miércoles, 13 de marzo de 2013

Peugeot 5008

De todas formas, no te aburro aquí con más de lo mismo: más arriba tienes las sensaciones de condiccón de casi toda la gama. Aun así, siempre puedes instalar el Driver Sport Pack por 300 euros. Es un maletero grande para el tamaño exterior de la carrocería, si bien está superado por el de algunos modelos, como el de un Citroën C4 (408 litros) o el de un Škoda Spaceback (415 litros). El interior de esta generación del Peugeot 5008 presenta varias novedades de aspecto y también de carácter práctico. Pero por otra parte la posición de conducción nos resulta extraña, haces mil ajustes con el asiento y los mandos, pero igualmente tanto la posición de la banqueta (un poco alta) como la disposición de los pedales se nos hace extraña. Respecto a su par, es de 330 Newton por metro (Nm). El conocido motor 1,6 litros THP arroja 250 CV de potencia en esta ocasión, y lo hace de forma contundente pero lineal. La palanca de marchas tiene un accionamiento suave y unos recorridos largos.

Con el motor Diesel de 68 CV, el 5008+ es suave y relativamente silencioso (aunque el motor se escucha claramente en cualquier circunstancia). Desde parado, es capaz de recorrer un kilómetro en 25,3 segundos. Entre los elementos más destacables encontramos la posibilidad de instalar faros Full-LED, sistema de frenada autónoma de emergencia, Park-Assist para aparcar en línea o en batería o el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 8 pulgadas desde donde se controlan todas las funciones de climatización, multimedia, ordenador de a bordo o navegación. Da un estirón cuando la aguja de las revoluciones llega a las 1.800 vueltas más o menos y sube de régimen de manera lineal hasta bastante arriba, aunque su ‘zona buena’ la encuentro desde un poco más allá de las 2.000 rpm hasta las 3.200 revoluciones, más o menos. En este sentido, circular por terrenos algo más complicados que una autopista con un Peugeot 5008 HDI 92 te exige utilizar el cambio más de la cuenta. Y no es para menos ese 'interés'.

El motor «BlueHDi» de 120 CV también es nuevo y, al igual que el 2.0 BlueHDi de 150 CV, tiene un sistema de reducción catalítica de óxidos de nitrógeno de los gases de escape mediante la aplicación de un aditivo (Adblue, una solución acuosa de urea) que les permite cumplir con la normativa europea de emisiones Euro 6, que entrará en vigor en septiembre de 2014.

En vías rápidas se justifican especialmente algunos de los sistemas de ayuda a la conducción que Peugeot ha incorporado en este modelo: regulador de velocidad activo, alerta de riesgo de colisión y frenada automática de urgencia, que es capaz de detener el coche si detecta un riesgo de impacto inminente. El resultado es un coche divertido, eficaz, pero no radical ni estridente (es decir, que no intenta matarte constantemente, para entendernos). El también lo ha probado por el mismo tramo pero en el camino de vuelta, y yo le seguía con su Clio. El coche va suave, no se muestra nervioso, y no me parece descabellado para hacer un viaje. La posición de manejo es incómoda como las sillas, para la mayoría de estaturas y formas.

En realidad podría serlo, porque no deja de ser utilizable en el día a día: es amplio, tiene buen maletero y su amortiguación no es nada radical. Esto, sin embargo, hace que los viajes por autopista sean ruidosos y con un nivel de consumo más elevado de lo deseable, ya que el propulsor roza las 4.000 vueltas cuando se supera la barrera de los 120-130 km/h. Lo mismo sucedió con su oferta mecánica. Es, simplemente, una delicia. La sexta velocidad podría ser más larga para mantener cruceros de 120 km/h a menos de las 2.300 rpm que ahora marca su cuentarrevoluciones. También puede aparecer con facilidad un sobreviraje (por ejemplo, en una frenada en bajada para entrar en una curva o en cambios de apoyo muy seguidos). Peugeot 5008+. En cuanto a pisada, prestaciones, calidad, confort y equipamiento, creo que no merece pensárselo mucho, 5008+ aunque esté ya muy visto. A nuestro juicio, Peugeot no ha cambiado tanto su modelo de tamaño medio desde que en 2001 reemplazó el 306 por el 307.

Por ejemplo, la dirección tiene un nuevo tarado que, junto al pequeño volante, permite un guiado preciso y muy directo, so pena de no recibir demasiada información de las ruedas en las manos. Prueba Peugeot 5008 GTi 250 Los frenos están a la altura de las prestaciones pero, de nuevo, si buscamos un coche de altas prestaciones al que vamos a exigir el máximo rendimiento, entonces el nuevo equipo firmado por el especialista Alcon del GTi 270 es más interesante. Otra cosa es que lleves pasajeros con asiduidad. “Es de gasolina, lo que pasa es que vibra y suena más de lo que me te esperas. El Peugeot 5008 se fabricó durante trece años, 1998-2011, y tuvo un éxito de ventas abrumador. Es bueno revisar los discos en los pocos 2 litros que hay (cuando los manejan deportivamente) donde se pueden presentar desgastes notorios con 50.000 kilómetros. Lo mejor de todo es que este 208 no es, ni mucho menos, un coche incómodo de suspensiones y ofrece un agradable equilibrio general.

Bien equipado de serie, pero algo caro Llegados a este punto, la pregunta es: ¿cuánto hay que pagar por esta diversión? Peugeot pone el listón en los 18.850 euros, una cifra alta que se atenúa en parte con un descuento de la marca de 1.210 euros. Llega el verano y, de repente, nos da por ir al gimnasio para ponernos en forma y perder en menos de un mes todos esos kilitos que nos sobran, intentamos ponernos morenos a base de meternos sesión tras sesión en la maquinita de rayos uva y, ya puestos, ¿por qué no comprarnos un utilitario descapotable para lucir nuestra nueva imagen?. Por ejemplo, cuando pulsas el botón que activa el modo "sport", la instrumentación cambia a un color rojo, y puedes consultar informaciones como la presión que está generando el turbocompresor, la potencia o el par que está rindiendo el motor, o datos de aceleraciones longitudinales y transversales. Peugeot 5008 GT Pero lo que más me ha llamado la atención es cómo se amplifica el sonido del motor, utilizando para ello los altavoces del equipo de sonido.

Por lo demás, el salpicadero del Peugeot 5008 era práctico y contaba con una bandeja vaciabolsillos de gran tamaño delante del acompañante. Pero lo mejor yo diría que es la cifra real de consumo que se puede conseguir. Si quieres verlo en movimiento, aquí tienes un video. Vídeo Peugeot 5008 GT En el interior encontramos pedalier de aluminio, volante en cuero perforado, asientos deportivos GT tapizados en Alcantara –muy cómodos y de magnífica sujeción y agarre– y decoración en negro con detalles en rojo, mientras que el techo va en color antracita. Peugeot 5008 GT Entre lo que no va de serie y podrías considerar como opción, destaca la alarma (360 €), el techo panorámico de cristal (550 €), la cámara de visión trasera (160 €) o el Driver Asistance Pack (900 €), que incluye control de crucero activo, sistema de frenada de emergencia y alerta anticolisión. Una puesta a punto específica del chasis Pero las modificaciones de los Peugeot 5008 GT no son sólo estéticas. La dirección asistida eléctrica es muy buena, directa y comunicativa, gracias al buen tarado de la asistencia y al diámetro del volante, que favorece los giros más rápidos.

A pesar que la dirección es suave, el tren delantero proporciona un agarre perfecto, lo que da confianza a la hora de pisar a fondo a la salida de las curvas sin temor a perdidas de adherencia. El asistente de aparcamiento es opcional (350 €) y no puedes montar el de cambio de luz cruce/carretera, manejo de controles por voz o el reconocimiento de señales de tráfico, pero a cambio en el 5008 puedes llevar unos asientos con masaje (600 €), con memoria para las regulaciones eléctricas y hasta un techo panorámico de cristal (600 €). La mayor ventaja del 5008 en este momento de la comida es que el navegador es de serie, que los faros delanteros son de leds y que el freno de estacionamiento es eléctrico. y me ha salido gasolina. Driver Sport Pack: el botón "mágico" Ya te he contado antes en qué cosiste y qué modifica el Driver Sport Pack, que es de serie en el Peugeot 5008 GT.

No es mucho, pero ha sido suficiente para poder presentar un interior bastante amplio, especialmente en las plazas delanteras y el maletero, uno de los mejores del segmento, con 470 litros (40 litros más que en el anterior modelo). Peugeot define al 5008+ como «la solución inteligente para tiempos de crisis». En España, Peugeot espera vender 3.200 unidades en 2009 (unos 400 coches al mes, en los ocho meses completos que quedan de 2009).

El motivo es que no tiene rueda de repuesto, sino que lleva un equipo reparapinchazos. Así que pido la cuenta y el Peugeot 5008 1.2 PureTech 130 CV Allure 5 puertas me sale por 21.650 €. Todo estará bajo su control ya que en la pantalla táctil tendrá información sobre la potencia, los bares, el par y otros muchos aspectos. Embarcarse en la aventura de competir en el segmento de los compactos deportivos no es, hoy, precisamente una tarea fácil. A pesar de todos estos condicionantes, ninguno de los que hemos conducido el Peugeot 5008 hemos tenido dificultades para encontrar una posición cómoda al volante y que nos permitiese ver correctamente la instrumentación (más información en impresiones del interior).

Otro aspecto importante del interior del Peugeot 5008 es que, desde el nivel intermedio de equipamiento (Active), hay una pantalla táctil en el centro del salpicadero (imagen) desde la cual se manejan la inmensa mayoría de las funciones del coche. Eso sí, no tendrás el poderío de esta mecánica, pero... Todo estará bajo su control ya que en la pantalla táctil tendrá información sobre la potencia, los bares, el par y otros muchos aspectos. Embarcarse en la aventura de competir en el segmento de los compactos deportivos no es, hoy, precisamente una tarea fácil. Eso ha hecho posible despejar la consola central de botones. Sobre todo porque sigue siendo bastante confortable y filtra a la perfección los baches e irregularidades del asfalto. Permíteme que vuelva a incidir en su bajo consumo, porque pese a no lograr alcanzar la cifra oficial (3,8 l/100 km), pienso que 4,9 litros es un gasto realmente bueno para el día a día, sobre todo, si tienes en cuenta que monta ruedas de mayor diámetro.

Con los 250 CV del primero alcanzamos 250 km/h de punta y aceleramos de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, dos décimas más lento que con el GTI 270. Por tanto, la prueba no tiene tanto que ver con cuánto acelera el coche, sino con cómo lo hace y con cómo es capaz de frenar. Esto es, radio, climatización y navegador como aspectos más destacados. De hecho, casi no percibo cuando para y cuando arranca. Por ejemplo, a los niveles de equipamiento iniciales -Access y Allure- se sumaron el Style, el GT Line y el GT; Edesde febrero de 2016, las terminaciones Style y GT Line incluyen más equipamiento. El primero me ha gustado por su viveza, gracias a que cuenta con unos desarrollos muy cortos de su cambio de cinco velocidades. La primera novedad fue la comercialización del motor 2.0 HDi desarrollado conjuntamente con Ford. La nueva plataforma, con suspensión a base de barra de torsión, permite ampliar el espacio para bultos. Todos los 5008 GTi son manuales.

En cambio, dan una luz blanca que resalta los baches en zonas iluminadas en ciudad mejor que cualquier otro. Los recorridos son algo largos, me atrevo a decir que con un par de marchas tenemos “el tramo hecho”, pero el poderío de la mecánica deja el cambio en un merecido segundo plano. Cada uno deberá valorar la situación y hacer uso de su propia balanza de pros y contras en base a su lista de prioridades. Cuando sí se percibe el sonido es cuando aparece en escena el botón sport y que, al pulsarlo, sale una pantallita de par, soplado del turbo y cambia ligeramente el sonido del motor perciobido desde dentro del habitáculo. Rioja, Ribera del Duero, Cariñena, Valdepeñas... Peugeot estima que el 60 por ciento de los 5008+ que venda serán Diesel, mientras que el resto serán de gasolina (la mayoría con el motor de 75 CV). Tras firmar un acuerdo de colaboración entre el grupo francés PSA (Peugeot-Citröen) y el americano Ford para la concepción de mecánicas Diesel de pequeña cilindrada, nace este atractivo propulsor que se introdujo como primicia en el Peugeot 307 y que en un futuro próximo montará el nuevo Ford Fiesta.

Al día de hoy y habiendo comprobando sus buenas cualidades, la marca francesa ha decidido introducirlo en el mercado como una de las variadas opciones mecánicas disponibles para el Peugeot 5008. Pero a mí me gusta conducir con el asiento lo más bajo posible para lograr rebajar el centro de gravedad y así incrementar la estabilidad del vehículo, así que no logro una postura adecuada para tener una lectura correcta de los relojes. El coche que he podido analizar es una unidad de preserie, así que los acabados no son los definitivos. Con algo menos de cuatro metros de longitud, ofrece unas plazas traseras con mucho espacio para las piernas y un maletero de 285 litros que está por encima de la media del segmento. La tecnología BlueHDi consiste en incorporar al motor diésel un catalizador de oxidación SCR y un filtro de partículas FAP con aditivo, cuyo trabajo conjunto permite reducir las emisiones NOx y las partículas por encima del 90%.

Donde realmente destaca el 5008 es por su maletero que cuenta con 398 litros de capacidad y un extra de 22 litros ocultos bajo el piso del maletero. Llega el momento de sentarnos al volante y vemos que, como sucede en el 208, el volante es ovalado y está situado en una posición muy baja. CO2/km Dimensiones: 425/180/146 cm Maletero: 398 litros Peso: 1.225 kg Cambio: Manual de seis velocidades Depósito: 53 litros Las marcas siguen tendencias, modas, y lo que ahora se lleva, desde hace tiempo, es el downsizing. Pero, en esta ocasión, te gustará su sonido. Los gasolina son el 1.2 VTi de 82 CV, que monta la versión más básica, y el 1.6 THP de 155 CV, que lleva el más potente de los 5008. Menos peso se traduce en mayor agilidad y mejores prestaciones, y esto es algo que claramente se transmite al volante del nuevo Peugeot. Va como debe ir un coche pensado para el día a día: te ofrece un rodar silencioso y el tarado de las suspensiones priman el confort, algo que vas a agradecer a la hora de practicar una conducción normal y sin ambiciones deportivas.

Otros aspectos técnicos como los muelles, amortiguadores o bujes son más duros que en las versiones menos agresivas del 5008. Más adelante podría llegar una versión deportiva del Peugeot 5008 de la que todavía no hay detalles, pero que podría compartir algunas características con el prototipo Peugeot 5008 R. Hemos probado en profundidad las versión Diesel 1.6 e-HDI de 116 CV, gasolina 1.6 THP 125 CV (que ya no está a la venta) y gasolina 1.2 PureTech de 131 CV. Si. La cosa promete, y estamos ansiosos por algún motivo. Como todos sabemos, la saga GTi de Peugeot levanta pasiones, es racing, tiene tradición, y nos ha dejado enormes satisfacciones. Desarrollado sobre la base de motorizaciones diesel y gasolina, los Peugeot 5008 Quiksilver buscan dinamismo y provocación sana dentro de los códigos de comportamiento habituales en este tipo de vehículos. Como el 5008, es un coche con una suspensión cómoda, que absorbe bien las irregularidades de la carretera, pero que no contiene adecuadamente los movimientos verticales y el balanceo de la carrocería.

Ahora parece más coche, va más aplomado y ofrece menos sensación de utilitario a las manos. Llamó la atención la forma y tamaño de los faros delanteros y de la toma de aire frontal que más tarde serían elementos característicos de los Peugeot diseñados en los primeros años del siglo XXI. Se sustituyó el motor 1.6 90cv por otro 1.4 16v con la misma potencia que se podía solicitar con cambio automático o manual y comenzó la comercialización de una versión diésel HDi con 1.560cc y 110cv que acabó por eclipsar al modelo 2.0 HDi 90cv. Un 5008 1.0i de 68 CV cuesta de 9.470 a 9.770 euros dependiendo de si es 3p o 5p, mientras que un 5008+ de 75 CV cuesta 9.550 euros en 3p y 9.400 en 5p. Como en el 208, por encima de él se sitúa un cuadro de relojes en posición también más elevada de lo normal, para mejorar la visibilidad y evitar que desviemos la vista de la carretera mientras conducimos. El tacto y el aspecto son muy buenos, y generan una buena sensación de calidad percibida.

Realizado sobre el 5008 GTi, el GT WRC se reconocía por la tapa del depósito de combustible en material metálico, por las llantas de 17” y por sus enormes defensas que alargaban la longitud total del coche casi 20cm para llegar hasta los cuatro metros y poder así homologar al Peugeot 5008 para el WRC. En la etiqueta, en lugar de Ecoboost pone PureTech, porque cada bodega tiene su denominación de origen, pero sigue siendo un tres cilindros con inyección directa, turbo e intercooler, aunque toda la "botella" (culata, bloque y cárter) es de aluminio. Y eso que, además de ser muy pequeño, también va en una posición muy baja, lo que permite que el conductor pueda ver los relojes del cuadro sin problemas por encima del mismo. Los expresivos faros incorporan tecnología Full Led (sólo en las versiones más altas de la gama) y esto da al coche una mirada más moderna y expresiva, además de una mayor potencia lumínica. Mirado de perfil, la forma triangular del montante trasero contribuye a dar esa imagen más compacta y robusta, aunque también ha restado espacio a la luneta, que ahora es más corta.

Aparentemente es el mismo coche que el GTI pero al desconocer de su existencia te puede echar un poco para atrá. En la parte alta se sitúa el 2.0 BlueHDi, también disponible con dos niveles de potencia: 150 y 180 CV, este último para el acabado GT. No vayas a pensar que se coloca entre los modelos más dinámicos del segmento, así de repente, pero hay que reconocer que el salto que ha dado en este sentido es notable. Todos los detalles Incluso los diseñadores de Peugeot han tenido muy presente el espíritu de los deslizadores en la estética de la serie limitada del 5008: olas en los asientos merced al guarnecido Slater, f oot-strap a modo de asideros de sujeción (excepto en CC), monograma Quiksilver adornando las puertas delanteras, alfombrillas delanteras de caucho, asientos delanteros deportivos (regulable en altura el del conductor), consola central en gris aluminio y la esfera del cuadro de instrumentos en color gris claro son los rasgos distintivos de la versión 5008 Quiksilver que, en el capítulo de confort, complementa su oferta con un equipo de audio mono CD, con mando en el volante y seis altavoces.

Después, el techo duro se desliza hacia dicho maletero y se oculta en su totalidad. Ya han pasado a la historia los 5008 (gran coche) y 5008. Por ejemplo, llega de serie con llantas de 19 pulgadas, con pinzas de freno pintadas en color rojo o con una pintura bitono “Coupe Franche” opcional. Un interior peculiar Prueba Peugeot 5008 GTi 250 El habitáculo del Peugeot 5008 GTi es, en esencia, el mismo que el de un 5008 cualquiera. Toda la parte frontal hereda los rasgos característicos y a la vez comunes vistos hasta ahora en otros modelos de la marca francesa, contando con unas ópticas delanteras de gran tamaño en las que se incluyen interiormente los pilotos de los intermitentes laterales, una rejilla sobre la que va montada el logotipo de la marca sobredimensionado y un paragolpes de líneas redondeadas que se desliza por debajo de las ópticas y que a la vez hace de faldón, montando sobre este último las luces antiniebla.

Sin embargo, la sorpresa comienza cuando seguimos con nuestra vista las líneas que proceden del techo y descienden hasta la parte trasera y, en vez de ver el típico portón que montan normalmente todos los Peugeot 5008, nos damos cuenta que éste ha sido sustituido por un maletero alargado con su característica tapa y que sirve para alojar el techo duro que se camufla de forma eléctrica. La operación para ocultar dicho techo es sencilla y cómoda. Le falta fuerza a bajo régimen y no sale bien desde parado. Las impresiones de conducción del 5008 1.4 HDI 68 CV siguen siendo válidas para el 5008+ con este mismo motor. Se aprecia también un carácter deportivo que se ve acentuado en detalles como el peculiar diseño de su puesto de conducción denominado i-Cockpit donde el cuadro de instrumentos está ubicado en una posición superior a la habitual y el volante cuenta con un diámetro inferior de lo normal.

El lado más familiar del 5008 alcanza los 559 litros de maletero Peugeot 5008 SW La carrocería familiar del Peugeot 5008 se denomina Peugeot 5008 SW y cuenta con un maletero de 556 litros de capacidad. Y los dos coincidimos en casi todo: Un coche redondo, con el comportamiento imitando a los de antaño, pero con las comodidades de un coche actual, sin carencias, equipado y lógico para diario. No te deja tirado si vas un poco largo, y si eso ocurre el cambio, bastante preciso (no demasiado rápido, es cierto), no te pondrá pegas. A la hora de definir el comportamiento dinámico del 5008 e-THP 130, tengo que calificarlo de notable. Y como comenta Peugeot ha habido que hacer algunas modificaciones «como una capa extra de pintura tras las pruebas en Marruecos y Rumanía donde las carreteras están más sucias y siempre saltan piedras contra la carrocería del coche» pero el trabajo hecho previamente ha dado sus frutos con una calidad real y percibida por el cliente final, tras este tiempo, que apenas han afectado ni al estado general del coche ni al comportamiento.

Y para demostrarlo Peugeot nos enseñó parte de las instalaciones donde se prueban con machacona insistencia desde las suspensiones hasta los asientos y los materiales del salpicadero hasta el efecto que causan los lavados semanales en un tren de lavado de cualquier gasolinera. Incluso nos mostró un coche, un Peugeot 5008 con el motor de 1.2 litros de tres cilindros PureTech de 130 caballos, con el que pudimos rodar por una de sus pistas de pruebas, y al que una revista especializada española “Autopista” le ha hecho más de 120.000 kilómetros sin apenas problemas y desde luego ninguno de relevancia. Las claves de la calidad El despiece del coche muestra aquellos elementos que han fallado y necesitan un rediseño El despiece del coche muestra aquellos elementos que han fallado y necesitan un rediseño Parte de la calidad de un coche es la durabilidad de los materiales y ajustes con el paso del tiempo y el uso intensivo al que se puede someter a cualquier coche en cualquier parte del mundo donde éste se venda.

Consiste en una instrumentación situada en posición elevada -con la curiosidad de que la aguja del cuentarrevoluciones va en sentido contrario al sentido horario- y un volante de reducidas dimensiones y con forma elipsoidal -achatado tanto en la parte superior como en la inferior-. Podemos encontrar tanto en el salpicadero como la consola, plásticos con un acabado similar a la goma, que son muy agradables al tacto, combinados con plásticos que imitan con acierto el metal o, incluso, con aluminio pulido en algunas zonas del interior. En esta prueba hemos conducido la versión con el motor diesel de 1.6 litros, que Peugeot denomina e-HDi y que ofrece una potencia de 115 CV y 270 Nm de par motor que están disponibles desde 1.750 rpm. Pero mejor explicarlo al detalle porque el sistema tiene su enjundia: en primer lugar hay que desenganchar las dos fijaciones delanteras. De todas formas, no te aburro aquí con más de lo mismo: más arriba tienes las sensaciones de condiccón de casi toda la gama.

Aun así, siempre puedes instalar el Driver Sport Pack por 300 euros. no hay color. Bien puesto a punto No obstante, aunque el propulsor no sea santo de mi devoción, tengo que decirte que este Peugeot es un producto muy interesante. Al igual que había pasado con el 205 GTX, esta nueva versión del 5008 sería una alternativa interesante y económica al codiciado GTi. Sin embargo la gran novedad del año 2000 fue el lanzamiento del primer descapotable con techo rígido escamoteable de su categoría: el Peugeot 5008 CC. Modelo 2009.En este sentido, las últimas unidades potentes del 5008 (como un 5008 1.6 HDI de 110 CV con ruedas 195/55 R15) reaccionaban mejor, algo en lo que también puede influir la diferencia en los neumáticos. La velocidad máxima del 5008 GTI está limitada a 250 km/h por lo que es difícil saber qué modelo del mercado sería el más rápido. Donde realmente destaca el 5008 es por su maletero que cuenta con 398 litros de capacidad y un extra de 22 litros ocultos bajo el piso del maletero.

Llega el momento de sentarnos al volante y vemos que, como sucede en el 208, el volante es ovalado y está situado en una posición muy baja. Las alternativas al Peugeot 5008 son múltiples y muy variadas, si bien sus principales reclamos son su oferta de mecánicas de última generación, especialmente diésel, y una buena relación precio/equipamiento. Un compacto elegante y bien acabado Motorizaciones del Peugeot 5008 El Peugeot 5008 ofrece una amplia gama de motores, tanto diésel como gasolina. Hoy día el 5008 CC, nombre definitivo para el que, con permiso del 406 coupé, resulta el vehículo más pasional de Peugeot, es una realidad palpable y, sobre todo, estéticamente admirable. La culpa la tienen 28 segundos de metamorfosis: el tiempo necesario para convertir un modelo cerrado en un flamante descapotable, todo ello en medio de un perfecto juego de contorsionismo mecánico capaz de atraer la atención de cualquier transeúnte despistado. Los asientos, más que buenos, heredan el buen hacer que Peugeot había conseguido en los últimos modelos.

Este proyecto culminó en 1998 con el lanzamiento del Peugeot 5008. Para acentuar su deportividad, el 5008 monta de serie el 'Drive Sport Pack' que modifica el color de la instrumentación en un tono rojo (originalmente es blanco), además de incorporar indicadores de la presión del turbo, par motor y medida de la aceleración lateral y ofrecer un diferente ajuste del recorrido del pedal. En su exterior, el Peugeot 5008 GTI se puede elegir entre seis tonalidades distintas y, únicamente en la versión de 270 CV, se puede elegir la opción de dos colores (Ultimate Red y Perla Nera Black). Sensaciones de conducción Las prestaciones del 5008 GTI pueden resultar muy convincentes para aquellos que busquen unas sensaciones racing. Peugeot 5008 GT El resultado es un coche que, en cualquiera de sus dos versiones de carrocería y de motor, transmite unas sensaciones magníficas. El pequeño volante, de diámetro inferior al habitual, ya es “marca de la casa”. Por ello una vez definido y creado el coche, éste ha de pasar una serie de pruebas antes de salir de la cadena de montaje y este trabajo o se hace de forma concienzuda o aparecerán los indeseados problemas y la falta de esa calidad que todos los constructores tratan de evitar.

Una de las claves como nos comentaron en la visita al Centro de Diseño y Pruebas cerca de la fábrica de Sochaux donde se fabrican los 5008 son las suspensiones. Pero al contrario que los pepinillos franceses de antaño, como el 106 Rallye que tuvimos, que se revolvían a traición y te dejaban mirando a Burgos en un instante, este 5008 te va avisando, lo notas insinuarse detrás, con un movimiento que más que sobreviraje empieza a ser guiñada, y posteriormente te trae la cruzada que te ha anunciado. Es un sistema totalmente recomendable si tu presupuesto da para comprar el Driver Assistance Pack (opcional). Otros equipamientos, de serie u opcionales, según la versión, son el control de ángulo muerto, el freno de estacionamiento eléctrico, la cámara de marcha atrás o el acceso y arranque de manos libre.

El Clio anda mucho, sin duda, pero para hacerle correr hay que subirlo mucho de vueltas, mientras que el 5008 responde con ganas desde el primer instante (por eso muchas veces le he sorprendido en el tramo y le ha costado recuperarse y alcanzar al 5008). Ni que decir tiene, por supuesto, que la operación de cerrado conlleva los mismos pasos pero en orden inverso. A continuación tienes los precios facilitados por Peugeot sin descuentos (deberías restarles 3.210 euros en ese caso) para las mecánicas que llegan en un primer momento y los tres acabados disponibles (el más interesantes es el intermedio). Jekyll. En zonas más viradas, si el ritmo que le imprimes es más vivo, puede que me quede con el Ford, pero por poco. Lo que no me termina de convencer, aunque hay a quien le encanta, es la presencia del diminuto volante que ya hemos visto en el 208. Quizá su presentación, sus acabados, su ergonomía y algún que otro detalle no esté al mismo nivel de otros modelos similares de aspiraciones más premium, pero lo que sí tenemos claro es que sobre el asfalto se mueve igual de bien o mejor que ellos.

Todo cambia en el modo deportivo Antes de dar carpetazo a esta prueba queremos hablar de las funciones más destacadas del coche. El peso se ha reducido en nada menos que 140 kilos, a base de utilizar nuevos materiales (el capó y las aletas delanteras son de aluminio, por ejemplo), nuevas formas de ensamblaje de los diversos elementos de la estructura y otras modificaciones técnicas en la cadena cinemática. Se lanzó también una nueva versión deportiva: el Peugeot 5008 RC. El resultado es un comportamiento dinámico ejemplar, con maneras similares a las de otros modelos de Peugeot Sport (208 GTi o RCZ R), que permite ir muy rápido con total efectividad y sin sobresaltos de ningún tipo. Sí fue más exitoso sin embargo la introducción de un nuevo bloque motor 1.4 HDi de 70cv para sustituir al viejo 1.9D. Sin embargo, también habrá personas que se manejen mejor con la consola con botones que tiene el nivel de equipamiento de acceso a la gama (Access). peugeot-5008-posterior Hay varios elementos de equipamiento poco frecuentes en coches de este precio.

En todo caso, la opción del control de estabilidad nos parece imprescindible (como en cualquier otro coche, aunque en este, por la viveza de sus reacciones, más). El tacto de la dirección no nos ha gustado, sobre todo al conducir a un ritmo rápido por carreteras con curvas, ya que resulta demasiado asistida e imprecisa. Se ha reemplazado el volante de gran diámetro que éste tenía por otro de menores dimensiones con forma ovalada, que va colocado más bajo. A las pruebas nos remitimos. peugeot_5008_gti Peugeot 5008 GTI Enlaces relacionados Peugeot 5008 RC: alma de circuito Compara tu seguro de coche PEUGEOT 5008 Ir a la ficha del coche Ir a la ficha de PEUGEOT El Peugeot 5008 GTi es un vehículo compacto (4,25 metros de longitud) con carrocería de cinco puertas y aspiraciones deportivas. “¿Qué tal va este 5008 diésel?”, me pregunta un amigo. Todo fluye linealmente y con una naturalidad pasmosa, pero contundente.

Es por ello que el precio de este 5008 se dispara hasta los 23.340 euros. Y ya puestos, si lo que buscas son más sensaciones puras y más potencia, un Skoda Fabia RS te ofrece un motor de 180 CV a 18.430 euros, lo que deja un poco en evidencia al 208. A cambio de ese precio, el modelo del león monta un equipamiento de serie que no está nada mal y que, sobre todo, se puede completar con unas opciones cuyos precios tampoco son una locura (el navegador junto con la pantalla táctil de siete pulgadas cuestan 509 euros). Y los dos coincidimos en casi todo: Un coche redondo, con el comportamiento imitando a los de antaño, pero con las comodidades de un coche actual, sin carencias, equipado y lógico para diario. CO2/km Dimensiones: 425/180/146 cm Maletero: 398 litros Peso: 1.260 kg Cambio: Manual de seis velocidades Depósito: 53 litros Peugeot 5008 5p Style 1.2 PureTech 130 S&S (gasolina) Motor: Gasolina, turbo, cuatro cilindros en línea Cilindrada: 1.199 cc Potencia: 130 CV Par: 230 Nm Velocidad Máxima: 5008 km/h 0-100 km/h: 9,6 seg.

Consumo: 4,6 l/100 km Emisiones: 5008 gr. No habrá una versión de tres puertas. Todo el mundo conoce este automóvil del segmento B. La vía delantera es 1 cm más estrecha, hay más caída negativa en los dos ejes y el GTI está 1,1 cm más cerca del asfalto que en las versiones convencionales del compacto. El diferencial autoblocante Torsen es el mismo que utiliza el 208 GTI y el RCZ R, un elemento que ayuda a evitar pérdidas de agarre en curva. Aquí sus bajos hacen maravillas entre el tráfico, el coche sale en 2ª como un campeón, empuja con enorme brío desde casi el ralentí, y eso le da una agilidad impresionante. Las filtraciones han obligado a la marca a mostrar su nuevo deportivo compacto una semana antes. La versión más asequible del 5008 es la que tiene un motor de gasolina de 82 CV y cuesta 14 500 € (todos los precios de la gama Peugeot 5008). Peugeot 5008 (2014) El Peugeot 5008 está disponible con dos tipos de carrocerías: cinco puertas y familiar (más información). Así que durante la prueba me olvidé de las prisas.

Y mejor, porque con unos desarrollos más bien largos y una relación peso/potencia de 12 kilos, el apartado favorito de este 5008 HDI 92 no es precisamente la velocidad extrema. Con una estampa más compacta y 'germanizada' y con detalles de primer nivel, el Peugeot 5008 se convierte en una alternativa ligeramente más asequible al exitoso VW Golf o a otros ilustres como Seat León, Opel Astra, Honda Civic y Renault Mégane. Unidos, todos ellos, a cajas manuales de cinco marchas, llantas de quince o dieciséis pulgadas, y con dotaciones como airbag de conductor y acompañante, laterales y de cortina (de serie en 5008 CC y opción en Berlina y SW), a los que se añaden ABS y ESP en opción.Los consumos medios se cifran en torno a los 6,5 litros para los motores de gasolina y en 4,8 litros por cada centenar de kilómetros para las motorizaciones turbodiesel.

Si a eso le añadimos unas relaciones de cambio muy bien elegidas (el tacto del cambio no es tan preciso como cabría esperar en esta versión), este 208 THP se convierte en un pequeño atleta con unas aceleraciones más que convincentes: cuando se pone a empujar de verdad (tienes que rebasar las 1.900 rpm), la entrega de fuerza es bastante lineal y sube hasta las 6.500 rpm. Pero para nada serviría hacer un motor con tanta alegría si este no se acompañara de un chasis igual de divertido. La trasera es capaz de insinuarse cuando ahuecamos el pedal derecho en curvas, jugando simplemente con la inercias y los pesos. Las versiones más lujosas incorporan elementos como arranque por botón, freno de mano eléctrico, cámara de visón trasera o cuero en asientos, que otorgan más presencia al ya de por sí empaque que destila este automóvil. En nuestra toma de contacto, probamos tres propulsores de los cinco ofertados inicialmente: el gasolina 1.6 THP de 155 caballos y los dos Diesel 1.6 HDI de 92 y 115 caballos. Prestaciones, por cierto, que no difieren en demasía. Ya lo puedes encontrar en los concesionarios oficiales.

Motor 1.4 HDi El nuevo motor del Peugeot 5008 está realizado íntegramente en aluminio e incorpora los últimos avances tecnológicos en mecánicas Diesel destinados a la alimentación por conducto común (common rail). Partiendo de una cilindrada de tan solo 1.398 centímetros cúbicos el nuevo Peugeot 5008 consigue obtener una potencia de 70 CV (50 KW) a 4.000 revoluciones por minuto que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 168 km/h. Al pulsarlo la instrumentación se ilumina en color rojo, el sonido del motor se vuelve más agresivo, la pantalla de los relojes muestra información sobre la potencia, el par y la presión del turbo, y la respuesta del acelerador se hace instantánea a las solicitudes del pie derecho. Apertura al mundo, búsqueda de sensaciones, autenticidad e innovación, respeto por el medio ambiente, son algunos de los valores que Peugeot comparte con Quiksilver. Modelo 2009.El aspecto del interior del 5008+ es más vistoso que el del 5008, pero la calidad de acabado nos ha parecido algo peor que en el 5008 y, sobre todo, que en el 5008.

Los consumos medios homologados oscilan entre 4,6 y 5,6 l/100 km en las versiones de gasolina (1.2 PureTech 110 S&S y 1.6 THP 205 S&S respectivamente) y entre 3,1 y 4,1 l/100 km de las versiones Diesel (1.6 BlueHDi 120 MBC y 2.0 BlueHDi 150 Aut. Y en cuanto a su maletero, con 415 litros, también está por encima de la media del sector. Todas las versiones tienen unas prestaciones acordes a la potencia homologada y un consumo moderado; en el caso de la versión Diesel mejora los datos del 5008 con el mismo motor (ficha comparativa). Acostumbrarse al buen tacto de su dirección es fácil, ya que te hace más agradable la conducción. Pero esto no quita para que te diga dos cosas. Sinceramente, no me gusta demasiado porque al menos yo en los días que he conducido este coche no me he llegado a acostumbrar. ¡Cuánto me arrepiento de no habérmelo comprado! Ahora, años después, me encuentro con la prueba del nuevo Peugeot 208, Premio ABC Mejor Coche del Año 2013. La nueva plataforma, con suspensión a base de barra de torsión, permite ampliar el espacio para bultos.

Esta es la denominada EB2 DTS, la más potente. Aunque es un tres en línea, no vas a notar demasiadas vibraciones (si acaso al entrar en funcionamiento el Start-Stop) ni a escuchar un sonido feo. En definitiva, una serie de actuaciones para dotar al Peugeot 5008 GTi de un comportamiento mucho más ágil y deportivo a la hora de la conducción. A nivel visual, el Peugeot 5008 GTi quizá se queda algo escaso en su imagen deportiva. Es un precursor en este sentido, porque es el primer modelo de su categoría en poder incorporar un sistema multimedia con pantalla táctil que incorpora manos libres 'Bluetooth' válido para escuchar música desde un reproductor MP3 externo o un 'Smartphone'. Después de meterme en foros de Peugeot también he leído algunos casos de problemas con dirección o ruido y eso que presumían en Peugeot de que es uno de los coches mejor insonorizados de su segmento. ¿Qué opináis de la fiabilidad del nuevo 5008? Por favor, sólo quiero respuestas de gente que conoce de primera mano el vehículo, ya sea por ser dueños, o mecánicos, o comerciales que lo usan como coche de empresa, etc.

Tras dos años desde el inicio de sus ventas y más de 219.000 coches vendidos en Europa sólo en 2015, el Peugeot 5008 se enfrenta a sus dos primeros años de vida. Dos años en los que el conductor medio no realiza más de 30.000 kilómetros pero que ya sirven como muestrario para saber si aquello que se diseñó funciona correctamente y como se esperaba o deben hacerse cambios. Un robot simula 20.000 sentadas en el asiento y 35.000 sobre el respaldo antes de dar el visto bueno Un robot simula 20.000 sentadas en el asiento y 35.000 sobre el respaldo antes de dar el visto bueno 1.700.000 entrevistas Además de las pruebas a las que someten a los coches a diario, Peugeot ha realizado más de 1.700.000 entrevistas a clientes referentes al estado de su coche y las mejoras que podrían introducirse. Según Peugeot, así nuestra visión se dirige siempre hacia el centro. Esto sorprende mucho la primera vez que se pone uno al volante del 5008.

Y, como sucede en la cocina, más que los ingredientes lo que importa es el sabor. El frontal se parece mucho al del Peugeot 5008, pero con una parrilla algo más grande y con entradas de aire de mayor tamaño. Y DE POSTRE... Algo agridulce también, pero esto va en el gusto de cada cual. Las llantas de aleación y los colores exteriores también cambian. Aunque para una altura de 1,80 m, sigue estorbando algo la parte superior del volante, ya que tapa parte de la información ofrecida por los relojes, sobre todo en la pantalla central. Peugeot 5008 2013: un maletero de récord El maletero del nuevo Peugeot 5008 sorprende con una capacidad de 470 litros, lo que significa 40 más de capacidad que su predecesor y alcanza los 1.309 litros con los asientos traseros abatidos (108 litros más que antes). Pude comprobar su efectividad en un test, eso sí, a 45 km/h. Es un producto más hecho, más conseguido, con detalles no vistos en el segmento y con un tacto de conducción que no desmerece frente a los mejores.

El Peugeot 5008 es más compacto, en realidad es más pequeño que la anterior generación, menos pesado (reduce una media de 80 kilos a igualdad de motor) y sin embargo el espacio interior y sobre todo el maletero, están mejor aprovechados. Y, como sucede en la cocina, más que los ingredientes lo que importa es el sabor. Se sustituyó el motor 1.6 90cv por otro 1.4 16v con la misma potencia que se podía solicitar con cambio automático o manual y comenzó la comercialización de una versión diésel HDi con 1.560cc y 110cv que acabó por eclipsar al modelo 2.0 HDi 90cv. Es, en cierto modo, un 5008 GT venido a más, un Golf GTI con más salsa picante. Esto es posible gracias al uso de la nueva plataforma EMP2 que protagoniza todos los nuevos lanzamientos del grupo PSA. También soy partidario de lo que Peugeot llama i-cockpit, esa postura de conducción con un volante pequeño y situado más bajo de lo normal para llevar los brazos relajados y ver la instrumentación por encima, como si fuera un head-up-display.

Teniendo cuidado con el acelerador, pero sin excesos, estaremos rodando siempre por debajo de los cinco litros de verdad, de los de echar en el depósito. Por otro lado, el motor 1.2 turbo que ha estrenado el 5008 también se venderá en una variante de 110 CV en los modelos 208 y 2008 en la segunda mitad del año. Por otro lado, tampoco he obtenido un consumo medio para lanzar cohetes: 6,0 l/100 km. Un trayecto por autopista para ver cómo llanea, un paso por ciudad en plan práctico, y finalmente un buen tramo de curvas traicioneras como nos gustan a nosotros. Hay más detalles sobre el funcionamiento de estos motores y otros detalles en impresiones de conducción. Este 5008 es más pequeño por dentro (y por fuera) que el anterior. Dos relojes ovalados en su extremo exterior y un hueco bastante grande en el centro. Otro concepto a tener en cuenta es el del consumo, pues el 5008 gasta menos en todos los casos. Que el coche responda y aguante prácticamente igual al circular por las carreteras que mencionábamos antes de Marruecos o las autopistas alemanas es clave para mantener el estándar de calidad exigido.

Dicho propulsor, se comporta de manera envidiable empujando con ganas desde la zona baja del cuentavueltas hasta llegar de manera enérgica hasta el corte de inyección que se produce aproximadamente sobre 6.500 rpm. Esa pantalla reemplaza a casi todos los botones que hay en una consola normal. Aunque puede que sus vibraciones al ralentí te resulten molestas, hay que reconocer que ofrece muy buen empuje a bajas revoluciones, tiene energía cuando lo llevas a la zona alta del tacógrafo y, lo mejor de todo, es capaz de gastar poca gasolina: 5,8 l/100 km. Para manejar el navegador, el equipo de música o el climatizador hay que utilizar una pantalla táctil de 9,7 pulgadas situada un poco más arriba. Nuestra unidad de pruebas estaba equipada con el motor HDi de 115 caballos, una cifra que puede parecer muy escasa, pero que para una utilización normal de un modelo compacto creo que es más que suficiente.

Su motor de 1,6 litros es el mismo que te puedes encontrar en un Mini Cooper S, aunque con 155 CV. ¿Pocos? Para nada, sobre todo porque cuenta con un turbo que hace que la respuesta al acelerador sea más intensa a regímenes bajos. También tiene sistema stop&start y tal es el agrado de funcionamiento que a veces me resulta complicado saber si el motor está en marcha o apagado.

Por ejemplo, había fallos de ajuste y filos cortantes en el salpicadero y en la consola central; además, todo el recubrimiento del techo no estaba bien fijado. El maletero del 5008+ es más grande que el del 5008: mide 40 l más de volumen (285 l). En todos ellos apreciamos una muy buena insonorización y sólo los turbodiésel transmitían más vibraciones, sobre todo, a bajas revoluciones. La versión portuguesa tenía un motor 1.6 de 110 cv, un motor más pequeño que en el resto de países. El techo, más bajo, le sienta bien. El equipo de ingenieros de la división Sport de Peugeot ha puesto al servicio de la marca todos sus conocimientos para lograr un producto realmente bien hecho, capaz de ponerle los pelos de punta a quien busque sensaciones fuertes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario