lunes, 2 de julio de 2012

Peugeot 407

Visto por detrás, llaman la atención las ópticas LED con grafismo en forma de garra y las dos líneas horizontales que contribuyen a dar volumen: una a la altura de la línea de cintura y otra a la altura del umbral de carga del maletero. Quizás Peugeot podría haber arriesgado algo más en el diseño, y haber presentado una carrocería con líneas más complejas y volúmenes algo más acentuados. Si en muchos muchos coches pretendidamente deportivos la 5ª es una marcha larga para desahogar consumos (lo que se suele decir 4+1), en este coche no, la 5ª mantiene un desarrollo coherente con el resto de las marchas, y vas tranquilamente a 130 kmh rozando las 4.000 rpm. Llegamos a una pequeña ciudad de las afueras de Madrid, y la atravesamos entre el tráfico diario de un viernes por la tarde, con semáforos, rotondas, atascos, callejuelas, gente que se para en mitad de la calle y no sabemos por qué... Vale, déjame que me explique antes de que pienses que me he vuelto loco. Los 407 Berlina, 407 SW y 407 CC (el afamado Coupé Cabriolet), son tres modelos que vienen a reforzar la leyenda.

Chasis sobrado ver galería Peugeot 407 Las ópticas con grafismo en forma de garra identifican claramente que es un Peugeot. Eso sí, tras esta primera frenada de emergencia que no detiene el vehículo del todo, el conductor debe asumir el control y continuar con la detención actuando sobre el pedal del freno. Vuelvo a insistir en el tema del llamado i-cockpit. En algunos mercados se comercializó una versión muy económica que iba dirigida a empresas y que rara vez se ofrecía al púbico general. La marca francesa ha dado un salto de calidad en este modelo, que le da un toque más premium del esperado. De hecho, este Peugeot 407 1.2 e-THP 130 me ha gustado por su suavidad y la alegría con la que sube de vueltas desde un poco antes de las 2.000 vueltas y hasta el corte. Aquí te dejo los links a las fichas técnicas de sus rivales más directos (en sus versiones básicas) para que puedas comparar: Citroën C4 HDI 90 Tonic, Ford Focus 1.6 TDCi 95 Trend, Renault Mégane GT-Style dCi 95.

Prueba: Peugeot 407 1.2 e-THP 130 El Peugeot 407 1.2 e-THP 130 me parece la opción más interesante en la gama de gasolina. Siempre he pensado que algunos modelos de Peugeot pecaban de un exceso de botonería, que creaban confusión en un primer momento, aunque eso sí, daban una imagen de complejidad tecnológica que resulta del agrado de buena parte de sus clientes. Con el nuevo Peugeot 407 se ha logrado combinar ese aire tecnológico con una simplicidad en el diseño que bien podría ser un referente a partir de ahora en la marca francesa. Tiene 398 litros de capacidad (sin contar con los 22 litros que hay bajo el piso) y formas aprovechables. Los 205 GTi gloriosos, los 309 GTi también (con una rara serie final de 160 cv que casi no se encuentra y anda como un demonio), y algunos otros, nos recuerdan tiempos mejores, cuando Peugeot no corría en competición con un motor diesel sino que quemaban gasolina a raudales en los tramos del mundial de rallyes, levantando enormes polvaredas. Se han arriesgado en ofrecer un diseño sobrio y compacto en el exterior, con un interior más rompedor.

Realmente no han inventado nada nuevo, sino que se han dado cuenta lo que realmente faltaba: Calidad. Sobre todo, porque ofrece un sensacional comportamiento. Sin embargo, sólo sabrán apreciar sus excelencias los clientes que disfruten de una conducción bastante deportiva. Si lo quieres para moverte a diario mientras te lo pasas teta, sin dudarlo. ¿Como segundo coche para hacer el mongolo? Por este precio es una buena opción, y el mercado de piezas de carreras está lleno de chucherías para hacer del 407 GTI un auténtico coche de rallyes. De hecho su eje delantero estaba tomado del Peugeot 306 aunque convenientemente recortado para adaptarse a las medidas del Peugeot 407. Apertura al mundo, búsqueda de sensaciones, autenticidad e innovación, respeto por el medio ambiente, son algunos de los valores que Peugeot comparte con Quiksilver. “¿Qué tal va este 407 diésel?”, me pregunta un amigo. Con un equipo de ingenieros que ya había bebido todo lo que tenía que beber en el mundo de la competición, era el momento de plasmarlo en la calle, y así surgió una gama de modelos deportivos todavía en expansión.

Es de la familia denominada EB2, o lo que es lo mismo, un tricilíndrico que tiene dos versiones atmosféricas y otras dos con turbo. Esta variedad en la oferta quizás haya sido clave para entender el éxito de un coche que podía adaptarse a todas las necesidades y cuya estética además gustaba a todo el mundo. El año 2000 comenzó con el lanzamiento del motor 1.6 16v 110cv ligado al acabado deportivo XS y disponible en principio sólo con la carrocería de tres puertas. El GTi cuenta con una dirección más rápida e informativa, unos ejes más anchos y con ajustes específicos en la suspensión, un equipo de frenos sobredimensionado y un control de estabilidad más permisivo y totalmente desconectable. También soy partidario de lo que Peugeot llama i-cockpit, esa postura de conducción con un volante pequeño y situado más bajo de lo normal para llevar los brazos relajados y ver la instrumentación por encima, como si fuera un head-up-display.

El frontal es casi idéntico al del 407, salvo por la característica doble toma de aire en el capó del 407, las molduras de los paragolpes y la ubicación de los faros antiniebla (respecto a las versiones «Sport» del 407). Un ESP instantáneo también te lo subraya... Prueba a fondo del Peugeot 407 1.2 PureTech 110 Allure Resulta sorprendente cómo puede cambiar un motor cuando adopta un turbocompresor en su vida. sobra decir que no todo en un coche es motor. Tuvo buen tino Peugeot cuando en 1998 presentó en el Salón de Ginebra el Peugeot 407. La batalla es casi igual que antes (2.538 mm), pero la habitabilidad mejora gracias a que se ha reducido el tamaño de los asientos delanteros. Estéticamente destaca porque las dos carrocerías disponibles por el momento (tres y cinco puertas) no son un derivado la una de la otra, sino que cuentan con diseño específico para tratar de llegar a una clientela diferente (el 3p apuesta por una aspecto exterior más diferenciado y deportivo).

Son cómodos y, además, se sujetan mucho a la carretera. Pese a todo ha acelerado de 0 a 100 km/h en 11,1 segundos. Rivales como el Skoda Fabia o el Seat Ibiza montan cambios automáticos mucho mejores. Prueba con el motor THP 155 Buscas algo con gancho en la conducción y no te importa acudir a repostar más a menudo si a cambio te diviertes al volante. Me hace reír. Y el motor se va moviendo con voluntad, lógicamente, pero lo hace a su manera. Es cierto que cuesta unos 1.800 euros más, pero con estos datos... La marca francesa se ha atrevido a diseñar un salpicadero sin apenas botones y pulsadores, a contracorriente de lo que habitualmente nos tiene acostumbrados. Además, el chasis ha rebajado su altura en 11 milímetros. Para hacer lo mismo con la tablet de Peugeot (muy bonita, por cierto), te distraes o te distraes unas cuatro o cinco veces como poco; y te sucederá lo mismo hoy, mañana y pasado porque siempre tienes que mirar a la pantalla para ver si estás en el menú correcto. ¿Los vale? La respuesta es clara y concisa.

Tiene un nuevo chasis y nuevo diseño de carrocería, que lo convierten en un coche todavía más compacto. Esto le da un aspecto más deportivo, potenciado por las nuevas formas de la carrocería, más musculosas y a la vez aerodinámicas. Y lo del motor con más bajos que altos es una virtud y un defecto a la vez: Es cierto que el carácter deportivo y rabioso de un motor debe ser con la potencia y el par arriba del todo, pero tampoco es que no empuje arriba, es simplemente que abajo lo hace mejor, y nosotros en muchos momentos lo hemos agradecido, incluso corriendo entre curvas. Se vende en tres y cinco puertas con motores 1.1i 60 CV, 1.4i 75 CV y 1.4 HDi 70 CV. El 407+ más barato es el 3p 1.1i, por 8.950 euros, mientras que el más caro es el 5p HDi, por 10.900 euros. Vayamos ya con su mecánica. Por desgracia el sonido del escape, audible desde el exterior, no se introduce en un habitáculo excesivamente aislado. No hay vacío preturbo, ni patadón post-turbo. Deportivo por estética, prestaciones y comportamiento, también conserva practicidad y confort para el uso diario.

Deportivo y equipado al máximo La base de partida para los Peugeot 407 GT es el acabado más lujoso Allure, por lo que de serie llevan prácticamente de todo: climatizador bizona, pantalla táctil con navegador integrado, apertura y arranque manos libres, control de crucero, sensores de parking, etc. Peugeot 407 GT Estéticamente los 407 GT añaden una calandra diferente, logos GT en la parte frontal, lateral y trasera, intermitentes de LED secuenciales, faros completos LED, lunas sobretintadas, spoiler y difusor trasero, doble salida de escape y llantas de diseño exclusivo –y muy bonitas, por cierto– de 18 pulgadas. ¡Ah!, y otra cosa importante: también son de serie unos neumáticos "pata negra" cuando se trata de rendimiento deportivo, nada menos que unos Michelin Pilot Sport 3 en medidas 225/40, que mucho tienen que ver en lo bien que va este coche.

El diseño de la carrocería es nuevo, como también lo es la base sobre la que se sustenta: la nueva plataforma EMP2 del grupo PSA, la gran responsable de su mejora en comportamiento; su interior, minimalista y sin apenas pulsadores, también marca una nueva tendencia en Peugeot, que dice haber ido un paso más en el crecimiento hacia el alto de gama, es decir, hacia posicionar sus nuevos coches en un nivel de calidad, acabados y equipamiento superior a lo visto hasta ahora; Y finalmente, con un precio de partida de 13.900 euros con promoción y Plan Pive incluido, el nuevo Peugeot 407 se sigue posicionando como una opción muy atractiva en el competitivo segmento C, donde están el Renault Mégane, Opel Astra, Ford Focus, Seat Leon, Mazda3, Hyundai i30, Kia Cee’d, Toyota Auris, Skoda Rapid, Citroën C4 o Volkswagen Golf, entre otros. Aunque este Peugeot no sea tan preciso ni deportivo como un Audi o un Seat, donde otros modelos franceses se tambalean en carretera más que tú después de haberte tomado unos cuantos 'gin-tonic', el nuevo Peugeot 407 se muestra ágil y estable.

Tres motores de gasolina y dos diésel en el Peugeot 407 2013 Comenzamos por el motor de gasolina más potente que equipa el nuevo Peugeot 407. Pero lo importante es que el nuevo 407 es más corto, más ancho y más bajo que su antecesor. Precios 407 Quiksilver 1.4 (90 CV) 3p: 12.080 euros 407 Quiksilver 1.6 (110 CV) 3p: 12.580 euros 407 SW Quiksilver (90 CV): 13.250 euros 407 SW Quiksilver (110 CV): 13.750 euros 407 CC Quiksilver 1.6 (110 CV): 16.760 euros 407 CC Quiksilver 1.6 (110 CV) Aut.: 17.770 euros 407 Quiksilver 2.0HDI (90 CV) 3p: 13.830 euros 407 Quiksilver 1.6HDI (110 CV) 3p: 15.030 euros 407 SW Quiksilver 2.0HDI (90 CV): 15.000 euros 407 SW Quiksilver 1.6HDI (110 CV): 16.200 euros (*) Principales opciones: Pack Premium (700 euros) Aire acondicionado (1.030 euros) Climatizador (1.270 ¿) en versión CC 1.6 (240 euros) ABS (460 euros) ESP (450 euros) Airbag laterales y de cortina (400 euros) Pack aluminio (160 euros) Limpiaparabrisas automático con encendido de faros (130 euros) Pintura metalizada (220 euros)

Tras el fallido intento de sustituir en 1991 al Peugeot 205 por el Peugeot 106 el fabricante francés necesitó desarrollar un proyecto totalmente nuevo para lanzar al mercado un nuevo sucesor del Peugeot 205. Y exprimimos el 407 GTi como si no hubiera mañana. Como en el 407, los asientos traseros son abatibles en una proporción 60/40. El habitáculo es grande delante y pequeño detrás (sobre todo por la anchura). Pero lo mejor yo diría que es la cifra real de consumo que se puede conseguir. Exactamente mide 3.962 mm, pero eso no le impide crece por dentro. Pero la marca francesa ha preferido ir a lo seguro, manteniendo ante todo una elegancia que siempre está presente en sus modelos. Lo primero que hizo fue eliminar los bloques de dos litros (excepto el modelo RC) y después realizar una fuerte campaña de promoción que volvió a disparar las ventas a niveles equiparables a los de los primeros años de vida. El Peugeot 407 WRC compitió entre 1999 y 2003 obteniendo dos campeonatos de conductor y tres de constructor, además de más de sesenta podios de los que veinticuatro fueron victorias.

El Peugeot 407 WRC equipaba el mismo motor de aluminio fundido a presión que el Peugeot 205 T16 pero potenciado hasta los 300cv, tracción integral, llantas de 18” y caja de cambios de seis velocidades que por problemas de fiabilidad fue sustituida por otra de cinco velocidades con posterioridad. Para la temporada 2004 Peugeot-Sport decidió competir con un Peugeot 307 pero no consiguió revalidar ni uno sólo de los títulos obtenidos por el Peugeot 407 WRC. Hoy probamos el último GTi que Peugeot nos ha ofrecido tras un montón de años de diversión, el 407. Pero lo importante es que el nuevo 407 es más corto, más ancho y más bajo que su antecesor. Los coupes S16 que se comercializaron, deportivos y estéticamente muy llamativos, eran 2 litros. Por lo menos, sí que ofrece avisador de ángulo muerto, luces LED (las frontales compuestas por 62 LED) y un sistema de alerta de choque inminente bastante eficaz. Cuidado, que los chicos de Peugeot Sport han ajustado todo para que no nos aburramos al volante. Su funcionamiento presenta peculiaridades.

El motor de 250 caballos es capaz de acelerar este vehículo de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,2 segundos a pesar de sus 1.205 kilogramos. Con una buena puesta a punto, el bastidor del 407 nada tiene que envidiar al Focus. Peugeot afirma que la mayoría de clientes que optarán por el 407 van a ser parejas sin hijos a su cargo. Por ejemplo, había fallos de ajuste y filos cortantes en el salpicadero y en la consola central; además, todo el recubrimiento del techo no estaba bien fijado. El maletero del 407+ es más grande que el del 407: mide 40 l más de volumen (285 l). Una saga que Peugeot asegura que no va a continuar nunca más, que ha levantado pasiones entre los aficionados, y que se nos presenta con un precio de mercado realmente interesante. Ambas marcas han venido diseñando propuestas llenas de libertad. Respecto al diésel, mucho más austero, me ha gustado su suavidad de marcha, sus prestaciones y lo poco que gasta. Dinámicamente me ha sorprendido su tacto de chasis.

Lo que sí se condensó fueron los niveles de acabado en distintas series limitadas muy equipadas y ofrecidas a un precio interesante. En 2006, con la comercialización del Peugeot 407, Peugeot decidió reducir la oferta del Peugeot 407 a un único nivel de equipamiento básico disponible sólo con carrocería de cinco puertas y con los bloques 1.4 75cv y 1.4 HDi 70cv. También hay un variador de fase que actúa tanto en admisión como en escape (el motor Ecoboost tiene distribución variable en admisión y escape), de manera que obtenemos siempre una respuesta agradable y "llena", que es de lo que se trata.Siguiendo el razonamiento que hace Fernando sobre los motores diésel o gasolina, con este vino tampoco vas a echar de menos la cerveza. Pero al menos su manejo es preciso y relativamente rápido, algo que se puede aplicar a la dirección. Sobre todo en su frontal, afilado y con unos grupos ópticos con luces diurnas y su firma propia. Va muy bien “atado” en ambos ejes gracias a la efectividad de su suspensión y a la acción de un control de estabilidad que actúa sin que apenas lo percibas, y sólo cuando es realmente necesario.

El coche da mucha confianza subiendo un puerto de montaña. Ni si quiera las prestaciones puras se ven muy afectadas, como demuestra el 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, que apenas es 2 décimas de segundo más lento que en el 407 GTi más potente. Con esto queremos decir que, todo aquel que no busque marcar la vuelta rápida en circuito, tendrá más que suficiente con este motor de 250 CV. De nuevo, el maletero es calcado, con 432 litros de capacidad. Dos sabores Como ya comentaba anteriormente, el Peugeot 407 GTi se ofrece en dos variantes y, aunque no lo parezca, están bien diferenciadas. Con un ritmo más vivo pero a velocidades legales, el consumo ha sido de 5,3 litros por cada 100 kilómetros. Unidos, todos ellos, a cajas manuales de cinco marchas, llantas de quince o dieciséis pulgadas, y con dotaciones como airbag de conductor y acompañante, laterales y de cortina (de serie en 407 CC y opción en Berlina y SW), a los que se añaden ABS y ESP en opción.

Los consumos medios se cifran en torno a los 6,5 litros para los motores de gasolina y en 4,8 litros por cada centenar de kilómetros para las motorizaciones turbodiesel. Si llega a triunfar o no es algo que el tiempo se encargará de decir, pero lo que está claro es que todo apunta a que puede hacerlo. Prestaciones, por cierto, que no difieren en demasía. Este nuevo urbano sí que supo heredar el concepto que había desarrollado su antecesor en cuanto a tamaño, calidad y eficacia, valores que le convirtieron en uno de los vehículos franceses más vendidos de la historia. Donde seguro que no los tienes es en su nivel de equipamiento. Y para asegurar una correcta lectura del cuadro de mandos, dado que el hueco del volante ahora es más pequeño, han ideado un nuevo módulo, ubicado más alto, que incluye velocímetro, tacómetro y ordenador de viaje. Ya se sabe, es un problema menor, seguro que a Isra, su dueño, le parece la postura más natural del mundo, y lo cierto es que pasados los kilómetros te adaptas.

Si a esto le añades que el precio de las opciones es muy contenido y que por 490 euros tienes un navegador sobre una pantalla táctil de 7 pulgadas... Las diferencias entre ambos radican en la gestión electrónica. La mayor distancia la pone el equipamiento empleado en el chasis de ambos, muy diferenciado y con objetivos opuestos. Pero, ¿y si te digo que Peugeot lleva la idea más allá al unir esta tecnología con una carrocería más pequeña y ligera? De esta manera, en la marca rompen con la tendencia habitual de todos los fabricantes de hacer cada nueva generación más grande y pesada. Parece difícil pensar que uno se va a hacer con los mandos de su nuevo 407 con este volante. De esta manera, la instrumentación que queda por encima y el nuevo volante, en una posición algo más baja, se ven más recogidos y bien ordenados. Esta sensación no solo tiene que ver con los materiales de recubrimiento —de buena apariencia—, sino que también se da en movimiento: es un coche silencioso, que rueda con suavidad y que además tiene una puesta a punto de la suspensión que consigue un excelente equilibrio entre comodidad y agilidad de manejo en curvas.

La relación entre calidad y precio es buena, ya que el 407 se sitúa en un término medio entre los modelos más asequibles y los más costosos. De esta manera, con una batalla de 2.620 mm, el espacio disponible en la segunda fila es incluso mejor que en la generación anterior. Más adelante llegará la versión SportWagon. Sorprende cómo un motor tan pequeño, y de esta potencia, puede ser tan dócil en un rango tan amplio de revoluciones. Prueba Peugeot 407 GTi 250 El par se distribuye homogéneamente por la línea de revoluciones, lo que permite una respuesta rápida a cualquier régimen. Una amplia oferta de mecánicas y una política de precios bastante agresiva son su mayor reclamo, encontrando además una mejora en calidades y equipamiento notable. Los discos son de 330 milímetros en el caso del GTi 250.

Tiene 398 litros de capacidad (sin contar con los 22 litros que hay bajo el piso) y formas aprovechables. y en peso, pues el BlueHDI automático pesa 120 kilogramos más. Peugeot 407 GT Claro que en consumo la cosa es justo al revés, y la diferencia real aumenta tanto más cuanto más le pidas al motor, y en vez de 1,6 litros de diferencia entre ambos puedes encontrar fácilmente que la ventaja para el diésel sea el doble. ¿Con cuál me quedaría yo? Acabo de tirar una moneda al aire para echarlo a cara o cruz... Y son 130 CV. Su rendimiento está claramente orientado a un uso urbano o en trayectos de extrarradio, para quien busque, ante todo, un consumo reducido que la marca declara oficialmente en cinco litros de media cada 100 km. Entre los motores diésel del Peugeot 407, ambos son de 1,6 litros y entregan 92 o 115 CV. Me encanta. Uno de sus secretos era su peso en vacío: solo 925 kilos. El motor de gasóleo de menor potencia se muestra ideal para el día a día y el de 115 caballos hace valer los 23 caballos adicionales para los que viajen cargados con mayor frecuencia.

Dinámicamente con cualquier motorización, sobresale el tarado endurecido de la amortiguación, con el que se borran las inclinaciones de la carrocería a la hora de afrontar curvas muy cerradas (también influye que el centro de gravedad se ha bajado dos centímetros). Hubo algunas variantes de este hatchback. La mayoría de las impresiones sobre el espacio interior que publicamos en la prueba del 407 HDI siguen siendo válidas. Hay un único nivel de equipamiento. El GTi 270 emplea frenos delanteros con enormes discos de 380 milímetros, con pinzas de cuatro pistones acabadas en rojo. ver galería Peugeot 407El Peugeot 407 amplía la oferta de compactos y pone la elección todavía más difícil al target principal de público al que se dirige: parejas sin hijos a su cargo. Sinceramente, en este apartado creemos que es uno de los compactos deportivos mejor hechos del momento. El Peugeot 407 va a comenzar a venderse con una gama de motores que incluye 3 motores de gasolina y 2 diésel.

En lo que respecta a las posibilidades de equipamiento se lanzó el sistema RTi que agrupaba en un solo aparato el teléfono y el navegador por pictogramas. En este momento el fabricante decidió comenzar la muerte programada del Peugeot 407. Los de serie del GTi 250 sujetan bien pero, por estética y un grado más de sujeción, merece la pena optar por los de tipo baquet. El nuevo Peugeot 407 se presentó en el Salón de Frankfurt 2013, y ha quedado claro que en su punto de mira está el Volkswagen Golf. Después de conducir un 208, cuando te subas a otro coche te va a parecer que su volante es una paellera para diez. Es, en todo caso, fácil de llevar y fácil de corregir, nunca mostrando un comportamiento radical o un carácter demasiado marcado. ¿Merece la pena el GTi 270? Prueba Peugeot 407 GTi 250 La respuesta es sí, pero con matices. Un Toyota Yaris cuesta más a igualdad de equipamiento (ficha comparativa). Peugeot 407+. Uno de sus motores, el 1.2 e-THP, sólo emitirá 82 gr/km.

En cuanto al manejo del cambio, los movimientos de la palanca son algo largos y si las marchas impares se gestionan bien, en la pares y con la presencia del respaldo del asiento no se cambia tan bien. Esta combinación de motor y cambio es definitiva a la hora de hablar de consumos. Pero esta vez, parece que, si no “el Mesías”, sí tenemos un contrincante digno para luchar con el que tantos años ha estado en la cima. Y lo es por dos cosas importantes, por un lado porque el coche es más ligero que su antecesor y por otra parte porque este propulsor es un ejemplo de elasticidad. Es un motor que empuja con mucha fuerza desde poco más de las 1.500 vueltas y sea cual sea la marcha en la que circulamos siempre hay par motor para salir airoso de una situación apurada. Esto, sin embargo, hace que los viajes por autopista sean ruidosos y con un nivel de consumo más elevado de lo deseable, ya que el propulsor roza las 4.000 vueltas cuando se supera la barrera de los 120-130 km/h. Y en este sentido lo más llamativo es su cuadro de instrumentos. El logotipo de Peugeot se adapta al nuevo lenguaje de diseño de la marca.

Las cajas de cambios disponibles son manual de 5 relaciones para los motores más modestos y manual de 6 relaciones para el resto de la gama. El resto del coche mantenía la estética discreta que caracterizaba a sus hermanos de gama. Los amantes de la explosividad visual preferían el aspecto del Peugeot 407 GT WRC. Y son 130 CV. Este bloque turbo diésel rendía 90cv y equipaba la tecnología de inyección por conducto común. Como arranque de gama es correcto. Respecto a su par, es de 330 Newton por metro (Nm). El tacto de dureza del volante es también muy bueno. Con un ritmo más vivo pero a velocidades legales, el consumo ha sido de 5,3 litros por cada 100 kilómetros. En esa zona hay una pantalla en la que el vehículo transmite al conductor todo lo que le tiene que contar. La única carrocería disponible es la versión de 5 puertas y no está prevista la llegada de un Peugeot 407 SW GTi.

La puesta a punto del apartado técnico y su diseño exterior e interior es específica, encontrando un carácter más radical del Peugeot 407 GTi en la versión más potente de 270 CV al incorporar mejoras exclusivas como un tren más deportivo con frenos de alto rendimiento o un diferencial delantero de tipo Torsen para mejorar el paso por curva. Buenos argumentos como son sólidas mecánicas y una atractiva relación precio/equipamiento ¿Por qué escoger el Peugeot 407? El compacto de Peugeot ha mejorado sensiblemente con respecto a sus anteriores generaciones, ofreciendo ahora un coche capaz de enfrentarse a los modelos más consolidados del segmento. A diferencia de los diseños tensionados de los Peugeot 106, 306 y 406, el nuevo Peugeot 407 presentaba unas líneas bulbosas y redondeadas que surgían desde la parte delantera y se prolongaban por los laterales diseñando el resto del coche. Eso sí, la versión de acceso, que cuesta 2.500 euros menos, renuncia a ciertos elementos como las llantas de 19 pulgadas, los asientos deportivos tipo bacquet o el diferencial autoblocante mecánico Torsen que mejora la motricidad en diversas situaciones.

La respuesta está en la nueva plataforma EMP2 desarrollada por el Grupo PSA. Y eso, queridos amigos, en un utilitario que se mueve en tramos como ahora os contaremos, es todo un logro, porque no se hace incómodo, no se hace cansino, y no es nada descabellado para usar a diario en todo tipo de desplazamientos. Y una vez atravesada dicha ciudad, nos plantamos en un tramo de montaña de los que nos gustan: Lleno de curvas puñeteras, muchas de ellas con desnivel, medio ciegas, enlazadas retorcidas, y lo que es mejor: muchas curvas que se cierran. Es de estos coches que se notan compactos y redondos, con un comportamiento muy noble. Ambos también van acoplados a un cambio manual de seis velocidades, de tacto acorde con el equilibrio general del coche. Dentro del nuevo Peugeot 407, se acabó batallar con los botones Donde casi todos los otros compactos se pierden en un ejército de botones y palancas, los franceses han optado por despejar totalmente el salpicadero del nuevo 407.

Se trata del motor 1,6 litros turbo desarrollado en cooperación con BMW, que en este caso entrega 156 CV y un par de 240 Nm, Aunque no deja oír más que un leve susurro, este motor le echa corazón, y permite al nuevo 407 acelerar de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y alcanzar los 213 km/h. En este PureTech hay más par que en el Ecoboost (230 Nm frente a 200) pero en un rango levemente más estrecho (entre 1.750 y 3.000 rpm frente a 1.400 y 4.500). La versión familiar denominada SW, descapotable denominado CC y varias versiones deportivas, denominadas GTI, GT y RC. Sin embargo, buscando coches de segunda mano puedes encontrar un modelo que se llama 407 S16. Por no cambiar no hemos tenido ni que cambiar los amortiguadores que siguen comportándose muy bien. Pocos botones de todas formas. Cuando las medidas de alineación están fuera de valores y hasta se pueden ver las llantas abiertas hacia los lados (cámber negativo, se desgastan las llantas por dentro), requiere el desmontaje de todo el eje para cambiar los soportes elásticos.

Por ejemplo, un Peugeot 407 gasolina de 131 caballos cuesta 18 500 €, más que un Ford Focus o un Renault Mégane y menos que un SEAT León o un Volkswagen Golf (listado de turismos de cinco puertas, que miden entre 4,15 y 4,45 m y tienen un motor gasolina de 110 a 140 CV y cambio manual). Elementos como la dirección asistida o el sistema antibloqueo de frenos eran equipo de serie para todos los equipamientos. Esto le da un aspecto más deportivo, potenciado por las nuevas formas de la carrocería, más musculosas y a la vez aerodinámicas. Quiksilver ha forjado su leyenda bajo la atenta mirada mundial en la fabricación de las primeras indumentarias y equipamientos para el surf, snowboard, skate, windsurf... También está disponible el motor 1.6 THP con 205 CV para el acabado GT y 250 y 270 CV para la versión más deportiva denominada Peugeot 407 GTi. La transmisión del Peugeot 407 se realiza siempre sobre el tren delantero, no encontrando posibilidades de emplear tracción total como ocurre en algunos de sus competidores. Uno de sus motores, el 1.2 e-THP, sólo emitirá 82 gr/km.

Por último, cabe destacar que su relación peso y potencia es de 4,46 kilogramos por caballo. Lógicamente, para el Peugeot 407 GTi 250 las prestaciones son casi tan rápidas, desmarcándose de lo que podría ofrecer un compacto común con una caja de cambios manual de seis velocidades -monta la misma que el RCZ-R-. Y eso, queridos amigos, en un utilitario que se mueve en tramos como ahora os contaremos, es todo un logro, porque no se hace incómodo, no se hace cansino, y no es nada descabellado para usar a diario en todo tipo de desplazamientos. Y una vez atravesada dicha ciudad, nos plantamos en un tramo de montaña de los que nos gustan: Lleno de curvas puñeteras, muchas de ellas con desnivel, medio ciegas, enlazadas retorcidas, y lo que es mejor: muchas curvas que se cierran. En el caso del nuevo Peugeot el ESP entra un poco más tarde, lo que permite darse alguna alegría de conducción pero sin que finalmente nos veamos ante un peligro.

De forma opcional existe la posibilidad de adquirir un cambio automático de tipo manual pilotado con seis relaciones. Y es que este modelo no es un simple 407 con maquillaje. Por cierto, aunque el 208 está disponible con otro tres cilindros de un litro, no es el mismo que el del Aygo. Así que pido la cuenta y el Peugeot 407 1.2 PureTech 130 CV Allure 5 puertas me sale por 21.650 €. El pequeño volante, de diámetro inferior al habitual, ya es “marca de la casa”. Y es que con este combustible tienes otras dos opciones: un 407 VTi de 82 CV y una versión más potente denominada Peugeot 407 THP 155 con ¿adivinas? 155 CV. Mientras que el más potente es un cuatro en línea, tanto el VTi 82 como el que utiliza el 407 1.2 e-THP es un tres en línea. La imagen se ha modernizado, ofreciéndonos un coche más acorde con lo que se estila en la actualidad. El resultado es un comportamiento dinámico ejemplar, con maneras similares a las de otros modelos de Peugeot Sport (208 GTi o RCZ R), que permite ir muy rápido con total efectividad y sin sobresaltos de ningún tipo.

Lo más parecido por rendimiento y precio es el Seat León FR, también con motores de gasolina y turbodiésel de potencia similar, y en variantes de carrocería de 5 puertas y familiar. Precios del Peugeot 407 GT (descuento de 1.700 euros incluido) Jaque al Rey. Con el mismo objetivo, este cuadro de relojes tiene un cuentarrevoluciones que gira su aguja en sentido contrario, es decir, de derecha a izquierda. Modelo 2009.Los frenos delanteros son de discos ventilados (de 247 mm de diámetro), mientras que los traseros son de tambor (de 8”). El 407+ es el mismo coche que el 407 Compact, un modelo que Peugeot fabrica y comercializa en algunos países de América del Sur desde hace casi un año. El peso se ha reducido en nada menos que 140 kilos, a base de utilizar nuevos materiales (el capó y las aletas delanteras son de aluminio, por ejemplo), nuevas formas de ensamblaje de los diversos elementos de la estructura y otras modificaciones técnicas en la cadena cinemática.

Sólo la falta de algunos elementos de seguridad, conectividad o asistencias a la conducción de reciente desembarco en el mercado pueden jugar en su contra Los mejores artículos del Peugeot 407 Peugeot 407 1.2 PureTech 130 CV, presentación y prueba: nueva ofensiva gasolina en Peugeot Peugeot 407 1.2 VTi Active a prueba Probamos las nuevas versiones GT del Peugeot 407. En definitiva, una serie de actuaciones para dotar al Peugeot 407 GTi de un comportamiento mucho más ágil y deportivo a la hora de la conducción. A nivel visual, el Peugeot 407 GTi quizá se queda algo escaso en su imagen deportiva. A pesar de que Peugeot utilice esta medida para reducir el consumo, lo cierto es que, sin ser motores que gasten mucho, tampoco destacan entre su competencia. En la mayor parte de los coches, este sistema de ayuda al conductor actúa de forma muy rápida y ante el más mínimo problema se pone en acción. El magnífico coeficiente aerodinámico de 0,28 también tiene buena parte de la culpa.

La suspensión delantera es independiente de tipo McPherson, mientras que la trasera se compone de un brazo tirado con una viga transversal de torsión. Peugeot 407+. Sí, es una cifra razonable, pero se me cae el mundo a los pies cuando compruebo que un 208 1.6 HDI se conforma con solo 4,9 litros y me da una autonomía de 1.020 kilómetros. Aunque sus ventas no fueron malas, no tuvo el éxito esperado por el fabricante que tuvo que rebajar su previsión de ventas en dos ocasiones. Además, su equipamiento de serie es muy completo y no faltan el aire acondicionado, el control de estabilidad o la toma USB para el iPhone. De esta forma se logra que pueda consultarse el cuadro de mandos sin apenas apartar la vista de la carretera. Tiene menos voladizos y las ruedas, gracias al nuevo chasis, pueden situarse más en los extremos. Los 407+ pagan un 4,75% de IM en gasolina, pero en diesel están exentos. El Peugeot 407+ es un modelo basado en el 407 con pequeños cambios de diseño (tanto en el interior como en el exterior) y de equipamiento.

Por el contrario, la habitabilidad en las plazas traseras, sobre todo en lo que a espacio se refiere, está por debajo de modelos como el VW Golf o el Renault Mégane. Peugeot 407 2016 maleteroPeugeot 407 SW 2016 maletero Aunque la verdadera 'estrella' del interior es el i-Cockpit, un conjunto de características del puesto de conducción que estrenó el Peugeot 208. El valor homologado es de 3,8 litros, y eso en un coche compacto que anda bastante bien. Se sabe de máquinas que llegan y pasan lejos sobre los 200.000 kilómetros de recorrido. En los automáticos es bueno llevarlos a un taller de expertos en el 407, para que con un protocolo que ellos aplican, revisen la cantidad de aceite que hay en la caja, puesto que no traen varilla medidora. 13.08.21 Peugeot 407 interior El interior aún se ve moderno De todas maneras muchas cajas automáticas son poco confiables pues presentan problemas; unas se salvan con una reprogramación pero, con menos de 80.000 kms teniendo 5 años o algo más realmente son el dolor de cabeza en muchos talleres cuando se quedan pegadas en un cambio, los hacen de manera brusca, o empiezan a patinar: mucho acelerador, poco movimiento. El cuerpo de válvulas es por lo general la causa del mal funcionamiento.

Esto es un hecho contrastado y que Peugeot admite. Otros elementos disponibles en el Peugeot 407 que no tenía el anterior modelo son el freno de estacionamiento eléctrico —se activa automáticamente al parar el motor y se quita, con suavidad, al iniciar la marcha—, la cámara de marcha atrás —que es una buena ayuda de día pero que en lugares oscuros no se ve bien— y la detección de vehículos en el ángulo muerto. La respuesta está en la nueva plataforma EMP2 desarrollada por el Grupo PSA. Y eso hace que se posicione como un vehículo de aspecto muy robusto y muy bien asentado sobre el asfalto. Su interior sorprende y es que nada más ver su habitáculo lo que más llama la atención es su buena calidad de terminación y el hecho de tener en el centro de la consola una pantalla que aglutina casi todos los sistemas del vehículo.

Y para completar la gama, un poco más adelante, se lanzará la variante de gasolina en la que más esperanzas tienen puestas: un bloque de un litro, también de tres cilindros, y 68 CV que promete un consumo y unas emisiones de escándalo. Su funcionamiento presenta peculiaridades. Siempre he sido un gran amante del Peugeot 205. La dieta arroja casi 200 kilos de menos de peso (de 1.362 a 1.165) y casi 2 l/100 km menos de consumo (de 6,6 a 4,8). La versión portuguesa tenía un motor 1.6 de 110 cv, un motor más pequeño que en el resto de países. Con alguna oferta gastronómica se queda por debajo de 20.000. Y no es para menos ese 'interés'. Aunque sea a coche parado, aquí tienes un video en el que puedes comprobar cómo funciona este sistema de "escape activo". Vídeo sonido del motor 2.0 BlueHDI del Peugeot 407 GT Gama y precios nuevo Peugeot 407 GT Los precios del nuevo Peugeot 407 GT incluyen los 1.700 euros de descuento que actualmente tiene en vigor toda la gama 407. Se han arriesgado en ofrecer un diseño sobrio y compacto en el exterior, con un interior más rompedor.

Realmente no han inventado nada nuevo, sino que se han dado cuenta lo que realmente faltaba: Calidad. Eso sí, sigue siendo bastante confortable para los ocupantes cuando se trata de filtrar las irregularidades del asfalto. Su dirección también seguirá de forma fiel tus órdenes y el pequeño tamaño de su volante le da un toque de deportividad muy agradable. La velocidad máxima del 407 GTI está limitada a 250 km/h por lo que es difícil saber qué modelo del mercado sería el más rápido. Por lo menos el de 115 CV no pasa de cinco litros de media. Ahora mide 4.253 mm de largo, 1.804 mm de ancho y 1.457 mm de alto. Con un consumo medio homologado de 3,7 litros a los 100 km, ambas mecánicas nos han sorprendido muy gratamente por su insonorización, bajo nivel de vibraciones y progresivo comportamiento. Este bloque también fue fruto de la colaboración de PSA con Ford. En mayo del 2003 llega una actualización estética muy discreta que pero que modifica tanto el frontal como la zaga del Peugeot 407.

No hay nada reseñable aquí, frena correctamente, sin un alarde de mordida salvaje, pero sin que se quede corto en ningún momento. Este motor e-HDI, apoyado en un sistema Stop/Start de los mejores que hay en el mercado por su rapidez en el apagado del motor y la suavidad en su rearranque, permite unos valores de récord. ver galería Peugeot 407El maletero es muy aprovechable, y tiene una de las mejores capacidades del segmento. Y el hecho de que haya sido nombrado Mejor Coche del Año en Europa es una buena prueba de ello. Este Peugeot 407 es completamente nuevo. Los expresivos faros incorporan tecnología Full Led (sólo en las versiones más altas de la gama) y esto da al coche una mirada más moderna y expresiva, además de una mayor potencia lumínica. Mirado de perfil, la forma triangular del montante trasero contribuye a dar esa imagen más compacta y robusta, aunque también ha restado espacio a la luneta, que ahora es más corta.

Donde seguro que no los tienes es en su nivel de equipamiento. Eso sí, aunque la zona roja la marca a 5.000 rpm, no le exijas demasiado más allá de 4.000, porque lo único que conseguirás es hacer ruido y gastar más de la cuenta. Peugeot empezará a vender el 407 a partir del 10 de octubre en acabados Acces, Active y Allure. Y es que todas las funciones del coche se controlan desde la enorme pantalla táctil de 9,7 pulgadas dispuesta en la consola central. También tiene un programador de velocidad activo —que no actúa sobre los frenos, así que su capacidad de decelerar para adoptar la velocidad del vehículo precedente queda limitada a la retención del motor que pueda dar el motor en cada situación—, un aviso de colisión —emite una advertencia visual y sonora si el conductor se aproxima mucho al vehículo de delante— , un sistema de frenado automático para tratar de evitar un accidente por alcance y el sistema «Park Assist», que permite al vehículo aparcar y salir del aparcamiento de manera automática —en batería y en línea—.

Estoy planteándome la compra de un coche nuevo y he encontrado un ofertón de km0 de un Peugeot 407 de los nuevos. De entrada, el nuevo 407 es más compacto que el anterior. Y esto no es desmerecer al BlueHDI, que sigue siendo uno de los turbodiésel más refinados de su categoría. Peugeot 407 GT Dejando a un lado las consideraciones de "tacto" o respuesta al acelerador, la sensación al conducirlos es que las prestaciones están más cerca de lo que dicen las cifras oficiales, según las cuales el gasolina acelera un segundo más rápido: 7,5 segundos de 0 a 100 km/h, por 8,4 el BlueHDI. Donde se muestra algo más perezoso es en su parte alta, pero hay que ir muy deprisa para llegar a apreciar esa limitación. La caja de cambios tiene algún pero. Mientras, entre los diésel la opción más asequible es el excelente 1.6 BlueHDi de 100 CV, al que sigue una variante de este mismo bloque con 120 CV. El otro detalle 100% innovador es su volante, que está ligeramente achatado por la parte inferior. Es, por ello, una posición de conducción muy distinta a lo habitual, pero que me ha resultado muy agradable.

En cuanto a su habitáculo, es muy generoso, gracias nuevamente a la plataforma modular que permite una longitud más pequeña que su antecesor, pero con una mayor distancia entre ejes. Lo mejor de todo es que este 208 no es, ni mucho menos, un coche incómodo de suspensiones y ofrece un agradable equilibrio general. Bien equipado de serie, pero algo caro Llegados a este punto, la pregunta es: ¿cuánto hay que pagar por esta diversión? Peugeot pone el listón en los 18.850 euros, una cifra alta que se atenúa en parte con un descuento de la marca de 1.210 euros. Esta transmisión ofrece la comodidad de un cambio automático, aunque está lejos de los resultados en consumos y prestaciones que ofrecen los cambios de doble embrague o convertidor de par. Prueba Peugeot 407 GTi Probamos el Peugeot 407 más deportivo Gama Peugeot 407 Todos los detalles del Peugeot 407 Prueba Peugeot 407 SW Ponemos a prueba el Peugeot 407 familiar Equipamiento del Peugeot 407 La oferta de equipamiento del Peugeot 407 es amplia, aunque está supeditada a los 6 niveles de acabado disponibles: Access, Style, Allure, GT-Line, GT y GTi.

Esta semana me toca probar un discreto modelo de gasolina que se presenta con un motor de tres cilindros y pretende hacer su pequeña revolución. Un elemento particularmente delicado pues de ellas depende el confort y la calidad de rodadura durante la conducción y el estado general del coche. Si vas fino no encontrarás demasiados problemas por el eje delantero, garantizado. (Es fácil cogerle el ritmo, y entonces te cambia la cara) Ahora súmalo todo: Un comportamiento que te va provocando al límite, pero avisando con un margen de seguridad, una dirección intuitiva con un eje delantero que obedece, y un motor que si bien no tiene la rabia que nos gusta como en otros coches, tiene fuerza igualmente y responde con rapidez instantánea.

Una plataforma que ya se usa en otros modelos del Grupo PSA (Peugeot y Citroën) y cuya principal ventaja, además de las estructurales, es precisamente la reducción de peso y, por tanto, de consumo en comparación con el 407 1.6 VTi de 120 CV de 2010. Es un producto más hecho, más conseguido, con detalles no vistos en el segmento y con un tacto de conducción que no desmerece frente a los mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario