domingo, 27 de enero de 2013

MINI Coutryman

En las plazas delanteras dos ocupantes sí caben bien y, además, el Mini Countryman da sensación de amplitud. Ofrecen una muy buena visibilidad de datos, mucho mejor que en el anterior Mini Countryman. Y sobre todo destaca esa consola central redonda, reformada respecto a la de su antecesor y que ahora integra una pantalla de 8,8 pulgadas, con la que se manejan todos los sistemas. Como la idea era lograr el máximo aprovechamiento del espacio en una carrocería medianamente capaz, la estructura del monovolumen se planteaba perfecta para esta tarea. También sorprende su maletero con doble puerta que, además de abrirse pulsando un botón independiente en cada tirador, es muy aprovechable por sus formas y ofrece el mayor volumen de toda la gama Mini Countryman. Las tiras de color negro son opcionales. de longitud, 1,41m. Demasiado blando, parecía no estar conectado a nada. La palanca de cambios tiene unos recorridos correctos en su longitud, ni muy cortos ni demasiado largos, y goza de buena precisión; además, la palanca es cómoda a la hora de agarrarla. A primer golpe de vista no lo parece.

Nació en 1959 para satisfacer la demanda de una generación, la de los 60, que ansiaba un vehículo con el que cumplir sus deseos de independencia. Existirá un Mini Countryman Cooper Clubman de tres cilindros y 136 CV de potencia. Todo esto, teniendo en cuenta solo las dos plazas de los extremos; la plaza del medio, por el asiento y por la incomodidad que supone la consola central, es solo recomendable para trayectos cortos o para personas de poca envergadura. más ancho y apenas 1 cm. El radiador se montó en la parte izquierda del auto, de modo que el ventilador montado con el motor pudiera mantenerse, pero con sentido inverso. ¡Voila!, Citroën ha ganado. a 4.250 revoluciones y lo mismo ocurre con la aceleración de 0 a 100 km/h (9,1 segundos), la velocidad máxima (203 kilómetros por hora) y el consumo medio (5,4 litros). Si hubiese una prueba algo así como ‘conducción a ciegas’ (por razones obvias, en nuestra profesión no puede haber catas de este tipo), pocos dirían que la estabilidad y aplomo de este coche se corresponde al de un vehículo de poco más de 1.700 mm de ancho.

El consumo es contenido en conducción ‘espirituosa’ y más que correcto por autovía: se conforma con 5,1 l/100 Km En el uso por ciudad, por las calles, callejuelas y avenidas por las que circulamos con este Cooper, la dirección se sintió cómoda para su uso urbano. Es un propulsor con turbo, y esa característica hace que el consumo sea variable en función de cómo pisemos el acelerador. Es una suspensión ideal para un utilitario con unas pretensiones deportivas como el Cooper S y en buen parte responsable de que el coche vaya sobre raíles en las curvas. En resumen, el Paceman convencerá sobre todo a un público con cierta capacidad adquisitiva que busca frescura en el diseño y distinción. Más refinado y amplio que ningún otro Mini Countryman, el nuevo Clubman se plantea como una alternativa real para quien busque espacio y practicidad en un compacto. El Cooper se conformó con 5,1 litros de combustible (homologa 4 exactos) cada 100 kilómetros.

Esto aporta un puntito racing a la conducción e incrementa el confort porque iguala las revoluciones del motor al engranar marchas, evitando así molestos tirones. De todas formas, quizá sea porque su peso es más elevado, pero el caso es que este Clubman no es especialmente agresivo si hablamos de prestaciones. Con algunas opciones, rápidamente pasa de los 30.000, y si se trata de una versión bastante equipada como la que hemos probado, con techo panorámico, navegador, y pack Chili (tapicería de cuero, llantas 17”, ordenador de a bordo, volante multifunción, climatizador y Mini Countryman Driving Mode, entre otros ) llega a los 34.499 euros. No es necesario insertar la llave. Por su parte, el diésel Cooper D vuelve a ser un 1.5 de 3 cilindros (3,5 l/100 km) que da 116 CV/270 Nm. El resultado es un coche que se encuadra en el segmento C (compacto), con 4,25 metros de longitud, 2,67 metros de batalla (distancia entre ejes) y un maletero de 360 litros. Y también una caja de cambios manual con unos movimientos de la palanca muy precisos.

Pero las hubo que vinieron solas tan pronto como llegó la noche… ‘¿El alumbrado no es suficiente?’, os podéis estar preguntando. Partiendo del éxito del modelo precedente, Mini Countryman quería evolucionar su producto y cambiarlo todo al tiempo que solucionaba las críticas que habían recibido tanto de medios especializados como de usuarios. Su imparable carrera hacia el éxito estuvo acompañada por ilustres propietarios: Los Beatles, Peter Sellers, Enzo Ferrari, Brigitte Bardot, Steve McQueen, David Niven, Paul Neuman, Jean Paul Belmondo, entre varios, muchísimos más. Asientos que, por cierto, se pueden abatir en tres piezas: 40-20-40. Acompañadme y os lo presentaré en más detalle. respectivamente, entre las 1.750 y las 2.500 revoluciones. El velocímetro ya no está en el centro del salpicadero y pasa a situarse en el cuadro de instrumentos, una posición más lógica. entre las 1.600 y las 5.000 revoluciones.

En Green también puede llegar a desconectarse temporalmente el motor de la transmisión para circular en modo “vela”, por ejemplo, cuando vamos a velocidad de crucero por autopista y dejamos de dar gas. ver galería Mini Countryman Cooper S Este es el mando del Mini Countryman Controller, con el que se maneja el menú del sistema de información y entretenimiento. Estos últimos son de muy buena calidad, cómodos y deportivos (de serie en esta versión S). Tanto las llantas de 16 pulgadas (650€) como las franjas para el capó (110€) son opcionales, al igual que el techo en color negro, si bien este último opcional no supone desembolso adicional. Caben dos adultos que, si son de tamaño medio, pueden viajar con un nivel de comodidad suficiente. Esto deja bien claro que su cliente potencial es alguien interesado en la estética del Mini Countryman pero que de verdad necesita un coche capaz, sin las medias tintas de otros modelos de la gama. La reconstrucción luego de la Segunda Guerra Mundial había obligado a las diferentes casas automotrices a buscar el camino para crear rápidamente modelos más económicos, durables y compactos acorde a los nuevos tiempos.

Hasta hoy se han producido más de 5.400.000 Mini Countrymans en todo el mundo. En 1980 se hizo un intento de remplazar el Mini Countryman con el AUSTIN Mini Countryman METRO, y aunque tuvo un éxito relativo, la gente prefería su "viejo" Mini Countryman. No es un coche barato, nunca lo ha sido. Y todo ello sin renunciar a la filosofía de los modelos de la marca británica y sobre todo a su conducción similar a la de un kart. Si las dos anteriores generaciones fueron una verdadera revolución en el segmento del coche pequeño, el nuevo Mini Countryman lo es aún más. De esta manera, el Mini Countryman One D pasaba a tener 90 caballos y nacía el Cooper D con 110 caballos, ambos con un propulsor de 1,6 litros. El Mini Countryman más alemán de la historia Ampliar foto No obstante, a partir del mes de septiembre de este año será más alemán que nunca, puesto que para entonces ya no existirán en el mercado los Mini Countryman con motores desarrollados por PSA. Es que tener solo dos plazas grandes y dos justas, con un maletero tan pequeño… ¿y si tengo que llevar a amigos?

¿Y si en la compra añado un paquete de 60 rollos de papel higiénico? ¿Y si mi novia quiere procrear en serie? Interesante dilema. Para Octubre de 1957, tras tan solo ocho meses de trabajo, ya se había diseñado y construido el prototipo original, que fue apelado como 'la caja naranja' por su color. Además el prototipo tenía unas características constructivas totalmente revolucionarias, como la suspensión independiente mediante conos de goma compactos en lugar de los muelles habituales. Para los individualistas, el Coupé. más alto); gana en habitabilidad y espacio interior tanto en las plazas delanteras como en las posteriores (también el maletero, uno de los puntos que más críticas había recibido, tiene ahora 50 litros más de capacidad, un 30% más); gana también en seguridad; e incorpora un paquete tecnológico de ultimísima generación que le coloca en primera línea en este apartado. Los Mini Countryman COOPER S clasificados provisionalmente en 1er, 2º y 3er lugar, son descalificados, juntamente con Roger Clark y su Ford Lotus-Cortina que estaba cuarto lugar.

Estamos, en resumen, ante el mejor Mini Countryman jamás fabricado: más práctico y sin perder un ápice de su carácter. De salida, contamos con el Cooper (1.5 de 136 CV), el Cooper S (2.0 de 192 CV) y el Cooper D (1.5 de 116 CV); a finales de abril tendremos el One (1.2 de 102 CV) y el One D (1.5 de 95 CV); en julio, el One 75 (1.2 de 75 CV) y el Cooper SD (170 CV) Mezcla de Mini Countryman One y del modelo más grande y campero de la marca; el Countryman. La fórmula para lograrlo, es un modelo con suspensión independiente en las 4 ruedas, motor delantero transversal, transmisión delantera y con la caja de velocidades en el cárter del motor, trabajando así como una sola unidad, radiador montado en el lado izquierdo, reduciendo notablemente las dimensiones a un diminuto tamaño de 3,05m. Eso sí, si pisamos a fondo el acelerador desde pocas vueltas entonces encontraremos ese ruido de propulsor de tres cilindros que, al menos a mí, no me da buena sensación. En esta nueva generación se ha reducido el peso de los basculantes del eje delantero y se ha montado un nuevo eje posterior multibrazo, más compacto y ligero.

Por fin –por citar otro ejemplo de las críticas del pasado– velocímetro y cuentarrevoluciones están en su sitio, detrás del volante, mientras que el gran indicador del centro del salpicadero alberga ahora una pantalla de 8 pulgadas desde la que se gobiernan multitud de funciones. Otro de los rasgos que siempre ha acompañado al Mini Countryman se mantiene inalterado en esta nueva generación: la sensación de conducir un kart (o, para decirlo en inglés, el ´go-kart fee-ling´). Antes, el Mini Countryman era una pequeña princesa, bella, pero caprichosa. Otro elemento innovador seria el empleo de la tracción delantera. Ver en YouTube Para ahorrar costos laborales, el Mini Countryman se diseñó de modo que las uniones de soldadura son visibles desde la parte externa, hacia la parte baja del pilar A y entre el cuerpo y el suelo de la carrocería. A igualdad de equipamiento (que se ha visto incrementado) los nuevos Mini Countryman son, incluso un 5% más baratos que los anteriores.

En nuestro contacto tuvimos la oportunidad de circular con el único Cooper S automático de toda la flota de prensa disponible. Es divertido de conducir, ágil, y se conforma con poco combustible. Una alternativa más deportiva de esta caja asegura cambios más vivaces y añade levas de volante. Además ya tiene más de medio siglo (en 2009 Mini Countryman cumplió 50 años) y fue reconocido como el segundo auto del siglo y uno de los grandes modelos de la ingeniería automotriz y uno de los diseños clásicos del siglo XX. Este coqueto autito mantiene las mismas características que llevó al mercado europeo en 1959: dimensiones muy compactas, gran distancia entre ruedas y ejes y comportamiento deportivo. Con las ruedas y la suspensión de serie, el resultado es muy satisfactorio. El diseño a veces está reñido con la funcionalidad. Con cualquiera de esos dos elementos (o con los dos juntos), nos parece que se gana menos en estabilidad que lo que se pierde en comodidad. Las luces de serie no iluminan tan bien como deberían en un coche de este precio, especialmente las largas.

Lo que no está disponible es la regulación de altura de los cinturones de seguridad. Dos reproches son necesarios mencionar. No brilla ni en el espacio para las plazas traseras ni en la capacidad del maletero, pero las medidas del coche son las que son: no existen los milagros. Si me pidiesen consejo sobre un coche nuevo de este segmento, ¿recomendaría el Mini Countryman Cooper? La respuesta es clara y rotunda: Sí. La tercera generación del Mini Countryman se posiciona como un coche bastante más interesante que su antecesor porque ofrece un coche más grande y con una buena carga tecnológica en su interior, pero al mismo tiempo con un consumo homologado de solo 3,5 litros. Todo sobre el nuevo Clubman en 9 claves ver todas las fotos (84) Anótatelo como detalle de identidad, pero también de practicidad. En su lugar cuenta con dos puertas que se abren horizontalmente y en sentidos opuestos. Mini Countryman-clubman-2015-61 Observa este detalle de los tiradores de las puertas traseras entre las dos hojas. Mini Countryman-clubman-2015-03 Galería de fotos: Mini Countryman Clubman 2015: un Mini Countryman que de “Mini Countryman” tiene poco.

La firma se estancó poco a poco y su dirección tomó medidas. Muy grande, me atrevería a decir. Además, muchos fabricantes optan ya por esta tecnología downsizing para lograr consumos mucho más ajustados en sus modelos. En cuanto a su comportamiento, es delicioso, al menos para mi gusto. Con esta puesta al día el Mini Countryman One presenta un consumo de 5,4 litros (+0,1 litros) y unas emisiones de 127 gramos de CO2 (-1 gramo de CO2). Por otra parte el siguiente Mini Countryman One pasa ahora a tener 98 caballos (3 más) y un par de 153 Nm a 3.000 revoluciones, lo que supone un incremento de 13 Nm. Con este incremento de potencia se ha mejorado en 0,1 segundos la aceleración, se han logrado 3 kilómetros más de velocidad máxima y el consumo y las emisiones se han reducido en 0,4 litros y en 13 gramos de CO2. El Mini Countryman más alemán de la historia Ampliar foto Por último, el John Cooper Works, que cierra la lista de los Mini Countryman de gasolina no presenta cambio alguno. Retoques en el diseño Respecto al aspecto del vehículo, tan sólo los entusiastas de la marca Mini Countryman podrán apreciar los cambios.

Llegados a este punto toca decir que los faros redondos se hacen notar enseguida como protagonistas del agradable semblante de este coche. Si bien esta pintura no es la más atractiva de las ofertadas, y las llantas ya he dicho que, en mi opinión, les faltaba ese último toque para convencer, lo cierto es que el aspecto general del coche es agradable. Ahora, ha madurado y se ha transformado en una reina". Todo ello se maneja con el mando Mini Countryman Controller, un dial situado detrás de la palanca del cambios, muy al estilo BMW. ver galería Mini Countryman Cooper SEl Cooper S puede montar este cambio automático de seis velocidades. La segunda generación de este nuevo modelo está disponible desde septiembre de 2006. Frente a su antecesor, el nuevo Mini Countryman, recién desvelado, estrechamente ligado al ensayo Vision Concept desvelado hace escasas fechas y del que se pueden ampliar detalles accediendo a esta galería, gana 10 cm en longitud (ahora entre 3,84 y 3,85 metros de largura, según versiones), 4 en anchura y 0,5 cm en altura (1,72 y 1,42 m, respectivamente), mientras que la batalla o distancia entre ejes pasa de 2,46 a 2,49 metros.

Es, en consecuencia, un utlitario más grande, algo que también sucedió en el paso de la primera a la segunda etapa de la nueva era Mini Countryman, integramente gestionada por BMW Group. Visto así, ¿por qué razón podrías plantearte la compra de un Mini Countryman Clubman? El Mini Countryman Clubman está más cerca de las cotas por las que encasillaríamos a cualquier modelo en el segmento C, el segmento compacto, que las cotas habituales en un utilitario del segmento B. A pesar de ello, tiene poco espacio para cuatro ocupantes y poco maletero. Pero, si lo pensamos bien, ¿cuántos versiones de la gama son realmente 'Mini Countryman'? Pocas, muy pocas. Con estas palabras, Rauno Aaltonen, apodado el catedrático de los rallys por sus numerosas victorias en competiciones automovilísticas, describe la esencia de un vehículo que apenas ha cambiado desde 1964.

Aquel fue un modelo que revolucionó la forma de entender el automóvil por su sencillez y su coste reducido. Y esta nueva generación del Mini Countryman, de la que de momento solo se ofrecen en el mercado las variantes de 3 puertas que hemos probado esta semana y la completamente nueva en la familia Mini Countryman, la que incorpora la carrocería de cinco puertas, crecerá muy pronto. En lo que no tiene ni punto de comparación es en su apartado tecnológico. El Mini Countryman fue descontinuado el 18 de septiembre del 2000 (que patriótico) , y su sucesor, el “BMW Mini Countryman Cooper, fue lanzado en el 2001. Existen otros modelos de Mini Countrymans que son poco conocidos como el Riley Elf y Wolseley Hornet que son versiones de lujo del Mini Countryman lanzadas en 1961, el Pick-up y la Van que son los vehículos comerciales, el Moke, un Mini Countryman todo terreno, el Austin Countryman, Morris Traveller y el Clubman Estate son camionetas y el Mini Countryman Clubman que tiene un cambio radical en su aspecto frontal.

El Mini Countryman siempre ha inspirado una gran admiración a grandes personajes del mundo, Niki Lauda se desplazaba a diario en un Cooper; Enzo Ferrari cuando quería un poco de diversión, se iba a las montañas en uno de sus Cooper; Steve McQueen adoraba su Mini Countryman; John Lennon cuando estaba deprimido, salía a pasear en su Cooper negro y era el automóvil preferido de la Policía Inglesa. HISTORIA DEL Mini Countryman En 1999 el Mini Countryman cumplió 40 años de vida, es reconocido como el segundo coche del siglo, uno de los grandes diseños de la ingeniería de la automoción y uno de los diseños clásicos del siglo XX. Su diseñador fue Sir Alec Issigonis (1906-1988), nacido en Smyrna, Turquía, de padre griego y madre alemana. En 1923 el llega a Inglaterra para estudiar ingeniería. En ese año se fabricaron 116.000 unidades y el abanico de usuarios cambió tan rápido como la música de entonces. También, para quien quiera un toque más ‘racing’, existe la posibilidad de equipar la ‘Suspensión deportiva’ (así lo llama la marca), cosa que, desde mi punto de vista, solo recomendaría a aquellos que vayan a utilizar el Cooper mayoritariamente para disfrutar tomando curvas y en carreteras relativamente bien asfaltadas.

La suspensión, incómoda en ciudad, se vuelve un punto a favor en carreteras reviradas. En cierta medida, estas cualidades dinámicas van en detrimento del confort, pero no tanto como en el anterior Mini Countryman. Tras probar diversas versiones, unas con suspensión normal y otra con la deportiva opcional, recomendamos elegir la que trae el coche de serie. Por ejemplo, permite interactuar entre el coche y el móvil, organizar un viaje, preparar recorridos, conocer el tiempo en las distintas zonas, saber la hora de llegada, buscar incluso una plaza de aparcamiento en el destino. Siempre me ha gustado mucho el concepto del Mini Countryman y esta tercera generación me parece aún mucho mejor que las anteriores porque siendo fiel al concepto del Mini Countryman ofrece más espacio, más maletero, más comodidad y unos consumos realmente ajustados… y en este sentido este Cooper D es el mejor de todos. El restyling no se ve, y nunca dirías que se ha hecho sobre un chasis diferente.

Este es un claro ejemplo de que el Mini Countryman es cada vez menos Mini Countryman y más un coche compacto. Este aumento de batalla ha conllevado un incremento del espacio interior, perceptible sobre todo en las plazas delanteras y el maletero, que pasa a tener ahora 211 litros en lugar de los 160 del Mini Countryman anterior. Después de varios trabajos como ingeniero de automoción, en 1936 se une al equipo de diseño de la Morris Motors (que luego se convertiría en la BMC) como diseñador de suspensiones. Durante la Segunda Guerra Mundial, Issigonis empieza a diseñar un automóvil compacto que se convertiría en el MORRIS MINOR, el cual fue lanzado en 1948 con gran éxito. En 1950 Issigonis experimenta con un prototipo del MORRIS MINOR con tracción delantera el cual es descartado y nunca entra en producción, pero más tarde la idea seria utilizada en el Mini Countryman. En 1955 Issigonis regresa a la BMC, (British Motor Corporation) después de haber trabajado 3 años para Alvis, es nombrado Jefe de Diseño por Leonard Lord (en ese momento presidente de la BMC).

Cuando llega la crisis de Suez, Leonard Lord ve la necesidad de crear un automóvil compacto para la BMC, y en Marzo de 1957 ordena a Issigonis que detenga todos los proyectos para dedicarse a la producción de un automóvil compacto, el único requisito era utilizar componentes ya existentes en la BMC para reducir costes. La idea era construir un automóvil de pequeñas dimensiones, con capacidad para 4 pasajeros adultos y su equipaje. a 2.250 revoluciones. Estos clientes fieles muchas veces solo cambian de manera de entender el automóvil por las necesidades familiares como la llegada de los niños, que complican mucho al usuario de Mini Countryman. Lo primero que sorprende del coche es su tamaño. Sólo aparcando juntos una unidad de la nueva generación y otra del modelo vendido hasta ahora serán perceptibles las diferencias que tienen en los faros y pilotos traseros sus rasgos más notorios. Los consumos, como veis, son elevados.

El precio básico de este Cooper S con cambio automático es de 27.700 euros. Por ejemplo, el Cooper D no nos parece la mejor opción entre los utilitarios con motor Diesel. Todos cumplen la norma de emisiones Euro 6. Asocian cambio manual de 6 velocidades (con sincronización automática del régimen de giro mecánico para ganar confort) o un automático y secuencial como extra, con el mismo número de relaciones, sistema automático de parada y arranque Start&Stop. Para hacerse a la idea de su grado de sofisticación, la transmisión auto secuencial, en combinación con el navegador, adapta su funcionamiento a la carretera para no subir de marcha aproximándose a una curva o un cruce. Otro detalle que destapa esto, es la tapa del maletero que fue diseñada con las bisagras hacia abajo para que el vehículo pudiese circular con la tapa abierta y así incrementar el espacio para el equipaje, tanto es así que en las primitivas versiones, la matrícula también tenía bisagras, de modo que cayera para permanecer visible mientras la tapa del maletero estaba abierta.

Quizá alguien menos corpulento ‘bailaría’ más ante una sucesión de curvas encadenadas. En el salpicadero domina el negro que contrasta, por un lado, con los cromados de las múltiples palanquitas que sirven, por ejemplo, para accionar el head-up display, el sistema Start&Stop, desconectar el ESP o arrancar el coche (ya no es necesario insertar la llave). La producción del Mini Countryman CORD fue muy pequeña ya que solo salían un promedio de 6 Mini Countrymans diarios. Es un modelo completamente nuevo, no se trata de un simple lavado de cara del anterior Clubman y, si bien conserva las cualidades propias de esta variante, las lleva varios pasos más allá. Lo primero es lo primero. Conocemos este motor en otros Mini Countryman donde, sin duda, transmite mayor deportividad. En el Cooper S hay piel en el volante, la palanca del cambio y los asientos. Este motor de gasolina, el único de la gama Mini Countryman con cuatro cilindros (el resto son de tres) empuja bien desde abajo (El par motor máximo de 280 Nm ya lo tenemos disponible a 1.250 r.p.m.) y estira con mucha rapidez, suavidad y elasticidad hasta las 6.000 r.p.m.

La idea del utilitario de ciudad respondía por aquel entonces a los “bubble cars”, vehículos a menudo de tres ruedas, con asientos en tándem y acceso frontal al interior. Ver en YouTube PROYECTO ADO15 Los comienzos del Mini Countryman sería diseñado como proyecto ADO15 (Austin Drawing Office project number 15, "Proyecto número 15 de la Oficina de Diseño de Austin"), Issigonis, que tiempo atrás había trabajado para el también fabricante ingles Alvis y habían sido contratado por BMC en 1955 para desarrollo de vehículos pequeños, por lo que era la persona ideal para la tarea debido a que ya tenía cierta experiencia en el diseño de automóviles de pequeño tamaño, debido trabajado en el proyecto del Morris Minor. El equipo que diseñó y desarrollo el Mini Countryman era pequeño: además de Issigonis, estaban Jack Daniels, que había trabajado con Issigonis en el proyecto del Morris Minor, Chris Kingham, antiguo compañero de su época en Alvis, además de dos estudiantes de ingeniería y cuatro delineantes. Al menos en el momento de su aterrizaje comercial ofrecerá 2 de gasolina y un diésel.

Todo ello contribuye a hacer muy divertida y segura la conducción en montaña. ver galería Mini Countryman Cooper SEl carácter deportivo de este Mini Countryman gustará a los conductores más puristas. El primer escalón de esta es la llamada e-call, que conecta en caso de accidente directamente con los servicios de emergencia. Ya no lo tenemos en el centro del salpicadero. Además, recuerda más al Mini Countryman de siempre que su antecesor por sus nuevas proporciones y tiene algunos rasgos de diseño que le dan un toque muy personal. La dirección informa bien sobre como pisa el eje delantero, y permite cambiar de trayectoria con mucha rapidez. Si habéis estado atentos, recordaréis lo que dije al principio: la iluminación del salpicadero; esa que se puede cambiar de color mediante un botón en el techo del coche pero que no pudimos (o no supimos) apagarla, y por la noche llegó a ser molesta mientras conducía en las carreteras más apartadas, donde no hay más iluminación que la de tu propio coche.

Cada vez se ofrecen más aplicaciones disponibles para su uso en el automóvil, de redes sociales, de estilo de conducción para mejorar la manera de conducir, de gestión de correo electrónico, de agenda y demás. Por último, en un tercer escalón se sitúa la opción Mini Countryman-Connect XL. Y además de lo anterior, frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones (mediante cámara, funciona entre 15 y 60 km/h con advertencias sonora y visual y capacidad para realizar una frenada de emergencia para evitar o reducir la gravedad del impacto), capó activo (se eleva automáticamente ante una colisión)... Con 3 y 4 cilindros En cuanto a motores, el nuevo Mini Countryman los llevará de 3 y 4 cilindros, todos nuevos y TwinPower Turbo, por lo que disponen de inyección directa y sobrealimentación. de longitud, 1,41m. Las personas con poco poder adquisitivo valoraban su economía, los jóvenes apreciaban la diversión que proporciona al volante y las mujeres lo adoptaron como símbolo de una independencia que aún tardaría en llegar. y de 270 Nm.

En nuestra prueba registró 8 l/100 km. Eso es algo en lo que la nueva Mini Countryman, de la mano de BMW, ha marcado una nueva forma de hacer. Y nada más abrir la puerta se aprecia que el coche es bastante más amplio. Otros asimilan su concepto de crossover deportivo con el que se inició Nissan con su Juke. Mini Countryman nos cuenta que el nuevo Clubman cuenta con un dispositivo eléctrico para abrir automáticamente las puertas traseras desde su llave, o incluso sin manos, pasando la pierna debajo del parachoques. Los Mini Countrymans también fueron producidos en Bélgica desde 1972 hasta 1981, en Australia desde 1961 hasta 1978, en Italia por Innocenti desde 1965 hasta 1975, en España por Authi (Automoviles de Turismo Hispano-Ingleses) desde 1968 hasta 1975 y en Sur Africa en los años 70. OTROS HITOS En 1969 se hace un intento para modernizar al Mini Countryman, y sale al mercado el Mini Countryman CLUBMAN, cuyo mayor exponente es la versión 1275 GT.

Es lo más parecido a un kart que se puede comprar para circular por la calle y es una verdadera gozada de utilizar a diario. Un segundo escalón de la conectividad se refiere a su compatibilidad con iPhone y Android. Otros de los grandes conductores que lo manejaron fueron los legendarios "Finlandeses Voladores", Rauno Aaltonen, Timo Mäkinen y Paddy Hopkirk. Las principales victorias de este modelo en el Rally de Montecarlo en 1964, 1965 y 1967 y los resultados conseguidos en centenares de carreras y pruebas deportivas hicieron entrar la Mini Countryman en la historia del automóvil de competición. En suma, Los Mini Countryman en los años 60, ganaron más de 25 rallyes de primera línea e innumerables rallyes nacionales, así como en pista, donde sus victorias son incalculables. Pero al mismo tiempo conserva esa imagen del modelo que Sir Alec Issigonis dibujó sobre una servilleta a finales de los años cincuenta. A simple vista ya se aprecia claramente que es un coche más ancho y mejor asentado sobre el asfalto, lo que juega a su favor en el dinamismo que transmite a su conductor.

Lo que no les aconsejo es la suspensión deportiva opcional, que es durísima y muy incómoda. El coche aporta un nivel tecnológico muy avanzado, y sobre todo en lo que a conectividad se refiere. Puede que nos arrepintamos, pero como me dijo una ex, mejor arrepentirse de lo hecho que de lo no hecho. En pocas palabras Mini Countryman Cooper A favor: Plazas delanteras cómodas, puesto de conducción, calidad en la mayoría de los detalles, muy personalizable, comportamiento dinámico, buen rendimiento hasta en gasolina, equipamiento de seguridad estándar, calificación EuroNCAP En contra: Mucho equipamiento opcional, inadecuado para sillitas infantiles delante, plazas traseras algo estrechas, maletero, tacto del motor a muy bajo/muy alto régimen, lagunas de equipamiento difícilmente justificables en relación a su precio Puntuación final: 8,5/10 Ficha técnica Mini Countryman Cooper Cilindrada: 1.598 cm³ Motor: 4 cilindros transversales (122 CV) Par máximo: 160 Nm CEE a 4.250 RPM Peso en vacío: 1.075 kg.

Velocidad máxima: 203 km/h Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,1 s Transmisión: Manual de 6 velocidades Consumo urbano: 6,9 l/100 km Consumo extraurbano: 4,6 l/100 km Consumo mixto: 5,4 l/100 km Combustible: Gasolina Capacidad del depósito: 40 litros Capacidad del maletero: 160 litros – 680 litros (asientos abatidos) Neumáticos: 175/65 R15 – 5,5 J x 15 Precios del Mini Countryman Cooper Versión probada (sin extras) Mini Countryman Cooper: 19.900 € Alternativas en gasolina/diesel Mini Countryman Cooper aut.: 21.488,53 € Mini Countryman Cooper D: 20.900 € Mini Countryman Cooper D aut.: 22.194,12 € El grupo BMW pondrá a la venta el próximo 18 de septiembre el Mini Countryman más alemán desarrollado en los más de 50 años de historia de este modelo. El par se mantiene en 260 Nm. Esto provocó la necesidad de establecer un engranaje extra entre el motor y la transmisión para revertir la dirección del motor. Otra modificación fue la mecánica, pues la cilindrada del motor se redujo de 948 a 848 cc. Tras haber probado los One y One D del modelo anterior, mis sensaciones y pensamientos sobre el coche eran agridulces.

Vamos a hacer una breve introducción: el actual Mini Countryman es la tercera generación de un modelo que nació en el año 2000 con el nuevo milenio. Además de una caja de cambios de cuatro velocidades lubricada con el aceite del motor y que iba situada bajo el motor. Más adelante llegará una versión John Cooper Works con un motor a gasolina de 211 CV. En los Mini Countryman que pude conducir, cada vez que pisaba el embrague, tocaba el reposapiés e incluso, en algunas ocasiones, mi pie llegaba a quedarse levemente atascado, interrumpiendo la pisada y/o el levantamiento del pedal, lo cual acarreaba leves tirones de vez en cuando, y dolores de cabeza siempre. Mini Countryman-Cooper_2015_1600x1200_wallpaper_7f No cogimos el metro para comprobarlo con números, pero la sensación es de ser mucho más amplio que la anterior generación Dicho lo anterior, hay dos cosas que se hacen notar en seguida nada más subirte al Mini Countryman: una es la amplitud notoriamente superior respecto al modelo anterior. El consumo del resto de versiones del Mini Countryman también es bajo (ficha comparativa).

Mini Countryman. más largo, 4,4 cm. Después de permanecer cerrada la fabrica de Facorca, en 1994 se hizo el intento de reabrirla, salieron unas pocas unidades del Mini Countryman Cord Cooper y un Mini Countryman Cord Cabriolet. Para quien busque un plus de agarre, por el motivo que fuere, Mini Countryman ofrece en opción unos asientos deportivos. En las carreteras que probamos el coche, que mezclaban vías secundarias con muchas curvas, carreteras muy reviradas de montaña incluyendo varios puertos, la transmisión también tuvo su protagonismo, lógicamente. Con esta tercera generación del Mini Countryman moderno, por primera vez en la historia una versión de 5 puertas –la que hoy nos ocupa-. La gama del Mini Countryman 5 puertas la componen 6 versiones: 3 de gasolina (One, Cooper y Cooper S) y otras tantas diésel (One D, Cooper D y Cooper SD). En una medida de urgencia, las fábricas Morris y Austin decidieron crear en conjunto un conglomerado que pudiera satisfacer sus necesidades: la British Motor Corporation (BMC).

Además había una gran escasez de combustible en 1956, por la Crisis de Suez, que provoco la reducción del suMini Countrymanstro de petróleo y a su vez esto llevó a la reintroducción del racionamiento de gasolina. Todo sobre el nuevo Clubman en 9 claves ver todas las fotos (84) Mini Countryman quiere ser aún más premium. Esta descalificación es uno de los escándalos más sonados en el mundo de los rallyes. Pero en 1967 la revancha fue dulce, cuando Rauno Aaltonen gana de nuevo el Rallye de Monte Carlo, obteniendo así la tercera victoria oficial en Monte Carlo. En 1968, 3 Mini Countryman COOPER S llegaron en 3er, 4º y 5º lugar en el Rallye de Monte Carlo, al encontrarse con una lucha desigual contra los nuevos Porsche 911S y los Ford Escort. Los Mini Countrymans en los años 60, ganaron más de 25 rallyes de primera línea e innumerables rallyes nacionales, así como en pista, donde sus victorias son incalculables. Hoy en día, en las carreras de automóviles clásicos podemos ver los Mini Countrymans corriendo tal como lo hacían en los años 60, contra Ford Mustangs, Corvettes, Austin-Healey, MG, Triumph, y demás automóviles más potentes, pero el Mini Countryman casi siempre lidera estas pruebas.

En Octubre de 1967 es introducido el MkII, el cual contaba con un parabrisas trasero más ancho, una persiana más grande y las luces de freno rectangulares. Será el tercer cambio importante en la gama Mini Countryman desde que este modelo llegó al mercado en septiembre de 2006 (evolución de la gama) Mini Countryman. Este último es amplio y permite el acceso al maletero, bandeja y habitáculo de forma cómoda y práctica. Este innovador estilo en su zaga le aporta una frescura adicional en diseño que le diferencia claramente del resto de componentes de la gama Mini Countryman. Estas son las 9 claves del nuevo Mini Countryman Clubman. Mini Countryman-clubman-2015-15 Galería de fotos: Mini Countryman Clubman 2015: un Mini Countryman que de “Mini Countryman” tiene poco. El Mini Countryman Clubman también tendrá más posibilidades de equipamiento que nunca, como este práctico sistema de barras de techo para llevar la tabla de bodyboard. P90187494-highRes Unas perchas para la camisa. P90187512-highRes O un sistema para sostener el tablet. Mini Countryman-clubman En cuanto a motores, el Mini Countryman Clubman 2015 estará disponible con una gama sencilla basada en motores de tres y cuatro cilindros, diésel y gasolina, y alternativas de cambio automático.

Otra ganancia neta es el maletero, antes muy precario y que ahora se planta en 211 litros, 51 más que antes y más o menos en línea con un utilitario medio. El chasis es ahora fundamentalmente de aluMini Countrymano para ganar ligereza, aunque mantiene el esquema anterior a base de McPherson delantero y paralelogramo trasero. Destaca el sistema de parada y arranque automático del motor cuando el coche está detenido (exclusivamente con cambio manual)y el alternador que no resta energía al motor en las fases de aceleración (más información). Con estas medidas, el Mini Countryman Cooper D redujo el consumo medio 0,5 l/100km (ahora es 3,9 l/100 km). Ademas de que el Mini Countryman inicialmente estaba equipado con ruedas de 10 pulgadas, que fueron desarrollarse en exclusiva para este nuevo modelo, siendo finalmente Dunlop el que se llevó el contrato inicial.

UN ASPECTO INCONFUNDIBLE A pesar del optimismo del directos del proyecto, Leonard Lord, un hombre que solía afirmar que “cuando construyes autos terriblemente buenos, la última preocupación que tienes es la de venderlos”, la acogida del público no fue abrumadora y durante algún tiempo el modelo a pesar de su precio accesible, estuvo destinado a atraer solo el interés del segmento medio alto de la población británica, un sector poco interesante para una firma que pretendía conquistar, por sobretodo, al mercado de la motorización en masa. El auténtico boom del Mini Countryman empieza en 1962. Los 3,5 litros de consumo homologado se quedan cortos si realmente queremos sacar partido de todo lo que ofrece el motor. El. Su batalla 10 centímetros más larga hace que sus cotas interiores, para los pasajeros, sean más aceptables. Quizá el coche más interesante de toda la gama porque combina unas prestaciones más que suficientes, con sus 205 km/h de velocidad punta y una buena alegría de marcha con un consumo homologado de carburante, casi imbatible, de 3,5 litros cada 100 km.

El nuevo modelo de Mini Countryman es más largo y más ancho, 10 y 2 centímetros respectivamente, pero también más bajo que su antecesor, lo que le proporciona un aspecto exterior más robusto y dinámico que el anterior. Aún así, las proporciones se mantienen y la vista de perfil le identifica inconfundiblemente como un Mini Countryman. _MG_4680 Siguiendo con el exterior del coche, lo siguiente que llama la atención es el negro en contraste con la pintura sólida (de nombre ‘Pepper White’) que viene de serie. Podemos cambiar mediante las levas o dejar que el cambio actúe por sí solo. de ancho y 1,35m. Para lograr esta cifra ayuda la 6ª marcha de la transmisión, gracias a la cual podemos ir circulando a la velocidad máxima permitida en la vía con un régimen de rpm muy bajo: el motor va muy desahogado. La apuesta del fabricante germano se ha revelado como un rotundo éxito. Os aseguro que, teniendo en cuenta la ergonomía interior, prevalece la idea de tener el sistema eléctrico. El otro aspecto a mejorar es, digamos, parcial.

En 1964 la diseñadora de moda Mary Quant se basó en el nombre del auto para bautizar a la prenda femenina por excelencia, la "Mini Countrymanfalda" (otros de los grandes inventos, je). Un año después se alcanzó el millón de unidades vendidas del Mini Countryman; en 1969 el segundo millón y en 1972, el tercero. En octubre de 1967 aparece el nuevo Mini Countryman MkII, un automóvil estéticamente muy similar, pero con un parabrisas trasero más ancho y luces de freno rectangulares. Es solo unos centímetros más corto que un BMW Serie 1. Sus cotas. Además, la BMC se convierte en BLMC (British Leyland Motor Corporation), marca que produce ya la versión mejorada MkIII. Vamos, que es un coche equipado como una buena berlina o un compacto, pero en un tamaño reducido. Las sensaciones cuando uno se sienta al volante de este Mini Countryman son realmente buenas. Entre las muchas opciones que hay, algunas cumplen una función práctica y otras muchas sólo cambian el aspecto exterior o interior. De las que cumplen una función práctica no todas son interesantes.

A ellas se accede algo mejor que en un Mini Countryman “normal”, aunque sus dos únicas puertas fuerzan a realizar algo de contorsionismo. Son casi 200 CV turbo para un compacto y las sensaciones que llegan a las manos son algo descafeinadas. Excelente relación peso/potencia 192 CV y sólo 1.200 kilos de peso dan una relación peso/potencia muy buena, que marca el carácter dinámico de este Mini Countryman, en positivo. Salen al mercado como Austin y Morris, con frenos de disco delanteros, un motor de 997 cc³, doble carburador, eje de levas y header modificados, cuya combinación arrojaba 55hp, logrando así un automóvil más apto para las competiciones. La BMC toma tan en serio este proyecto que forma el primer equipo oficial de fabrica para rallyes, contrata pilotos y copilotos oficiales, entre ellos los legendarios "Finlandeses Voladores", Rauno Aaltonen, Timo Mäkinen y Paddy Hopkirk.

Los Mini Countryman COOPER eran rápidos y los éxitos no se hicieron esperar, pero se necesitaba más potencia para ganar en las competiciones de renombre mundial, así pues, en 1963 el motor, además de ser mejorado, es aumentado a 1071 cc³, lo cual aumenta su potencia a 70hp. Esta es la versión más rara del Mini Countryman, ya que dos años más tarde, la BMC se convierte en la BLMC (British Leyland Motor Corporation) y es mostrado al publico el MkIII. Funciona perfecto, cambia las marchas con rapidez y en el momento justo y esperado. Un Mini Countryman que, por cierto, ya no es tan “Mini Countryman”. Tiene una respuesta muy seca, y filtra poco las irregularidades, que se transmiten a la espalda. Así empezaron las pruebas, y en Octubre de 1961, nacen los Mini Countryman COOPER. También hemos podido rodar con uno de los nuevos tres cilindros diésel. Lo más destacable que podemos decir de este propulsor es que resulta del todo imposible adivinar que es un tres cilindros desde el puesto de conducción, ni por respuesta al acelerador, ni por sonido, ni por capacidad de recuperación. a 1.750 rpm 215 Nm. En su parte superior podemos escribir con los dedos.

Es más largo, pero además tiene una mayor distancia entre ejes, lo que permite un habitáculo bastante más amplio que el de su antecesor. Más de 50 años después su leyenda sigue viva, pero hoy con un look "más alemán". Mini Countryman "LA ROMPE" EN LAS CARRERAS Consciente de su potencial, el experto preparador y campeón mundial de marcas de Fórmula 1, John Cooper, ofreció a Issigonis la posibilidad de crear un auto mucho más potente y adaptado a la competición. No me caracterizo por tener un pie especialmente ancho; quizá algo más ancho que la media, pero nada reseñable. Suspensiones bastante duras pero sin llegar a ser incómodas, un coche bastante bajo con unos movimientos de carrocería prácticamente nulos y una dirección muy rápida, con un tacto de volante que raya la perfección. Modelo 2007.La faceta práctica del Mini Countryman cambia poco con respecto al modelo de 2001. Después de permanecer cerrada la fabrica de Facorca, en 1994 se hizo el intento de reabrirla, salieron unas pocas unidades del Mini Countryman Cord Cooper y un Mini Countryman Cord Cabriolet.

De nuevo consiguieron generar un icono automovilístico. Una de ellas es el Mini Countryman, una automóvil que revolucionó la manera de concebir el automóvil y que fue un símbolo de su época, los años sesenta. Ver en YouTube UNA LINDA HISTORIA La década de los cincuenta fue muy difícil para Europa. Cuando está abajo del todo, problema solucionado: ahora sí resulta cómodo. En las plazas traseras, homologadas para 3 personas, podrán viajar cómodamente dos: la plaza central, por espacio y por el diseño del asiento, y también por la consola central, no es apta más que para trayectos cortos o para personas de poca envergadura. Para mejorar el aspecto, como equipamiento opcional se pueden añadir diversas molduras y paquetes estéticos, tres tapicerías de tela así como varias de cuero. ARRANCAMOS – ¿CÓMO SE CONDUCE? No quiero empezar por el final y escribir ya la conclusión, pero la verdad es que el Cooper me gustó y me sorprendió gratamente. La altura libre al techo permite que personas de 1,80 metros o más viajen sin problemas, y tanto la anchura para los hombros como el espacio longitudinal para las piernas en todas las plazas son más que correctos.

Aquí, la ligereza del coche vuelve a ayudar: las aceleraciones son las que son, ahí están los números, pero las sensaciones son mejores. El aspecto de todo es muy “Premium” y en parte justifica el elevado precio de este modelo, que se sitúa entre los utilitarios mejor terminados. Motor que pide guerra ver galería Mini Countryman Cooper SEl velocímetro se sitúa ahora encima del volante, en el cuadro de relojes, una posición lógica y natural. Pero si nuestro perfume es no algo by Diesel, casi que mejor gasolina. Fuera de bromas, como término medio en la gama está muy bien. El cambio automático de seis velocidades también está a la altura, y es el perfecto complemento para un motor así. Pero lo importante es que no empaña las sensaciones de conducción a la hora de querer disfrutar. Los asientos de serie sujetan más que correctamente: los 1’84 m y sobre todo los 78 Kg de un servidor los rellenan bien, eso es cierto. Es apuntar y entra directamente en la curva.

Es un sano término medio, porque el Cooper S no es para almas sensibles ni para los aficionados a los Mini Countrymanconsumos, salvo que hablemos del Cooper SD, el que más corre y menos gasta de la gama (balanceando). Mini Countryman Cooper Valoración general Si hacemos caso a la tentación, veremos que tenemos un comportamiento dinámico excelente, conducimos una leyenda con ruedas (aunque haya pasado de coche económico a un juguete para gente con dinero), con ingeniería BMW, totalmente personalizable a nuestro gusto y diantres, que es un capricho. Si hacemos caso a la conciencia, tenemos mejores opciones por el mismo presupuesto, más equipadas, o con motores más potentes, o más racionales.

Al parecer, la servodirección eléctrica ha sido mejorada para ganar tacto y precisión. De todo y la última Información proyectada en una lámina de plástico con imágenes en color (tipo Head-up display, como se aprecia en la galería de imágenes), cámara marcha atrás, faros LED para todas las funciones con haz direccional, sistema de aparcamiento automático (hasta 35 km/h), programador activo de velocidad (de 30 a 140 km/h mediante cámara), supervisor de la señalética vial, cambio automático de luces cortas a largas (y viceversa)... Y junto a lo anterior, Mini Countryman Driving Modes para escoger entre modos de conducción Mid, Sport y Green: modula la sensibilidad del acelerador, la dureza de la dirección, la velocidad del cambio de marchas automático y la dureza de la suspensión DCC. Por ejemplo, con cambio automático y modo Green entre 50 y 160 km/h sin pisar el acelerador el cambio pasa a punto muerto para ahorrar carburante sin la retención del motor (la conocida como «navegación a vela»). Esto es solucionable equipando el Control electrónico de la suspensión, previo pago de 500 euros adicionales. Por último, cabe mencionar la relación precio-equipamiento: accesorios como la conexión manos libres por Bluetooth (150€) o los faros antiniebla (150€) deberían venir de serie en un coche que supera los 20.000 euros.

Conclusiones Son muchos más los aspectos positivos de este Mini Countryman que los negativos (apenas unos pocos), y lo más importante: muchos de los aspectos positivos son a la hora de conducirlo, algo que nos encanta y agrada enormemente. Es un coche atractivo visualmente, que se ve moderno, juvenil y alegre. En esa fecha, el Mini Countryman alcanzó la fama internacional al resultar, contra todo pronóstico, vencedor del Rally de Montecarlo. Se llama Easy Opener. Mini Countryman-clubman-2015-40 Galería de fotos: Mini Countryman Clubman 2015: un Mini Countryman que de “Mini Countryman” tiene poco. Detalles como ventanillas corredizas en las puertas, que permitían la existencia de huecos para poder dejar pequeñas cosas, en el lugar donde debería haber estado el mecanismo de la ventanilla. Algunas personas que trabajaron con Issigonis indican que este calculó el tamaño de los espacios para poder guardar una botella de su ginebra favorita. Desgraciadamente, el 18 de septiembre de 2000, el consorcio inglés decidió poner fin a la producción de los modelos Mini Countryman por las fuertes pérdidas que generaban al grupo.

Distribución de mandos mejorada En el interior vemos rápidamente algunos cambios respecto al Mini Countryman del año pasado. Tarea más complicada es colocar el carrito en el corto maletero. ver galería Mini Countryman Cooper SEl volante se sitúa en una posición muy vertical y ofrece un agarre excelente. No se perciben balanceos ni inercias que ralenticen el tránsito entre un viraje y el otro. Por eso llama la atención tanta suavidad y silencio de marcha. El Cooper S es extraordinariamente rápido para su potencia (más impresiones de conducción). También podrá dotarse de suspensiones de dureza variable DDC. Este modelo siendo un verdadero Mini Countryman no gusta tanto al publico por lo cual se deja de fabricar en 1980. En 1980 la BLMC cambia su nombre y se denomina Austin Morris Group, los Mini Countrymans son renombrados con el nombre de AUSTIN Mini Countryman y los neumáticos pasan de 10’ a 12’ en los Mini Countrymans normales, ya que el modelo 1275 GT venía utilizándolos tiempo atrás En 1988 cambia otra vez el nombre para pasar a denominarse Rover Group y con el nombre de ROVER Mini Countryman se producen los nuevos Mini Countrymans.

En 1990 regresa el legendario Cooper, con un motor de 1275 cc³ de 61hp, es el Mini Countryman más rápido producido desde que los Cooper S dejaron de producirse. Un año más tarde el motor de 1275 cc³ pasa a ser de inyección y John Cooper vende el Kit de conversión a Cooper S aprobado por Rover, el cual lograba incrementar la potencia a 80hp. El MkIII se mantiene hasta 1996, cuando Rover desarrolla el MkIV. Respecto al espacio para la cabeza en los asientos traseros, personas de hasta 1,85 metros de estatura irán cómodas. Pero su funcionamiento es muy bueno, de verdad. Lo mejor es que a esa buena elasticidad y su tacto agradable de conducción se suma un consumo realmente destacable. La versión Cooper S esconde bajo el capó un cuatro cilindros de 2,0 litros de cilindrada y 192 CV, que logra gracias a la sobrealimentación de un turbocompresor. La media era de 9,1 l/100 Km. Si bien destaca por sus cualidades dinámicas (estabilidad y agilidad), su motor vibra y es ruidoso.

A mi parecer, las llantas ideales deberían ser un poco más grandes; quizá alguna de las opcionales de 17” serían las que mejor quedarían con las proporciones del coche, si bien las de 16 pulgadas no pecan excesivamente de pequeñas. Para entonces, todos los vehículos de gasóleo que se comercialicen en el mercado -Mini Countryman, Mini Countryman Cabrio, Mini Countryman Clubman y Mini Countryman Countryman- incorporarán un motor desarrollado por BMW. Este nuevo propulsor de gasóleo de BMW, con 1,6 litros de cilindrada y dos niveles de potencia 90 y 110 caballos, es el principal cambio de la puesta al día de la gama Mini Countryman, que también afecta al Cabrio y al Clubman.

El Mini Countryman más alemán de la historia Ampliar foto Esta actualización de la gama, que llegará a los concesionarios en el mes de septiembre, supondrá un incremento de alrededor de un 2% sobre el precio actual. Ahora, la información de la conducción fluye más rápidamente apoyada por otra novedad: el head-up-display, una pequeña lámina situada en la parte superior del salpicadero, a la altura de los ojos del conductor, en la que se proyectan los principales datos del ordenador de a bordo e incluso las instrucciones del navegador. En el centro se sitúa la pantalla de 8,8 pulgadas (opcional) que visualiza el navegador, el funcionamiento del equipo de música, la información del estado dinámico del coche o, en el caso de venir instalado, el sistema Mini Countryman Connect que permite conectarse a Internet. Quien esté interesado en el cambio automático, puede incorporar el de 8 velocidades por 2.100 euros extra. Quizá con el metro en la mano, las cifras no parezcan destacables, pero la sensación es mucho mejor, sobre todo desde la posición de conducción: el pilar A ya no lo llevas pegado a tu ceja izquierda. Se trata del reposabrazos.

El MkIII es una versión mejorada del MkII, pero los cambios más notorios son visibles en las puertas delanteras porque las ventanas ya subían y bajaban y hasta entonces eran deslizantes, y la desaparición de las articulaciones exteriores de las puertas. En 1971 los COOPER salen de producción. En 1969 se hace un intento para modernizar al Mini Countryman, y sale al mercado el Mini Countryman CLUBMAN, cuyo mayor exponente es la versión 1275 GT. 192 CV en un coche tan pequeño prometen buenas sensaciones. a 1.750 rpm Compresión 18:1 16,5:1 Velocidad 182 184 Aceleración 0-100 11,5 11,4 Consumo medio 3,9 litros 3,8 litros Emisiones 104 gramos 99 gramos Y en esta otra table comparamos el Cooper D con el motor PSA y el motor BMW: Mini Countryman Cooper D ( PSA) Mini Countryman Cooper D (BMW) Cilindrada 1.560 1.598 Diámetro x carrera 75 x 88,3 78 x 83,6 Potencia 110 CV a 4.000 rpm 112 CV a 4.000 rpm Par máximo 240 Nm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario