martes, 22 de septiembre de 2015

Donde cambiar los discos de freno de un Ford

Se puede hacer arte con las piezas de los coches Con las piezas usadas ¿qué haces tu?

Recuerdo, cuando era niña, que en casa de mis padres, hubo coches de distintas marcas: Seat, Citroen, Renault… Mi padre adoraba su seis caballos azul de la marca Citroen y yo lo recuerdo con cariño porque fue con ese vehículo con el que aprendí a conducir.

Tenía un motor de gasolina de lo más alegre y en primera y segunda, era capaz de subir por las cuestas más empinadas. Uno creía que jamás llegaría arriba, pero qué va: lo hacía sin rechistar. Ya no hacen coches como esos. Después, de adulta, he tenido otros coches, pero de todos, mi favorito es el Ford, esa marca mítica y legendaria. He tenido ya tres, y nunca me han dado problemas, más allá de las cosas normales que se desgastan con el uso.

Hace cosa de cuatro años, tuve que cambiarle a mi vehículo los discos de freno. Acudí a un conocido taller de mi localidad, que tiene talleres por toda España y en unas horas, me hicieron todo el trabajo. Nada más salir del establecimiento y accionar el pedal de freno por primera vez, un chirrido atronador me sorprendió ingratamente. De hecho, paré el coche y volví al taller a preguntarles si aquello era normal. Me dijeron que sí, y que se le quitaría con el tiempo.

 El caso es que dos años después, mi coche seguía chillando al frenar como un gato atropellado… Me daba vergüenza cada vez que tenía que hacer una frenada. Y ya os podéis imaginar lo mal que lo pasaba cuando, por ejemplo, salía de noche a alguna fiesta y volvía de madrugada para aparcar en el parking de mi bloque…: despertaba a todo el vecindario cuando frenaba bajando por la rampa de acceso al aparcamiento.

Quizá eso del ruído de los frenos sea normal (hay quien me dijo que sí, y hay quien me dijo que creía que no), pero el caso es que le cogí manía al taller. Así que un día decidí buscar otras alternativas por internet para el tema de las averías, recambios y repuestos de coche. Mi hermano Andrés, que sabe mucho de estas cosas y a quien le pregunté, me recomendó la web de recambios de coches, que tenían repuestos de ford baratos, con productos y precios muy interesantes.

Me gustó mucho y siempre me han solucionado la cuestión de repuestos. También descubrí la web de repuestos de coches 24 horas www.recambioscoches.es/ford, en la que puedes seleccionar tu producto entre una gran variedad, desde casa y con un simple click y sin tener que esperar a que abran el taller o tienda de repuestos de tu barrio. Cumplen bien los plazos de entrega y son muy eficaces. Y por lo demás, ahora siempre acudo a un taller de los de toda la vida, que no es ninguna de esas franquicias de ámbito nacional, y que me atienden con la cercanía que a mí me gusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario