lunes, 26 de mayo de 2014

Hacer una reparacion con piezas de desguace

Fue en 1886 cuando se inventó el primer coche, más o menos como los conocemos hoy. Tenía un motor de combustión interna y fue idea de Karl Friedrich Benz, según parece. Algunos años después (1908), el famoso Henry Ford inició la producción de coches en cadena. Si Benz o Ford levantaran de pronto la cabeza, asistirían atónitos a la evolución de aquellas primitivas máquinas con motor que ellos crearon.

Pocos son ya los parecidos. Motores y vehículos eléctricos o solares eran impensables en su época, y sin embargo, hoy ya circulan sin mayor problema por nuestras carreteras. Los coches en nuestra era se han convertido en una necesidad y en un producto que se fabrica en masa. Cuesta imaginar nuestra vida sin ellos.

Aprovechando esa sensación de necesidad tan arraigada que tenemos, los fabricantes juegan con algunas variables que les reportan cuantiosos beneficios, como puede ser- por ejemplo- el tema de las piezas de repuestos o cambio de piezas. A veces cambiar una pieza por otra original del fabricante, nos puede salir, no caro, sino carísimo. Y no deberíamos olvidar que existen en Málaga unas empresas de desguace que se dedican precisamente a reciclar piezas de vehículos y a ponerlas en perfecto estado de funcionamiento, que te darán el mismo servicio que tu fabricante, te instalarán el recambio y te solucionarán el problema o la avería con total eficacia.

 ¿Cuántos de nosotros -seguramente también tú, querido lector que ahora estás leyendo esto- hemos pagado un dineral por cambiar una pieza del motor o comprado un coche nuevo considerando que el arreglo no valía la pena? Sin duda, lo hemos hecho bastantes de nosotros y no seré yo quien tire la primera piedra, porque confieso -muy a mi pesar-que no estoy libre de pecado. Antes de hacerlo, la próxima vez llama a Piezas Verdes, que es una de estas magníficas empresas de desguace de las que antes te hablaba, y pídeles un presupuesto sin compromiso.

¿Qué trabajo te cuesta? Los temas técnicos hay que consultarlos siempre con un buen profesional y pedir segundos y terceros diagnósticos. Así es muy probable que nos ahorremos unos cuantos (bastantes) euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario