lunes, 12 de mayo de 2014

La historia de los coches y del motor

A los amantes del mundo del motor nos gusta eso de conocer la historia de todo lo que rode a nuestra pasión, y por eso devoramos como sinónimo de lectura apasionada, todo cuanto cae en nuestras manos relacionado tanto con los coches como con los motores y no sólo de explosión, que también estamos ansiosos por conocer acerca de los nuevos vehículos eléctricos.

Para algunos aficionados es tanta la literatura que hay que son incapaces de leerla toda, mientras que a otros por contra nos parece que hay poca o más bien, que ya hemos leído todo lo que hemos podido adquirir. De esta carencia algunas empresas editoriales se han dado cuenta y han comenzado a sacar más y más nuevas ediciones de colecciones o enciclopedias de libros sobre el mundo de los coches y del motor. Una de ellas es Ediciones Albores, que desde siempre ha sido una referencia para los aficionados a las cuatro ruedas. Y quien dice cuatro ruedas, dice dos ruedas como las motos, o más de cuatro ruedas como los camiones, que también tienen su público fiel.

Lo bueno que tienen los libros del motor es que siempre están ahí y caso de duda o de que olvidemos algún dato en concreto, basta con volverlo a consultar ya que nuestra memoria o bien ya no es la que era o bien la dedicamos a otros menesteres que nos sean más o menos útiles en el día a día. Otra ventaja si tenemos poco espacio en casa, es que ahora los podemos adquirir tambien en formato electrónico, haciendo que ocupen muchísimo menos espacio del que hasta ahora ocupaban los voluminosos libros en papel, que como yo, siguen teniendo fieles lectores por más que reconozca las ventajas de los libros que se editan digitalmente.

Y depende por supuesto para la elección de uno u otro tipo de libro a igualdad de contenido, el dónde se vayan a leer o a consultar, que si es en el salón de casa sentado en un cómodo y mullido sofá, yo al menos prefiero el libro en papel, pero si lo he de consultar en el garaje o taller, ahí el libro electrónico gana por goleada ya que no se ensucia y si lo hace, con una gamuza o un pañuelo de papel se limpia y queda como nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario