki. En 1989 Suzuki rediseñó el Swift y presentó un nuevo todoterreno. En 1995 Suzuki introdujo en América el Esteem sedan, que era un poco más grande y potente que el Swift, pero sus ventas fueron siempre modestas. Se agradece el extra de soporte lateral, pero definitivamente los asientos normales son mejores para viajes largos. En el apartado estético, el Swift es un auto fácil de reconocer. Este sistema permite la conexión de dispositivos externos mediante USB. Al igual que en el modelo anterior, un acoplamiento viscoso central situado debajo del Swift reparte la fuerza motriz entre el eje delantero y el trasero. El feeling de manejo es ir bien pegado a piso, sin cabeceos estraños o movimientos de carrocería a velocidades de carretera. El motor 1.4 litros va bien desde 3.000 RPM, más abajo le cuesta tomar impulso. CONSUMO SWIFT 1.4 GL (km/l) En 5ta /4ta / 3era marcha 130 km/h: 18,4; 16,3; 15,4 120 km/h: 19,5; 16,8: 15,9 110 km/h: 21,9; 17,8; 16,5 100 km/h: 23,6; 18,7; 16,9 90 km/h: 24,3; 19,7; 17,6 GENERAL: Carretera 24 km/l, consumo mixto 16,4 km/l y en ciudad 13 km/l SWIFT 1.4 GL: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD A 130 km/h: 3.750 en 5ta; 4.400 en 4ta y 5.400 en 3era A 120 km/h: 3.400 en 5ta; 4.200 en 4ta y 5.100 en 3era A 110 km/h: 3.200 en 5ta; 4.000 en 4ta y 4.700 en 3era A 100 km/h: 3.000 5ta; 3.700 en 4ta y 4.300 en 3era A 90 km/h: 2.750 en 5ta; 3.300 en 4ta y 4.000 en 3era La suspensión tiene el tacto justo, es más áspera que el anterior Swift. En el Swift Sport que probé hace ya algún tiempo era una ventaja, porque era un modelo claramente dirigido a un público más “racing”, pero este 1.2 GLX debería tener un enfoque más “urbanita”. En largo se ve perjudicado, sobretodo para los pasajeros de atrás con poco espacio para las piernas (pero dentro de la media del segmento). Es recomendable para viajes largos (considerando más a los pasajeros de adelante). Permite 240 mm. De esta forma, la diferencia de precio entre un Suzuki Swift de tracción delantera y el modelo de tracción integral podría ser de unos 1.000 euros en España (todavía está por definir). Recogen lo necesario para poder jugar con este 'pequeñajo' de unos cuatro metros de largo. Lo importante del Suzuki Swift es su pequeño y potente motor el cual es el mismo en sus primeras 3 versiones (la sport tiene un motor diferente) así que si lo que buscas es un excelente auto sin tantos aditamentos lujos puedes optar por un GA o GLS y agregar por aparte lo que necesites a tu gusto, así te puedes ahorrar hasta 60mil pesos. ¿Que tan cómodo es el Suzuki Swift? Si eres estudiante o soltero e inclusive si eres casado con familia de 3 hijos puedes viajar cómodamente en un Swift. Aparte de ser más grande, a este nuevo motor le gusta estar en la parte alta del tacómetro y se agradece la velocidad extra que ofrece la caja manual de 6. El Swift es un auto seguro y económico que nos permite tener un manejo divertido cuando se lo exigimos. También calza demasiada rueda, a mí me da la sensación de que este coche con ruedas más pequeñas tiene que multiplicar la diversión. Lo mejor era probar in situ lo que la ficha técnica demostraba como un coche divertido y ágil. Es en la parte motriz donde ya el motor 1.2 litros de 88hp @6,000 RPM y 114Nm @4,000RPM de Torque, busca ser aliado de ahorro de gasolina para su propietario. Es más, en el anterior Swift Sport de la copa llevaba llantas pequeñas (15 creo recordar) frente a las 17 de la versión de calle... No hubo trompo. Aquí el calzado importa, y es que llevamos unas ruedas grandecitas en diámetro, (llanta 17") y 195 mm de anchura. Este Swift emite y consume bastante menos que el actual además de incorporar la tecnología Auto Stop Start, algo muy importante en los tiempos que corren, porque la gasolina no es barata, y el medio ambiente no está para muchos trotes. Pero afortunadamente no solo es eso. La mayor parte de los vehículos pequeños de Mazda (y Autozam) son fabricados por Suzuki, al igual que el Nissan Moco. :-P Básicamente el costo del GLX y el edición especial 2016 se encarece por dos cosas que son el estéreo multimedia que cuenta con navegador GPS y los frenos de disco en las ruedas traseras ya que el GA y GLS utilizan freno de tambor trasero. La pequeña motorización junto al ligero peso del auto (apenas 1005Kg) hacen fácil poder llevar 5 pasajeros sin sentir que estás haciendo sufrir el motor del auto y si eres estudiante y andas con tus cuates de un lado a otro te alegrará saber que caben sin problema 5 personas que midan 1.75m con todo y sus mochilas. Actualmente aún está disponible el Fiar Panda 4x4, algo entradito en años y más pequeño (el sucesor está previsto para 2012) con un motor de gasolina de 70 CV y otro diésel de 75 CV, pero con un equipamiento similar cuesta más o menos lo mismo. Así que en carretera a buena velocidad haces buen consumo pero si te emocionas tendrás que olvidar el ahorro de combustible. Las pruebas realizadas al Swift fueron hechas en la ciudad de San Luis Potosí y en carretera Pinos Zacatecas utilizando solamente Gasolina Premium ya que el manual indica que se use el combustible de mayor octanaje. Ventajas del Suzuki Swift Es pequeño y cabes en cualquier lado. No hay muchos en las calles y llama la atención aunque sea la versión más básica. Un excelente rendimiento de combustible. Es cómodo y perfecto para cualquier tipo de camino. El estéreo multimedia con GPS en la versión GLX y Sport La agencia cuenta con muchas piezas para agregar a tu auto y no son precios tan descabellados como son el kit de seguridad que incluye película, sensores de reversa, sensores de luz y cerrado automático de vidrios. La generación actual de Swift es 2012 – 2016, no se ha confirmado el cambio en 2017 así que puede seguir robando miradas sin pasar de moda y los cambios entre los años 2013, 2014, 2015 son casi NADA lo cual es bueno comparado con otras marcas que cambian el modelo o agregan cosas cada año y hacen que el del año anterior se ve feo. Puedes controlar los 4 vidrios desde la puerta del piloto. Práctico, aunque con poco espacio Los asientos delanteros son perfectos para este coche. GA, con llantas de 15 pulgadas y aire acondicionado opcional; el acabado GL que ya incluye cierre centralizado, apertura remota de puertas, radio cd + mp3, volante multifunción o los retrovisores exteriores eléctricos; el acabado GL+, con llantas de 16 pulgadas y cristales traseros tintados; el acabado GLX con aire acondicionado automático, control de velocidad, volante ajustable, faros automáticos y Start&Stop opcional y el acabado GLX SR con bluetooth, sensor de aparcamiento trasero y cristales tintados. En la prueba del Swift 1.3 DDIS GLX nos encontramos con un interior sobrio, sorprendiendo la anchura de las plazas traseras (ver análisis completo del diseño exterior y habitáculo del Suzuki Swift). Por lo general suele ofrecer un avance contundente, y no sólo sobre nieve. Esto es justamente lo que me encanta del Swift Sport, que ahora en su versión de 4 puertas se vuelve aún más practica en el día a día. Diversión asegurada, en una maquina confiable, sin preocupaciones de robo y con un excelente soporte Esas fueron las palabras de un amigo cuando me preguntó por el motor del Suzuki Swift Sport. La adrenalina sube, pero su frenada es confiable, la torsión del carro permite este tipo de conducción, agresiva y sin temor, y mientras enderezo el timón, voy progresivamente acelerando, de manera que al mismo tiempo que tenga recto el timón, y a voy a fondo en el acelerador. Todo esto acompañado por la salida de escape doble, característica de un auto deportivo. Gracias a la nueva pantalla, ahora el Swift también cuenta con cámara de reversa, al igual que el sensor que ya equipaba antes. Lo que antes no me gustaba de su excesiva electrónica y asistencias, cuando te metes en harina se convierte en una anécdota: El acelerador ahora reacciona con normalidad y contundencia (también nos hemos vuelto a acostumbrar a accionarlo de tal manera que haga lo que queremos...), la dirección es concreta, es directa, es rápida, y parece que todos los mandos se accionan correctamente para hacer lo que queremos. A medida que se van acercando a prestaciones serias y eficacia de deportivo respetable, se alejan de sus orígenes. El motor 1.6 permite al Suzuki Swift Sport rivalizar con un Ford Fiesta Sport o un Fiat Punto Evo Multijet de 135 CV, dos modelos con la miasma cilindrada y 133 caballos de potencia. Incluso en los asientos traseros los pasajeros podrán disfrutar de un amplio espacio para las piernas gracias a los innovadores contornos en la parte posterior de cada asiento. Y descubre el diseño de su nueva tapicería. El cuentakilómetros combina una legibilidad clara con una pantalla de cristal líquido que proporciona información esencial, como el consumo de combustible o la autonomía. Para conseguir que rodara con alegría había que llevarlo alto de vueltas, lo que tampoco es un problema en un coche de este tipo, cuyo sonido no desagrada. El peso total del coche es de 1.045 kilogramos lo que arroja una relación peso potencia de 7,7 kilogramos por CV. Equipado con un motor actualizado 1.6 lts de 135hp@6,900 RPM y 160 Nm @ 4,400 RPM de Torque. Esa sensación de que no siempre responda igual cuando pisas el acelerador me pone de los nervios, y es una de las cosas que más me churruscaba de mi ex Clio Sport 197. Este sería el comienzo de una saga de pequeños, robustos y fiables vehículos que se expandirían por todo el mundo. En 1985, Suzuki llegó a un acuerdo con la “General Motors” debido a la creciente demanda de coches pequeños. Logra un espacio de 533 litros asientos abatidos (poco más pequeño que versión anterior, ya que el auto se insonorizó más). Este modelo fue recientemente galardonado con las 5 estrellas en el programa seguridad EuroNCAP. Las terminaciones son excelentes, además tiene varios espacios para guardar cosas en la consola central, puertas, tablero y en otros lugares. En resúmen: Por definición el Suzuki Swift es un automóvil juvenil, el cual ofrece un amplio interior en relación a su tamaño, un nuevo y eficiente motor y un equipamiento mejorado en relación a su precio. (En la mayoría de los autos hatchback como el Seat IBIZA o Yaris HB solo puedes controlar vidrios delanteros.) Seguridad: 6 bolsas de aire en GLX y Sport Desventajas del Suzuki Swift Los espejos de vanidad no tienen iluminación. De serie no tiene cierre automático de puertas ni vidrios. En la cajuela o maletero metes una maleta grande y ya está a full. El precio no es precisamente el mas accesible. Hay ruidos en el habitáculo que te dan la impresión de que algo anda flojo, esto se genera debido a la suspensión rígida. En GLS, GLX y sport la señal bluetooth tiene un delay de 3 segundos en cada acción al transmitir música. Ambos competidores son más ligeros y pequeños que el Suzuki. Es decir cambia de canción 3 segundos después del clic. Los pasajeros traseros de más de 1.8m viajarán algo apretados. Precios del suzuki swift 2016 174mil pesos para la versión GA – TM 204mil GLS TM 219mil GLS TA 229mil GLX TM 244mil GLX TA 237mil Swift Edición Especial transmisión standart 251mil Swift Edición Especial con transmisión automáticas 264mil pesos el Swift Sport 2016 Si te gustó mi reseña del Suzuki Swift te invito a comentar ¿qué te pareció? y si ya tienes uno también comenta tus experiencias con tu Swift. La versión Sport nos presenta una carrocería mucho más agresiva que en la versión normal, y este efecto se logra con detalles pequeños pero importantes. Cuenta con un maletero de 211 litros y un depósito de combustible con una capacidad de 42 litros. Se comercializa con dos motorizaciones, un motor gasolina de 4 cilindros 1.2 VVT de 95 caballos con un consumo de 4.9 l/100 km y un bloque diésel, el 1.3 DDS de 4 cilindros y 75 caballos con un consumo de 4.2 l/100 km. Construido en India, es visualmente idéntico, mientras que sus diferenciadores son obviamente por su precio, en su equipamiento. A mí eso no me parece un inconveniente, habrá otras personas que preferirán ir más cerca del suelo. Lo que sin duda me parece mejorable del puesto de conducción es la posición de los mandos del ordenador de viaje y del cuenta kilómetros. El coche crece unos centímetros en comparación con el modelo saliente, con lo que se queda en unas medidas de 3.850mm de largo (3.760 Swift anterior), 1695 de ancho (1690), 1510 de alto (1500) y su batalla es de 2430mm (2.380). En el Swift se han mejorado cosas como la mayor rigidez de las suspensiones, mejora en la frenada o las nuevas transmisiones a las que se podrá optar manual de cinco velocidades y automática de cuatro) Podrá optar por una motorización gasolina de 1200cc de 94CV y 118Nm o un diésel de 1.3 litros que genera 75CV y 190Nm de par. Esa “agilidad” aquí provoca unas reacciones que, aunque no son peligrosas gracias al ESP, resultan algo inquietantes. En definitiva, el Swift de la prueba de hoy me ha parecido una compra muy recomendable. Toyota Yaris Sport, Peugeot 207 Compact, Citroen C3, VW Gol y Mazda2 hatchback. PRECIOS NEW SWIFT 1.4 GA $6.990.000 NEW SWIFT 1.4 GA A/C $7.290.000 NEW SWIFT 1.4 GL A/C LL NB $7.490.000 (MODELO QUE TESTEAMOS) NEW SWIFT 1.4 GL AT A/C LL NB $7.990.000 En el exterior creció quince centímetros en su largo total, ubicándose ahora en los 3,85 metros. Los marcos del parabrisas no van muy inclinados y estorban poco en el campo de visión del conductor; se agradece que solventen un defecto típico en casi todos los coches actuales, sobre todo a la hora de entrar en una calle perpendicular, ya que es difícil ver si hay peatones esperando cruzar. Suzuki ofrece la posibilidad de personalizar el Swift con pinturas en dos tonos, un detalle que personalmente me gusta y que creo que a este coche le sienta bien gracias a sus formas. Interior Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: pequeño, pero acogedor Motor Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: como una moto Comportamiento Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: nervioso Equipamiento Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: más que suficiente Consumo Suzuki Swift 1.2 de 95 CV: en la media Ficha técnica El Swift es el rey de ventas de la marca japonesa. 5 es el margen de kilómetros por litro y lo dejo así pues dependerá al final de las condiciones de manejo, altura sobre el nivel del mar, mantenimiento del coche y que tantos acelerones hagas pero en el peor de los casos estarías sacando unos 15 kilómetros por litro en tu Swift sin problemas, esto es para un manejo de ciudad. La marca nipona planea una gran ofensiva en el segmento B con el objetivo de remontar sus ventas a nivel mundial, de modo que tras presentar un nuevo Baleno, práctico y económico, a finales de año hará lo propio con este Swift, más potente, deportivo y con mejores calidades. El Suzuki Swift 2017 llegará en primavera y medirá exactamente 3,84 metros de largo y 1,74 de ancho, unas dimensiones similares a las de su antecesor, si bien su chasis contará con una distancia entre ejes superior y mayor anchura de vías, lo que debería repercutir en un comportamiento dinámico de altura. Tanto la puesta a punto de la suspensión, como la dirección y la estética del nuevo Swift enfatizarán su carácter deportivo. Bajo el capó, encontraremos al menos tres alternativas, un tricilíndrico turbo de gasolina denominado 1.0 Boosterjet y dotado de hasta 112 caballos abrirá la gama, mientras que un 1.4 Boosterjet –cuatro cilindros turbo– reemplazará al 1.6 del Swift Sport con unos 140 caballos y por último una variante híbrida SHVS se encargará de hacernos olvidar al 1.3 Diesel de origen Fiat. Eso sí, hay que llevarlo por encima de 4.000 vueltas si se quieren sentir los 136 CV. El vehículo viene equipado con sistema de control de tracción, y este se comporta muy liberal, sin interceder con el manejo, al menos que ya el subviraje sea desproporcionado. El chasis está reforzado, y la transferencia de peso no compromete la frenada, esto es ideal para poder atacar rutas con curvas cerradas. Estamos en un coche moderno, en uno de estos utilitarios que ya no parecen utilitarios. Esta versión 4x4 casi exclusiva en su segmento tendrá una buena acogida sobre todo por parte de los habitantes de las zonas donde más nieva, es decir, este invierno 2010/2011 casi toda Europa. Galería La ventaja de una tracción a las cuatro ruedas resulta evidente. Esta biciclera se hizo tan popular, que en 1954 se introdujo un segundo modelo. En 1954 el nombre de la empresa fue cambiado por el de “Suzuki Motor Corporation”. Finalmente, también deciden lanzarse de nuevo a la fabricación de automóviles, actividad que ya habian iniciado por primera vez en 1931 y que fue paralizada a petición del Gobierno del Japón que estimó que su vehículo era demasiado pequeño, incómodo e inseguro para los pasajeros. En octubre de 1955 Suzuki introdujo su primer coche fabricado en serie, el Suzulight, con motorizacón de 2 cilindros, 2 tiempos y 360cc. Pero cuando entras desmanganillado en la curva y te pones a acelerar como un loco, o a buscarle las cosquillas, te das cuenta de que estás en un pepinillo deportivo, y comienza el terrorismo. Su faceta gamberra está escondida, pero está. Y es probando el sonido con el pedal derecho cuando me doy cuenta de algo que no me gusta nada, y es propio de los coches modernos (casi ya sin excepción): La mariposa del acelerador es electrónica. No permite manejo secuencial, aunque sí tiene posiciones para bloquear marchas. Naturalmente, un Swift de gasolina y 94 caballos es más cómodo de suspensión, pero no me parecen coches comparables. Sorprende, para bien, que su carrocería y paragolpes quedan lejos del suelo. En vacío registra un peso de unos 945 kg. La producción total de Suzuki alcanzó más de 975.000 coches ese año. En 1996, para sustituir al Samurai, Suzuki presentó el X-90 convertible, un singular todoterreno Pick Up que solo se comercializó durante 3 años y que dejó de producirse en 1998. Si se necesita una respuesta contundente no queda otro remedio que llevar el motor hasta un régimen alto, por encima de aproximadamente 4000 rpm y hasta casi 7000 rpm. Podrían ser más hardcore, por supuesto, pero bueno, para un utilitario de diario, y como dotación de serie, cumplen con nota) Si volvemos al pasado, a los años 90, cuando los Clio 16v, Saxo VTS 16v, 206 GTI, Honda Civic EG5, Suzuki Swift GTi 1.3, y el resto de utilitarios peleones que iban un poco más allá de la pose y la marquita eran guerreros con los que dar sopas con ondas a grandes coches en carreteras de curvas, el planteamiento era parecido. En resumen, quien quiera un utilitario nervioso pero dócil, ligero pero fácil de controlar y con unas prestaciones más que aceptables, el Suzuki Swift Sport es su coche. Si todo sale como está planeado, la nueva generación del Suzuki Swift será desvelada dentro de un mes, en el Salón de París. Los cinturones delanteros cuentan también con pretensores y limitadores de fuerza y el habitáculo cuenta con siete airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla) de serie. La “Suzuki Motor Corporation” es un fabricante japonés que en la actualidad produce determinadas gamas de coches pequeños (especialmente Keicars), una amplia gama de motocicletas y motores fueraborda, y una gran variedad de otros pequeños productos propulsados por motores de combustión. Un poco de historia La empresa fue creada por Michio Suzuki con el nombre inicial de “Suzuki Loom Works” en octubre de 1909, en la localidad de Hamamatsu, prefectura de Shizok, Japón. Me ha parecido que van altos. El puesto de manejo es alto, cómodo, con varias regulaciones. Su motor es elástico, y permite una conducción divertida, es muy noble sin importar las condiciones, pero sobre todo me gusta su comportamiento perfectamente balanceado. Después tenemos la versión del Swift 1.2 GL, esta variante lo hace muy interesante en el mercado, pues por un bajo precio, tenemos la versión de entrada para Swift. Y así es como yo entiendo que debe conducirse un cochecillo de este estilo. Si pasas el límite se controla con algo de sencillez a pesar de que calza generoso, y notas bastante bien el apoyo del peso en cada una de sus ruedas, y cómo se carga o descarga de cada una cuando "ahuecas" el acelerador en los apoyos. La caja de cambios manual tiene un patrón de palanca de cambios y un testigo de luz que hacen que los cambios sean suaves. Gracias a esto el coche está mejor plantado en la carretera, algo que debería favorecer esa conducción de la que hablaba la marca. Estéticamente destaca por los faros bi-xenon (que por cierto son de serie), la parrilla de color negro, los faros antiniebla, los pilares A y B también en color negro, las llantas de aleación de 17 pulgadas y cinco radios triples, el pequeño alerón de techo integrado, los cristales traseros oscurecidos, las taloneras, la doble salida de escape, el difusor o las ópticas traseras de nuevo diseño. Suzuki Swift Sport Aunque a mi parecer por fuera gana bastante atractivo y su aspecto es más deportivo, el diseño interior es probablemente donde más mejora. Y equipa de serie ABS con EBD (frena muy bien), ESP y control de tracción. Tiene un desarrollo de 35,5 km/h cada 1000 rpm y teniendo en cuenta que el motor da la potencia máxima a 6900 rpm, con ella engranada el coche podría llegar —si tuviera la fuerza necesaria— a 244 km/h. Esa sexta larga tiene dos ventajas claras: hace que el coche no gaste más carburante y reduce el ruido a velocidad elevada en carretera. Según nuestro recorrido habitual de consumo, que es un tramo de 143 km de ida y vuelta por una autovía con alguna fuerte pendiente y tratando de buscar una velocidad media de 120 km/h, el Suzuki Swift ha gastado 8,2 l/100 km (consumo real) que es más bien mucho para un coche de este tipo. Rápidamente notamos su característico sonido agudo y un tanto bronco. Sin duda, los datos ya demostraban que mi amigo se iba a confundir y mucho. El Geo y el Chevrolet Tracker eran el Suzuki Vitara con otro nombre. Un nuevo Suzuki Swift ya está en camino y buena prueba de ello son estos bocetos a los que nuestros espías han tenido acceso recientemente. ¡Coño si hasta mis padres me animaron hace un mes a comprarme uno cuando lo vimos a santo de otra cosa que no viene a cuento, para que dejara de conducir coches que se autodestruyen! Giramos la llave, el coche hace algo de ruido porque le han hecho alguna modificación al escape, pero nada preocupante, suena bonito, discreto, suena áspero, crujiente. Está disponible con carrocería de tres puertas y, a partir de septiembre de 2013, también con una de cinco. El ordenador de viaje de nuestra unidad de pruebas tenía un error de consumo exagerado: durante los 627,7 kilómetros que hemos apuntado datos de consumo y repostado minuciosamente el depósito hasta que estaba completamente lleno, el consumo real ha sido, de media, un 21 % superior al indicado (desconocemos un error así será habitual en otros Suzuki Swift Sport). Ese mismo año la cifra de fabricación de su bicicleta motorizada ascendió a 6000 unidades. de media homologada). El automóvil es más seguro, me mantiene más asentado sobre la calzada y, sobre todo, sobre una superficie resbaladiza permite avanzar más que cualquiera de sus coetáneos con tracción a dos ruedas. Las llantas son aro 16. El feeling de la dirección es bastante bueno, transmite bastante información al conductor y es rápida. El computador abordo se controla con unos botones en el tablero. El cuadro de mandos se aleja de las moderneces del diseño y de las complejidades que dificultan ver la información. Sin embargo, no tiene aspecto de disponer de la ventaja de la tracción integral. Y lo bueno es que también se muestra sólido y aplomado cuando rodamos en autopista; y que no es incómodo sobre firmes bacheados. Pero bueno, vamos al lío, y a ver qué tal se mueve... Aceleramos con decisión en primera, vamos subiendo marchas, y vemos que la tecnología tiene su lado bueno (muy bueno) al hacer que el motor 1.6 empuje con bastante entereza tanto abajo como arriba, y aunque escasea de par motor, su distribución variable y su caja de 6 velocidades (más o menos cortas, en un equilibrio bastante majete) le permiten responder con alegría, cosa que con un pepinillo de los de antes no solía pasar a menos que llevara un motor 2.0 (locuras que se hacían en los 90, vamos dónde va a parar, si hoy con un 1.4 ya la gente se tira de los pelos porque es un motor enorme y que consume una barbaridad...). El tacto de la dirección asistida me gusta, es rápida, es precisa, y parece que funciona bien (por cierto, me he quedado con la duda de si es variable o no). La caja tiene buenos recorridos y el movimiento de la palanca se siente seguro y preciso. El motor opcional que encontramos en la versión Sport es un 1.6 litros de 132 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 6 velocidades. Un utilitario pocas veces tendrá esa ficha técnica por el precio ahora rebajado de 15.395 €. Logramos promedios sobre 140 km/h y la verdad ni se sienten, se va a unas 3.800 RPM a esa velocidad. Modelo 2010.El dato más desfavorable del interior es sin duda el volumen del maletero. Tanto, que te asombrará lo mucho que puede caber en su interior. Del mismo modo, para los pequeños objetos que necesitas tener a mano, el Suzuki Swift cuenta con un gran número de compartimentos ingeniosamente colocados. Hasta que el motor no supera unas 4 000 rpm, cosa rara en ciudad, su ruido se hace muy poco patente en el interior. Tiene una respuesta agradable porque reacciona con suficiente rapidez, sin retrasos, a cada movimiento del acelerador. En la práctica no resulta un coche lento, pero tampoco es demasiado impetuoso. Modelo 2010.Nuestras mediciones dan una idea clara de que la aceleración está muy condicionada por la marcha que se lleve engranada. Pese a su veteranía, sigue gustando, y el elegido para la prueba de hoy -el Suzuki Swift 1.2 GLX de 95 CV con start & stop- es una buena alternativa para los que necesiten un utilitario urbano. Se nota que Suzuki es un especialista con mucha experiencia en el mundo de las motos, acostumbrado a sacar partido de mecánicas con poca cilindrada, y este pequeño propulsor 1.2 de 4 cilindros mueve con bastante soltura el Swift… y con unos consumos muy razonables. El motor base es un 1.4 litros de 100 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 5 o automática de 4 velocidades. Además, no aloja rueda de repuesto de tamaño convencional, sino una "galleta" (135/60), su boca de carga está muy alta y hay un gran escalón entre la boca y el plano de carga. Esto me daría igual porque somos unos calcinados de la vida, si no fuera porque estamos hablando de la excusa que puede salvar un matrimonio o de lo que le vas a contar a tus padres cuando les pidas dinero para tu primer coche. Pero no por eso pierde el norte y trata de ser un coche de altísimos vuelos que no puede ser, no se disfraza de otra cosa, quiere seguir siendo un pepinillo a la antigua, pero hoy en día, razonable, económico de mantener, práctico, espacioso, agradable, y que cuando se conduzca cogido por el cuello, responda con la diversión y el descaro que se espera de un coche de este tipo. ¿Pegas? Se le pueden poner muchas si lo miras con malos ojos. Lo cierto es que se nota que su chasis es moderno, se siente siempre aplomado, se nota que siempre pisa suficientemente bien, y lo combina con una buena agilidad cambiando de dirección rápidamente. En relación al Swift anterior, este perdió 5 kg. Se trata, por lo tanto, de un suplemento bastante bajo que continúa reduciéndose si se le suma el equipamiento de serie del Swift 4x4. Teoría y práctica El hecho de contar con cuatro ruedas motrices no sólo resulta útil en la teoría. Esto le permite ofrecer un buen espacio en las plazas traseras (para su tamaño), que "roban" espacio al maletero, de poca capacidad (211 litros). Y eso es algo que Suzuki ha sabido respetar sin demasiado refinamiento: Marchas cortas, motor alegre pero sin demasiadas prestaciones, para que resulte fácil manejar a ese nivel la puesta a punto, la suspensión, los frenos, y resulte sencillo convertirlo en un juguete de diversión sin necesidad de ir a una velocidad de pisar cárcel. Los asientos sujetan bien para lo que son. El motor se combina con una transmisión manual de seis relaciones. La aceleración de 0 a 100 km/h le lleva 8,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 195 km/h. Junto con su motor, se mueve bien por ciudad y peor en autopista o carreteras donde se necesita mayor alegría. Si nos vamos a carretera la historia es otra y ahora te lo explico Dependiendo de en qué ciudad o pueblo vivas será la cantidad de veces que frenes y aceleres produciendo mas o menor rendimiento de combustible pero incluyendo el uso de aire acondicionado el Swift puede lograr en promedio consumo de 17.8Km/l en ciudad o al menos eso indica la computadora de viaje. Al plegarse ambos lados del asiento trasero, se puede crear un maletero de gran capacidad. Conducción deportiva sin complicaciones. Todo el interior del Suzuki Swift está diseñado para que disfrutes de la conducción más sencilla. Ahora, y tras la renovación del Swift el pasado año, llega el nuevo Suzuki Swift Sport que ya vimos en Fráncfort. El Swift Sport se hace mayor, ya tiene maravillas de la técnica como ESP, ABS con repartidor de frenada, 7 airbags, faros de xenón, control de crucero, mandos de cuero, llantas de 17" sobre neumáticos Continental SportContact3, y otras cosas que uno no espera encontrar en un coche que se suele quedar por debajo de 15.000 euros... (Su estampa exterior a mí personalmente me gusta mucho, han sabido mantener la idea del modelo anterior, llena de personalidad, pero ahora más actual, más agresiva. Al ralentí casi no se escucha, ni si quiera desde el exterior del coche. Con una dirección muy directa (2,5 vueltas de volante entre topes), unas suspensiones firmes y eficaces, y un peso reducido y bien balanceado, el Swift es divertido en conducir en carreteras de curvas y ágil en el tráfico urbano. La combinación de sus faros alargados y su antes mencionado techo plano lo hacen sobresalir de la competencia. En 1990 se sumaron las versiones sedán con motores 1.3 y 1.6 litros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario