sábado, 16 de octubre de 2010

Dacia Logan

El Dacia Logan es una pequeña berlina fabricada por Dacia desde Septiembre de 2004. En su contra, iremos por partes. En las puertas traseras no hay huecos, de modo que habrá que recurrir a bolsas colgantes de los cabeceros (se compran aparte) si vamos a llevar niños, para que dejen sus cosas. Por otro lado, carece de Start/Stop pero sí cuenta con un botón ECO que ayuda a reducir el consumo. Si hay crisis y debemos racionalizar los gastos, coches como el Logan MCV se convierten en auténticas "compras maestras", especialmente cuando el dinero sale del contribuyente. Una compra más que inteligente Pero cuando los euros salen de nuestra cuenta corriente también apetece pagar lo menos posible si lo que recibimos a cambio satisface nuestras necesidades. Destaca la forma en la que se han integrado los grupos ópticos traseros, con una moldura de plástico negro que llega hasta el borde superior, dando continuidad al diseño de las barras del techo. El Logan MCV se posiciona en la parte alta de la gama Dacia, por lo que los parachoques, tiradores de las puertas y retrovisores están pintados en el color de la carrocería. Los ajustes no son excepcionales, pero tampoco están mal. El aire acondicionado sigue siendo opcional. Prueba dinámica Dacia Logan MCV Mascoche.net con el Dacia Logan MCV Mascoche.net con el Dacia Logan MCV El Dacia Logan MCV está disponible con tres variantes de gasolina: 1.2 75 CV, 1.2 75 CV con GLP y TCE 90 CV y dos variantes diésel, la 1.5 DCi 75 CV y 90 CV. Por otra parte, este mismo motor pero preparado para usar GLP y con el acabado superior Laureate empieza en los 11.300 euros, mientras que el 0.9 turbo de 90 CV cuesta 11.500 euros y para los diesel, los precios son de 11.900 y 12.500 euros, para las versiones de 75 y 90 CV, respectivamente. El acabado más sencillo –Ambiance- ya viene de serie con dirección asistida, ESP, ABS, airbaga frontales y laterales delanteros, cierre centralizado, elevalunas eléctricos… Sin embargo, el aire acondicionado es opcional por apenas 440 euros, mientras que el navegador sale por 452 euros. La marca Dacia, filial de bajo coste del Grupo Renault, amplía la gama del Logan con una nueva variante familiar que ya está a la venta en España con un funcional maletero, una mayor calidad percibida y, sobre todo, su asequible precio como mayores fortalezas. Dacia Logan MCV Dacia Logan MCV Enlaces relacionados Dacia Logan: el todoterreno más barato Compara tu seguro de coche DACIA Logan Ir a la ficha del coche Ir a la ficha de DACIA Unos excelentes 573 litros es la capacidad del maletero del nuevo Dacia Logan MCV, cifra ampliable hasta los 1.518 con los asientos abatidos. Ahora vamos a desgranar sus pros y sus contras después de poderlo conducir algunos kilómetros por la zona Norte de Madrid. El Dacia Logan MCV por dentro Una carrocería 14 centímetros más larga (4,49 m en total) permiten a este Logan familiar ofrecer un gran maletero de 573 litros, que se pueden ampliar a 1.518 litros si abatimos los asientos traseros. Esta generación de motores te permite disfrutar de un par mejorado para una mayor capacidad de reanudación y aceleración. Estos motores diésel gozan del sistema Stop&Start. Continuamos con la prueba del SUV de la marca low cost por excelencia, un SUV que afronta ya la segunda etapa de su vida comercial con un restyling que ha trabajado su calidad y su imagen. Hoy, con motivo del análisis dinámico, vamos a arrancar el sempiterno motor 1.5 dCi de 110 caballos que tantas alegrías ha dado a todos aquellos que busquen como motivo principal de compra el consumo. No puede tener, ni de manera opcional, elementos como los faros antiniebla, las regulaciones para el volante y altura de los asientos, el navegador o el programador de velocidad. La garantía de Logan es 3 años o 100 000 kilómetros, como en el resto de modelos de la gama Dacia. Además, la marca Dacia se beneficia de toda la red Renault, con lo que no hay que temer por recambios. El acabado no es malo en cuanto a ajustes (ha mejorado desde el primer Logan, de 2004, al actual) pero los materiales son "de batalla" y no hay plásticos mullidos. Nos referimos al Logan MCV, que no es otra cosa sino el Logan con carrocería familiar, un vehículo que, por cierto, ya se comercializó en nuestro mercado en su anterior generación. El espacio para las rodillas y hombros es prácticamente igual en la parte delantera que en la trasera, además, el suelo es prácticamente plano. Su calidad constructiva tampoco está a la altura de la de sus rivales. Aquí encontramos dos puntos a favor: su espacio interior para cinco personas y su gran maletero. Si seguimos repasando su interior encontramos un modelo con un diseño sencillo y práctico con un equipamiento bastante básico y con unas calidades medias aunque aceptable para el precio que tiene (predominan los plásticos, no hay adornos especiales y la tapicería es muy normalita). El tapizado, eso sí, es bastante básico. Hay también versiones de tracción simple y tracción total y no hay cambios automáticos. El Logan con motor 1.5 dCi de 110 caballos es, tal vez, el más equilibrado. Mecánicamente, el Dacia Logan MCV ofrece los motores gasolina 1.2 75 CV (versión normal y GLP) y TCe 90 CV. Este propulsor ofrece prestaciones polivalentes y se mueve con igual soltura en la ciudad y en carretera. El Dacia Logan MCV se trata de un familiar de 4,49 metros de longitud. Pocas posibilidades de personalización Mientras probábamos el Dacia Logan MCV se nos ocurrían muchas cosas. El resultado es un vehículo de carácter familiar que aúna una gran habitabilidad, un equipamiento básico y eficientes motorizaciones a un precio muy reducido. Las pérdidas de tracción serán menores y, además, nos regala un pequeño extra de altura libre al suelo. Es la mejor opción. Si ponemos todos los extras el precio subirá un buen pellizco, pero el coche está orientado a costar lo mínimo posible, y el que quiera "lujos" que se los pague. Para ello, Renault puso a trabajar a sus ingenieros de diseño para que el coche tuviese un aspecto moderno independientemente de su origen humilde. La separación al suelo, sumada a ciertas protecciones de los bajos, permiten al rumano meterse por donde otros coches no se atreverían a pasar sin que sufra daños. Presume de poseer el maletero más grande y funcional en su categoría: 573 litros, que se pueden ampliar hasta 1.518 con los asientos abatidos. En cuarta, mucho mejor: 9,8 segundos, razonable porque el 308 SW 1.6 e-HDi 115 emplea 9,3 segundos en esa maniobra. Dacia recupera la versión familiar del Logan, que ahora denomina MCV, para su gama de modelos en España. Se ha trabajado en un equipo de suspensiones tirando a blando, observando tendencias al balanceo en curvas, pero realmente no tan acusados como podríamos pensar en un principio. Y puede ser menos, pues con el diésel 1.5 dCi 75 (se trata también del K9K que Renault fabrica en Valladolid, pero con turbo de geometría fija en vez de variable) la factura se queda en 11.900 euros. El maletero es de 573 litros. ver galería Dacia Logan MCVLa parte trasera, con aires de Lodgy y Logan, tiene un diseño atractivo. En el centro, la consola concentra los mandos de confort (climatización, radio…) con un manejo sencillo y a los que se accede fácilmente. En el apartado exterior destacan sus lineas de vehículo moderno y elegante pero sin perder de vista un coste de fabricación ajustado. Su voladizo trasero no es muy largo (843 mm), con lo que no sobresale apenas el gran maletero. Dacia Logan 1.6 MPi Interior Lo más común en los coches de bajo presupuesto, es que sean del segmento utilitario, con carrocerías pequeñas, y por tanto, con poco espacio. Y es que las cotas en el espacio dedicado a equipajes son generosas: 108 centímetros de largo, 100 de ancho y 50,5 de altura hasta la bandeja. Esa sencillez es común en todo el interior, donde se encuentran plásticos duros y de tacto rugoso por todos lados. En algunos mercados se llamará Logan MCV, tal como se ha presentado en Ginebra pero en otros podría llamarse Logan Break e incluso Sandero Wagon. Lo que no cambiará con respecto al resto de modelos de la marca es la oferta mecánica estructurada en torno a cuatro motores, dos de gasolina y dos diésel, siempre con cambio manual y tracción delantera. Los motores de gasolina son el veterano 1.2 de 75 CV, un motor a descartar, y el nuevo e interesante tricilíndrico TCE de 0,9 litros y 90 CV que también se monta en el Renault Clio. Al menos de momento, el Logan está suponiendo un gran éxito de ventas en Europa. De nuevo, la elección de técnicas aplicadas ha sido guiada por la voluntad de sencillez y robustez. Cuando se empieza a valorar en profundidad el Dacia Logan se descubren detalles poco cuidados que ensombrecen esa primera impresión tan positiva. Está a la venta desde 10.200 euros y se caracterizará, sobre todo, por su destacada capacidad de maletero de 573 litros, una buena cifra para un vehículo de 4,5 metros de longitud. Dacia Logan MCV El maletero va de 573 a 1.518 litros El Logan MCV está equipado con los motores gasolina 1.2 75 CV atmosférico (con una versión que puede funcionar con GLP) y el 0.9 TCe tres cilindros turbo de 90 CV. Las generosas dimensiones del coche le garantizan una gran habitabilidad. Las pérdidas de tracción serán menores y, además, nos regala un pequeño extra de altura libre al suelo. Ahora vamos a desgranar sus pros y sus contras después de poderlo conducir algunos kilómetros por la zona Norte de Madrid. El Dacia Logan MCV por dentro Una carrocería 14 centímetros más larga (4,49 m en total) permiten a este Logan familiar ofrecer un gran maletero de 573 litros, que se pueden ampliar a 1.518 litros si abatimos los asientos traseros. Si la anterior generación, que se vendió hasta finales del año pasado, era una versión muy alargada del Logan con capacidad para tres filas de asientos (7 plazas) y un maletero al que se accedía por dos puertas batientes (fruto de su disponibilidad como comercial, algo de lo que ahora se ocupa el Dokker), el nuevo modelo es un break tradicional. Como tal, dispone de una carrocería ligeramente más larga que la de la berlina (4,49 metros contra 4,35 del Logan de cuatro puertas) y una parte trasera en forma de familiar convencional a la que se accede por un portón de apertura vertical. La versión de este mismo motor compatible con GLP y con el acabado superior Laureate estará disponible desde 11.300 euros, mientras que el TCe 90 costará 11.500 euros. Y la ligereza le favorece también en cuanto a prestaciones. Un pequeño apunte sobre el limpiaparabrisas y la función de lavado: ¡es manual! Primero tenemos que darle al lavaparabrisas, después accionar el limpiaparabrisas, a diferencia de casi todos los coches actuales, que este proceso se realiza en una única etapa. La alternativa a este, también de gasolina, será el nuevo TCe 90 CV, más potente y ahorrador, con tres cilindros, turbo y 0,9 litros de cilindrada. Dacia Logan MCV El Dacia Logan MCV arranca en 7.950€, incluyendo Plan PIVE y financiación En cuanto a los diésel, también se ofrecerá con el motor dCi de Renault y en dos niveles de potencia, de 75 y 90 CV. Tiene una suspensión muy suave que proporciona un buen nivel de confort, aunque no evita que la carrocería tenga amplios movimientos laterales en carreteras con curvas. Y es que en la segunda fila hay 131 centímetros de anchura al nivel de las caderas (menos que Astra y Civic, pero más que Mégane, León y 308) y 96 de altura al techo, que es bastante. El nuevo Logan MCV pierde la práctica doble puerta de apertura lateral que tenía el Logan Break y se pasa al clásico portón trasero. Además de un buen maletero para viajar en familia, el Dacia Logan también ofrece una buena habitabilidad interior, sobre todo a destacar el buen espacio para las rodillas de las plazas traseras para ser un compacto. Sus 90 CV mueven al Logan con cierta alegría y cumple sobradamente cuando va cargado y está puesto el A/C (opcional). Incorpora las luces de conducción diurna y una nueva paleta de colores. Y si abatimos la segunda fila, que tiene respaldo partido en secciones 60:40, la longitud hasta los respaldos delanteros es de 188 centímetros, más que cualquiera de esos cinco "rivales" probados hace poco. La versión Base se distingue por sus paragolpes en color negro y por la parrilla frontal en el mismo color. Tres pasajeros muy altos (más de 1,90 m) pueden ocupar las plazas traseras cómodamente. Sin embargo, al abrir las puertas traseras uno se encuentra con las soldaduras que unen las dos mitades del costado del chasis, demasiado evidentes. Ofrece un nivel de seguridad adecuado, sensiblemente superior al de berlinas compactas de hace algunos años, pero puede mejorar. Toda la gama Dacia Logan trae de serie 5 cinturones de seguridad de 3 puntos (delanteros regulables en altura), 5 cabeceros, airbags de conductor y pasajero (desconectable), inmovilizador electrónico, ABS y repartidor electrónico de frenada. La Base no permite instalar dichos faros. Este coche está pensado para ser lo más barato posible, de modo que las llantas de aleación sólo se instalan, opcionalmente, en la versión tope de gama; de serie se incorporan tapacubos de plástico. Es un motor dinámico, reactivo y consistente capaz de acelerar de forma ágil. El motor de acceso y el más asequible será el 1.2 de 75 CV de gasolina, también disponible en versión bi-fuel (GLP). El tacto de ésta es un poco artificial y podría ser un poco más directa. Por un lado el Ambiance (sólo para el motor más pequeño) y Laureaté (para todos). Las dos versiones diésel, ambas con el acabado Laureate, están disponibles por 11.900 euros (dCi 75 CV) y 12.500 euros (dCi 90). El equipamiento básico incluye elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado, banqueta trasera abatible y airbags frontales y laterales delanteros. Ofrece un nivel de seguridad adecuado, sensiblemente superior al de berlinas compactas de hace algunos años, pero puede mejorar. Toda la gama Dacia Logan trae de serie 5 cinturones de seguridad de 3 puntos (delanteros regulables en altura), 5 cabeceros, airbags de conductor y pasajero (desconectable), inmovilizador electrónico, ABS y repartidor electrónico de frenada. Pero tiene una cosa buena, y es lo poco que sobresale el túnel central, de manera que el pasajero central no va incómodo y el coche, en conjunto, cumple como familiar. Conviene recordar que es un producto "low cost", y que de refinamientos, los justos. Los neumáticos EcoContact reducen en la medida de lo posible la sonoridad al circular. Detalles prácticos algunos se agradecen y otros se echan en falta, y hablamos del tope de gama. A los Lodgy (aquí la prueba que realizamos en Coches.net) y Dokker, ambos de marcado carácter familiar, se les unieron la renovación completa de los Logan, Sandero y Sandero Steepway y, en Ginebra, la segunda generación del Logan Break. La existencia del Lodgy ha obligado a Dacia a modificar el planteamiento de su familiar basado en el Logan. El tacto de casi todos los materiales resulta áspero, incluyendo el aro del volante. Más información en impresiones de conducción. El habitáculo tiene un diseño sencillo y los materiales con los que está fabricado son duros, aunque el ajuste entre las distintas piezas parece sólido y no hay ruidos molestos. Nosotros hemos conducido la versión diésel más potente, un motor de 1.461 cc que ofrece 90 CV a 3.750 rpm y un par máximo de 220 Nm a 1.750 rpm. En proporción, convence más la estabilidad en curva o la sensación de aplomo en recta, pues no hay mucho balanceo en curva, el compromiso confort/eficacia de la suspensión está logrado y los neumáticos 185/65 R15 pueden con el trabajo, pues ni el motor es muy enérgico (destaca más por su progresividad que por su "patada") ni el coche es pesado: en orden de marcha, sólo 1.090 kilos, poquísimo para un modelo de este tamaño. Esa ligereza es determinante a la hora de pasar por el surtidor, pues homologa 3,8 l/100 km y, en la práctica, ha gastado sólo 4,9 l/100 km. Tendríamos llantas de aleación de 15” (327€), volante forrado en piel (73€), elevalunas traseros eléctricos (97€), aire acondicionado (423€), sensor de parking trasero (206€), red de maletero (103€), sistema de navegación con pantalla táctil de 7” (230€) e incluso tapizados de cuero (478€). La marca rumana dependiente de Renault estiró su exitoso Logan hasta convertirlo en un familiar, en el que se olvidó de la denominación Break. El acabado no es malo en cuanto a ajustes (ha mejorado desde el primer Logan, de 2004, al actual) pero los materiales son "de batalla" y no hay plásticos mullidos. Así mismo, el Dacia Logan acoge al nuevo motor gasolina TCe de tres cilindros turbo de 90cv, que se une al ya económico, tanto en la compra como en el uso, 1.2 de 75 CV. Presume de poseer el maletero más grande y funcional en su categoría: 573 litros, que se pueden ampliar hasta 1.518 con los asientos abatidos. El motor de acceso y el más asequible será el 1.2 de 75 CV de gasolina, también disponible en versión bi-fuel (GLP). Este nuevo Dacia dispondrá de los mismos equipamientos que el Logan Berlina, el Sandero y el Lodgy. Los respaldos de la fila posterior pueden abatirse en dos piezas de serie en toda la gama y en su interior pueden alojarse objetos de hasta 2,7 metros de longitud. El más económico, el Ambiance 1.2 75 CV que podríamos denominar el “precio gancho” está equipado con cierre centralizado, limpialuneta trasero, elevalunas delanteros eléctricos, dirección asistida, banqueta trasera abatible en dos piezas, anclajes ISOFIX, ESP, reposacabezas traseros, airbag de conductor y pasajero delantero, llantas de acero de 15” y kit de reparación de pinchazos. Dacia Logan MCV Con el catálogo de extras opcionales ya podemos optar a un Dacia Logan MCV decentemente equipado El Laureate, que es el único acabado disponible en el resto de motores, ya añade molduras laterales en el color de la carrocería, barras de techo, retrovisores eléctricos, volante regulable en altura, asiento del conductor regulable en altura, volante multifunción, equipo de sonido con sistema Bluetooth y faros antiniebla. Con el catálogo de extras opcionales ya podemos optar a un Dacia Logan MCV decentemente equipado, siendo el precio de cada opción realmente económico. Desde su lanzamiento, se han comercializado más de 1,5 millones de unidades. La parte trasera está bien resuelta y el aumento de tamaño no le sienta mal, dándole la apariencia de ser más coche. El frontal es prácticamente el mismo que en el Sandero y el Logan (así se reducen los costes), pero la zaga es completamente nueva. Así, equipa motores aspirados de gasolina 1.2 de 75 CV, en versión normal y GLP, y 1.2 TCe turbo que libera 90 CV, con emisiones de 116 g/km. También cuenta con los turbodiésel 1.5 dCi de 75 y 90 CV, de 3,8 l/100 y 99 g/km que le eximen del impuesto de matriculación. La gama Logan MCV para España arranca en el nivel Ambiance con propulsor 1.2 de 75 CV, con un precio final de 10.200 euros, que vía Plan Pive baja a 7.950 euros. Está disponible con uno de gasolina de 1,2 litros de cilindrada y 75 caballos y dos Diesel de 1,5 litros de cilindrada y 75 o 90 CV de potencia. Las barras de techo son opcionales sin coste. Dacia Logan MCV Por encima está el nivel Laureate (segunda imagen), que se asocia al 1.2 de 75 CV con GLP, el 0.9 TCe gasolina turbo, y sendos Diesel de 75 y 90 CV con un consumo de 3,8 l/100 km según homologación. Las emisiones de CO2 del modo GPL son más reducidas que las del motor de gasolina equivalente. Dos motorizaciones diésel: dCi 75 y dCi 90 - El bloque motor 1.5 dCi goza de gran prestigio internacional por su fiabilidad, el placer de su conducción y rendimiento. El tren delantero, de tipo pseudo-MacPherson, procede de la tercera generación del Renault Clio. Así, en gasolina la gama va desde los 105 hasta los 125 caballos, y la gama diésel empieza en 90 caballos y termina en los 110 de nuestra prueba. Eso si, no hay que olvidar que no es un todocamino. Y si abatimos la segunda fila, que tiene respaldo partido en secciones 60:40, la longitud hasta los respaldos delanteros es de 188 centímetros, más que cualquiera de esos cinco "rivales" probados hace poco. Ofrece la mejor aceleración 0-100, velocidad máxima y recuperaciones de la gama. Asegurar a todo riesgo un Logan dCi 75 tiene un precio mínimo de 363 € con la compañia Renault, a través de su filial Dacia, trae al mercado español el Logan. Incluye de serie dos altavoces, equipo de audio con radio, reproductor de CD, RDS y lector de CD para MP3, control remoto del audio desde el volante, luz del maletero, sistema de ventilación con filtro de polen, elevalunas eléctricos delanteros, volante en material plástico, dirección asistida, cierre centralizado a distancia, neumáticos de 15″, cristales tintados, equipo de reparación de neumáticos (la rueda de respuesto cuesta 102 €), control de estabilidad, preparación Isofix, airbag frontal del conductor y del acompañante desconectable, airbags laterales delanteros, control electrónico de tracción y ABS. El Dacia Logan MCV 1.5 DCi 90 CV gasta poco El Dacia Logan MCV 1.5 DCi 90 CV gasta poco Si ya nos vamos al equipamiento de la versión diésel 1.5 DCi 90 CV que es la que he tenido oportunidad de conducir, ésta -solo disponible con el acabado superior Laureate- añade por 12.500 euros: cuatro altavoces, ordenador de viaje con velocidad media, consumo medio y autonomía, luces antiniebla delanteras, volante multi-función en material plástico ajustable en altura, retrovisor exterior pintado con ajuste eléctrico. Si la anterior generación, que se vendió hasta finales del año pasado, era una versión muy alargada del Logan con capacidad para tres filas de asientos (7 plazas) y un maletero al que se accedía por dos puertas batientes (fruto de su disponibilidad como comercial, algo de lo que ahora se ocupa el Dokker), el nuevo modelo es un break tradicional. Como tal, dispone de una carrocería ligeramente más larga que la de la berlina (4,49 metros contra 4,35 del Logan de cuatro puertas) y una parte trasera en forma de familiar convencional a la que se accede por un portón de apertura vertical. Por su parte, la versión Ambiance añade la calandra cromada, pero revestida de negro. Asimismo te ofrecen un consumo reducido. El Dacia Logan MCV cuenta con un interior muy espacioso y un precio interesante en las versiones básicas, pero en cuanto equiparamos su dotación con la de otros rivales, la diferencia en el importe es menor que la distancia que separa sus acabados o el confort. Prueba: Dacia Logan MCV 1.5 dCi 90 CV 46 Nuestra valoración: 6.5 bastante bueno 6 7 6 7 6 7 Destacable Amplitud interior. Modelos básicos, económicos. Consumos. Mejorable Calidad de construcción. Iluminación. Asientos delanteros. El Dacia Logan MCV se sitúa en la parte alta de la oferta de la filial de Renault, de modo que, aunque es un modelo económico, la unidad de pruebas se acerca más a los 15.000 euros que a los poco más de 6.000 que uno tiene en mente cuando le nombran esta marca. Aunque hay muchas opciones en el mercado por ese precio, lo cierto es que si buscamos un vehículo familiar amplio para 5 personas y su equipaje, y con mecánica diésel, sobran los dedos de una mano para enumerarlos. Lógicamente, todo no se puede tener y el Logan cuenta con algunos detalles por pulir que ensombrecen un poco el resultado final, como el confort de los asientos o la iluminación de los faros. Así, equipa motores aspirados de gasolina 1.2 de 75 CV, en versión normal y GLP, y 1.2 TCe turbo que libera 90 CV, con emisiones de 116 g/km. También cuenta con los turbodiésel 1.5 dCi de 75 y 90 CV, de 3,8 l/100 y 99 g/km que le eximen del impuesto de matriculación. La gama Logan MCV para España arranca en el nivel Ambiance con propulsor 1.2 de 75 CV, con un precio final de 10.200 euros, que vía Plan Pive baja a 7.950 euros. No puede tener, ni de manera opcional, elementos como los faros antiniebla, las regulaciones para el volante y altura de los asientos, el navegador o el programador de velocidad. La garantía de Logan es 3 años o 100 000 kilómetros, como en el resto de modelos de la gama Dacia. Si uno lo prefiere diésel puede elegir entre los motores dCi 75 y 90, que homologan consumos, en ciclo mixto, de 3,8 litros/100 y emisiones de sólo 99 gramos de CO2/km, con los que tampoco paga impuesto de matriculación. Valoración del Dacia Logan Lo mejor Precio muy asequible, motores de poco consumo (no muy potentes) Lo mejorable Maletero grande, pero no tan funcional como otras alternativas dentro de la misma marca. El Dacia Logan es una pequeña berlina fabricada por Dacia desde Septiembre de 2004. Perezoso en 5ª velocidad – Rendimiento mecánico, prestaciones adecuadas a su planteamiento – Lagunas de confort. Con promoción de lanzamiento, el Dacia Logan MCV arranca en 7.950€, incluyendo Plan PIVE y financiación (importe mínimo de 4.000€). Dacia Logan MCV Sus 573 litros de carga, sin abatir asientos, pueden ampliarse hasta los 1.518 litros. Las dos versiones diésel, ambas con el acabado Laureate, están disponibles por 11.900 euros (dCi 75 CV) y 12.500 euros (dCi 90). El equipamiento básico incluye elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado, banqueta trasera abatible y airbags frontales y laterales delanteros. En el caso del Logan MCV, éste sustituye al Dacia Logan Break, y aunque, a pesar de que éste se vendió bastante bien, el MCV no iba a llegar al mercado Español. En caso de hacerlo, como decíamos en la primera parte de nuestro análisis, cuenta con protecciones plásticas en los lugares más expuestos. Prueba Dacia Logan dCi 110 CV Para la práctica un poco más intensa del off road merece la pena hacerlo con la versión de tracción total, que cuenta con un mando para controlar el sistema en distintas posiciones. La legibilidad del tablero de instrumentos deja un poco que desear de día, pues los testigos no se hacen notar mucho. Aptitudes, por otro lado, que nadie espera. Mañana será el momento de cerrar definitivamente las puertas y realizar un último repaso a su gama, su equipamiento y sus precios, pero también para realizar una toma de conclusiones y un resumen final. La gama Logan crece con la versión MCV que es la carrocería familiar. Dacia lo anuncia desde un competitivo precio de 7.950 euros, si se incluye el Plan Pive, con descuento y si se financia con RCi Banque. Es un familiar compacto que destaca por su gran maletero con capacidad de 573 litros en posición normal. La separación al suelo, sumada a ciertas protecciones de los bajos, permiten al rumano meterse por donde otros coches no se atreverían a pasar sin que sufra daños. La primera velocidad es bastante corta para mover el coche rápido desde parado o aventurarnos en zonas más complicadas, mientras que la sexta nos servirá para mantener cruceros a alta velocidad con el motor a bajas vueltas, a unas 2.500 vueltas. Prueba Dacia Logan dCi 110 CV Precisamente el dCi 110 CV destaca por consumos allá donde se coloca y en nuestra prueba en cerca de 600 kilómetros conseguimos una media de consumo de 6,7 l/100 km. Los asientos delanteros tienen un mayor recorrido en el sentido longitudinal y hay más altura libre hasta el techo (mediciones del interior). dacia-logan-posterio-lateral Equipamiento y coste del seguro El Logan se ofrece con un único nivel de equipamiento denominado «Ambiance» (todos los precios). Sus formas denotan robustez gracias a unos pasos de rueda bien marcados, unos laterales de carrocería bien trazados y un capó esculpido. Se trata de un coche robusto, económico y práctico a un precio de escándalo. Se presenta como uno de los SUV de su categoría más completos fuera de lo negro gracias a dos bases: una altura libre al suelo de 205 mm (210 mm los 4×4) y unos buenos ángulos. Precisamente destaca y aplasta a la competencia en ese último apartado, siendo capaz de rodar por terrenos irregulares sin tanto miedo a rozar los bajos. Cualquiera de los propulsores únicamente se puede asociar a un cambio manual de cinco marchas, así como con tracción total. Pero, sin duda, lo más representativo del coche son sus ajustadísimos precios, que no necesitan de ofertas para situarse en lo más ‘bajo’ del mercado. Dispone de un suelo optimizado para carga de objetos que facilita la accesibilidad y permite transportar elementos de hasta 2,7 metros de longitud, así como trece huecos portaobjetos repartidos en su interior que suman 16,7 litros adicionales. Además, se ha realizado un trabajo en profundidad sobre la insonorización acústica del habitáculo. En Rumanía su suspensión está más elevada. El Logan es una berlina de 3 volúmenes, es decir, una berlina “de toda la vida”. Desde 7.800 € hasta 10.700 €, el Logan es más coche de lo que uno se imagina. El confort disminuye un poco a causa de la sonoridad, pues en Dacia no se han esmerado en insertar todo el material aislante que “toca”. Por ejemplo, los muelles de apertura del maletero (no están mal y cumplen su función, pero si estuvieran ocultos sería mejor), la falta de guarnecidos o la chapa del fondo de la zona de carga, que además de darle un aspecto descuidado dificulta el aprovechamiento del espacio al abatir los asientos. Su consumo medio fue de 6,0-6,1 litros de gasolina cada 100 km. El turbodiésel dCi, a pesar de su baja potencia -70 CV- también cumple perfectamente con su papel, ofreciendo prestaciones correctas a un consumo muy reducido, 4,4 litros de gasóleo cada 100 km. Su voladizo trasero no es muy largo (843 mm), con lo que no sobresale apenas el gran maletero. Dacia Logan 1.6 MPi Interior Lo más común en los coches de bajo presupuesto, es que sean del segmento utilitario, con carrocerías pequeñas, y por tanto, con poco espacio. Por lo que respecta a la gama mecánica, el Dacia Logan MCV incorpora los motores gasolina 1.2 de 75CV (en versión normal y GLP) y TCe de 90 CV, este último emite 116 gramos de CO2/km y está exento del impuesto de matriculación. La evidente ventaja sobre las llantas es que los tapacubos toleran más los arañazos contra las aceras, algún golpecito… En este mismo sentido, la carrocería del Logan -en Ambiance y Lauréate– va revestida en su contorno por protectores de plástico en color negro, que mitigarán las molestas consecuencias de aparcar en la ciudad. Otra de sus particularidades es la altura libre al suelo, de 155 mm. Las barras de techo son opcionales sin coste. Dacia Logan MCV Por encima está el nivel Laureate (segunda imagen), que se asocia al 1.2 de 75 CV con GLP, el 0.9 TCe gasolina turbo, y sendos Diesel de 75 y 90 CV con un consumo de 3,8 l/100 km según homologación. Son extras que maquillan el conjunto, aunque hay detalles que deberían cuidarse más, como la instrumentación (no hay termómetro de refrigerante y el cuentavueltas es el de las versiones de gasolina), la postura de conducción (los asientos delanteros sujetan poco y el volante no se ajusta en profundidad) o la ubicación de ciertos mandos, como los elevalunas (los delanteros se "camuflan" en la consola central y los traseros van casi en el suelo) o el reglaje de altura de luces, que obliga al conductor a buscar muy abajo en el salpicadero. Dinámica satisfactoria y un consumo mínimo En marcha, el Logan MCV dCi 90 resulta satisfactorio en líneas generales; y eso que su chasis tiene poco de deportivo, pues la dirección es lenta debido a sus 3,2 vueltas entre topes (y llamativamente pesada a coche parado pese a la asistencia) y los frenos, con tambores traseros, no pasan de correctos: 57,9 metros para detenernos desde 120 km/h. Además, la modularidad del Logan ha sido optimizada para favorecer un mayor espacio de carga gracias a la optimización del suelo del maletero, que permite transportar objetos de hasta 2,7 metros de longitud, o la disposición de 13 portaobjetos para sumar 16,7 litros extra. Además, la firma de origen rumano pretende dar un nuevo paso aquí hacia una mayor calidad percibida por el cliente, que llega sobre todo con la inclusión de equipamiento poco usual en este tipo de gama low-cost, como el sistema de navegación integrado con pantalla táctil de siete pulgadas o el ergonómico Plug&Radio. O sea, que a la hora de cargar bultos nada tiene que envidiar este Logan MCV, de 4,49 metros, a coches algo más grandes. Un interior espacioso y lógico ¿Y en la zona de pasajeros? Pues las sorpresas continúan, porque el modelo rumano es estrecho por fuera (173 centímetros) pero está bien aprovechado por dentro, a lo que suma una distancia entre ejes generosa: 2.634 milímetros; lo mismo, por ejemplo, que el Seat León ST. dacia-logan-lateral-movimiento La gama de motores es más reducida que la del Sandero. Al igual que la berlina, el Dacia Logan MCV ha sido desarrollado para responder a condiciones de circulación variadas y, a menudo, extremas. El ESP será de serie en toda la gama y entre las opciones figuran el climatizador y dos equipos de audio, el Dacia Plug&Radio, con radio, USB y Bluetooth y el Dacia Media NAV que incluye navegador y pantalla táctil de 7 pulgadas. La marca ha anunciado que en Francia mantendrá los precios del anterior Logan Break lo que significa que será unos 1.000 euros más barato que el Lodgy a igualdad de motor y equipamiento. Es aprovechable desde bajas revoluciones y no hace apenas ruido hasta las 3.000 RPM. Esta generación de motores te permite disfrutar de un par mejorado para una mayor capacidad de reanudación y aceleración. Estos motores diésel gozan del sistema Stop&Start. El maletero es de 573 litros. ver galería Dacia Logan MCVLa parte trasera, con aires de Lodgy y Logan, tiene un diseño atractivo. Los respaldos de la fila posterior pueden abatirse en dos piezas de serie en toda la gama y en su interior pueden alojarse objetos de hasta 2,7 metros de longitud. El más económico, el Ambiance 1.2 75 CV que podríamos denominar el “precio gancho” está equipado con cierre centralizado, limpialuneta trasero, elevalunas delanteros eléctricos, dirección asistida, banqueta trasera abatible en dos piezas, anclajes ISOFIX, ESP, reposacabezas traseros, airbag de conductor y pasajero delantero, llantas de acero de 15” y kit de reparación de pinchazos. Dacia Logan MCV Con el catálogo de extras opcionales ya podemos optar a un Dacia Logan MCV decentemente equipado El Laureate, que es el único acabado disponible en el resto de motores, ya añade molduras laterales en el color de la carrocería, barras de techo, retrovisores eléctricos, volante regulable en altura, asiento del conductor regulable en altura, volante multifunción, equipo de sonido con sistema Bluetooth y faros antiniebla. Con el catálogo de extras opcionales ya podemos optar a un Dacia Logan MCV decentemente equipado, siendo el precio de cada opción realmente económico. Esa sencillez es común en todo el interior, donde se encuentran plásticos duros y de tacto rugoso por todos lados. También es una alternativa el Škoda Fabia Combi, desde 11.300 euros, también con menos maletero. Por tamaño y tipo de carrocería es una alternativa a modelos como el Chevrolet Aveo de 4 puertas o el Lada Priora Sedán. El resultado es un vehículo de carácter familiar que aúna una gran habitabilidad, un equipamiento básico y eficientes motorizaciones a un precio muy reducido. Finalmente la marca decidió su lanzamiento debido al éxito que Dacia está teniendo en nuestro país -ocupa el quinto lugar en ventas entre los 43 países con presencia de Dacia en el mundo-. Dacia Logan MCV, el familar más barato de su segmento Dacia Logan MCV, el familar más barato de su segmento Con un precio de acceso de 10.200 euros, el Dacia Logan MCV es la opción más económica dentro del segmento de familiares compactos, donde también se encuentran el Seat León ST o el Ford Focus Sportbreak. Desde 7.800 € hasta 10.700 €, el Logan es más coche de lo que uno se imagina. El dinamismo no es precisamente su cualidad más destacada. Tiene una suspensión muy suave que proporciona un buen nivel de confort, aunque no evita que la carrocería tenga amplios movimientos laterales en carreteras con curvas. Por la diferencia de precio existente entre el acabado Ambiance y Lauréate, merece la pena sin lugar a dudas el desembolso adicional. Respecto a la seguridad activa y pasiva, Logan no es un “5 estrellas EuroNCAP” como sus primos Renault. Su carrocería crece en seis centímetros y su interior recibe numerosas modificaciones, ofreciendo un diseño más moderno del salpicadero y la consola central, así como le incorporación de una instrumentación más completa. Tendríamos llantas de aleación de 15” (327€), volante forrado en piel (73€), elevalunas traseros eléctricos (97€), aire acondicionado (423€), sensor de parking trasero (206€), red de maletero (103€), sistema de navegación con pantalla táctil de 7” (230€) e incluso tapizados de cuero (478€). La marca rumana dependiente de Renault estiró su exitoso Logan hasta convertirlo en un familiar, en el que se olvidó de la denominación Break. Este nuevo modelo dispone de una banqueta posterior partida en dos mitades asimétricas y, en ningún caso dispondrá de variante de siete plazas. Por tamaño y tipo de carrocería es una alternativa a modelos como el Chevrolet Aveo de 4 puertas o el Lada Priora Sedán. Eso si, no hay que olvidar que no es un todocamino. Además, la instrumentación es la más simple que existe: ruletas y palancas como en los utilitarios de Renault de hace una década. De nuevo infinitamente mejor que el del Sandero. Como colofón, no hay luces de cortesía atrás, y las delanteras son opcionales en Base y Ambiance. En lo que respecta al puesto de conducción… la regulación del asiento es limitada y la del volante directamente nula, con lo que no siempre encontraremos la postura más adecuada, además, el reposapié izquierdo es mejorable. En su interior dispone de unos cómodos asientos que son de agradecer para viajes largos. El Logan fue diseñado para soportar las condiciones más extremas, desde carreteras en mal estado de conservación hasta ciertos caminos rurales. En cuanto a la oferta de motorizaciones, se incorpora a la gama la última generación de motores dCi. Este motor dota al Logan de una autonomía de más de 1.000 km. El espacio para las rodillas y hombros es prácticamente igual en la parte delantera que en la trasera, además, el suelo es prácticamente plano. que facilita la accesibilidad y permite transportar elementos de hasta 2,7 metros de longitud. Y respecto a conectividad, con el sistema de navegación integrado Media Nav con pantalla táctil de 7″ o el ergonómico sistema Plug&Radio. El Dacia Logan tiene como concepto ser un coche asequible, con muchas características simplificadas que mantienen reducidos los costes de producción. Se distingue por un par motor que ya es notable en velocidades bajas y se mantiene en un rango de uso muy amplio. En lo que concierne a la seguridad, el Dacia logan equipa, de serie, el control de estabilidad (ESP) con sistema antipatinado (ASR) airbags frontales para conductor y acompañante (adaptados a las características del vehículo), y los airbags laterales. Por último, la accesibilidad es excelente. También habrá dos opciones turbodiésel sobre el 1.5 dCi con los mismos niveles de potencia de los gasolina (75 y 90 CV), que presentan un consumo mixto de 3,8 litros y emisiones de 99 gramos. La oferta de acabados del Dacia Logan MCV arranca con la versión Ambiance sobre el motor 1.2 75 CV, que es la que marca el precio de acceso de 10.200 euros. En esta noticia te contamos todos los detalles del nuevo modelo (nuevo Dacia Logan MCV). También es una alternativa el Škoda Fabia Combi, desde 11.300 euros, también con menos maletero. La sonoridad en autopista es inferior a la del 1.6 y resulta menos áspero al tacto del acelerador. El comportamiento del coche no es brillante, pero no decepciona. El tacto de ésta es un poco artificial y podría ser un poco más directa. Las luces traseras, situadas en ángulo, suavizan las aristas de la carrocería. Los frenos, aunque de tambor en el eje trasero, cumplen bien con su cometido, sin más. Además, se ha realizado un trabajo en profundidad sobre la insonorización acústica del habitáculo. En definitiva, todo tiene un precio y en este Dacia se ha querido mantener lo más ajustado posible. Diseño Dacia Logan MCV 1.5 dCi: sin alardes Prueba Dacia Logan MCV 1.5 dCi 90 CV 2014, El frontal es la parte más lograda del Logan MCV. Aunque no se puede decir que sea un automóvil bonito, encuentro mucho más atractivo el aspecto del Dacia Logan MCV que el de la berlina. El objeto más largo que podemos introducir podrá medir hasta 1.127 mm, y el más alto 535 mm como máximo. El vehículo fue concebido para lograr una calificación de 3 estrellas y así quedó demostrado en los tests del consorcio. Los asientos tienen buen aspecto y son bastante cómodos, la textura es agradable, tampoco desentonan a nivel estético. Además, la modularidad del Logan ha sido optimizada para favorecer un mayor espacio de carga gracias a la optimización del suelo del maletero, que permite transportar objetos de hasta 2,7 metros de longitud, o la disposición de 13 portaobjetos para sumar 16,7 litros extra. Además, la firma de origen rumano pretende dar un nuevo paso aquí hacia una mayor calidad percibida por el cliente, que llega sobre todo con la inclusión de equipamiento poco usual en este tipo de gama low-cost, como el sistema de navegación integrado con pantalla táctil de siete pulgadas o el ergonómico Plug&Radio. Junto a una caja manual de 6 relaciones y tracción delantera se presenta nuestra unidad de pruebas. Índice [Mostrar] El diésel más potente Prueba Dacia Logan dCi 110 CV La gama de motores del Dacia Logan no es especialmente amplia pero sí se ajusta a su condición de precio asequible, donde la mecánica más potente alcanza los 125 caballos. Tiene algunos elementos poco cuidados, como el aspecto general del maletero o la escasa iluminación del habitáculo. Con respecto al Sandero, en las plazas traseras del Logan hay más espacio para las piernas, la misma anchura para los hombros y menos altura libre para la cabeza. De nuevo, la elección de técnicas aplicadas ha sido guiada por la voluntad de sencillez y robustez. Aquí mover la palanca es más agradable y los recorridos me parecen bastante acertados. La preparación para caminos difíciles incluye una suspensión elevada, lógico que se comporte así. Básicamente apuesta por el confort y prefiere llevarte de manera cómoda de un sitio a otro sin que le pueda exigir más. Los Laureate son algo más completos ya que añaden barras de techo, paragolpes y retrovisores en color de la carrocería, retrovisores eléctricos, cierre centralizado, ordenador de a bordo y faros antiniebla. Al menos en el lanzamiento, el Logan MCV Laureate dispondrá de serie del sistema de navegación Media NAV con bluetooth incorporado. Todos los motores están asociados a una caja de cambios manual de cinco velocidades y ninguno de ellos tiene un sistema de apagado y encendido automático del motor en las detenciones (Start&Stop). Hemos probado en profundidad el Logan con el motor Diesel de menor potencia (75 CV) y brevemente con el de gasolina de 0,9 litros y 90 CV (que no se vende en España). No es cómodo abrirlo, aunque dicen mucho a su favor la capacidad de carga -510 litros- y su anchura, que facilita enormemente su llenado. La habitabilidad interior es también uno de sus atractivos. Los asientos tienen buen aspecto y son bastante cómodos, la textura es agradable, tampoco desentonan a nivel estético. Si te adentras en una carretera de montaña es mejor que nos busques sus límites -porque los encontrarás rápido- y disfrutes del paisaje. La cota "floja" es el hueco para las piernas detrás: 69,5 centímetros con un conductor de 1,75 al volante, cuando los cinco coches que estamos usando como referencia ofrecen de 71,5 a 73 centímetros. Nos referimos al Logan MCV, que no es otra cosa sino el Logan con carrocería familiar, un vehículo que, por cierto, ya se comercializó en nuestro mercado en su anterior generación. Pero tiene una cosa buena, y es lo poco que sobresale el túnel central, de manera que el pasajero central no va incómodo y el coche, en conjunto, cumple como familiar. Conviene recordar que es un producto "low cost", y que de refinamientos, los justos. Sistema de apertura del maletero – Amplitud interior, habitabilidad, maletero, nivel de seguridad correcto – Precio respecto al 1.5 dCi Logan 1.5 dCi A favor En contra – Precio muy atractivo. El acabado Lauréate se asocia a las tres motorizaciones posibles, nosotros hemos analizado las más potentes. El 1.6 MPi tiene un andar sano con un consumo bastante bajo para una berlina, no olvidemos que baja de la tonelada. La versión de GLP es más económica en todos los sentidos, pero es un motor más apretado y con el maletero cargado a tope va a sudar la gota gorda en pendientes del 5% o superiores. Es la versión familiar de la berlina compacta Dacia Logan y como marca low-cost ya se ha convertido en la alternativa más barata de su segmento. También se nota que no está tan bien insonorizado como un modelo de Renault y sí se escucha tanto ruido aerodinámico como del motor cuando circulamos pisamos fuerte el acelerador. Y es que las cotas en el espacio dedicado a equipajes son generosas: 108 centímetros de largo, 100 de ancho y 50,5 de altura hasta la bandeja. Los Laureate son algo más completos ya que añaden barras de techo, paragolpes y retrovisores en color de la carrocería, retrovisores eléctricos, cierre centralizado, ordenador de a bordo y faros antiniebla. Al menos en el lanzamiento, el Logan MCV Laureate dispondrá de serie del sistema de navegación Media NAV con bluetooth incorporado. El vehículo fue concebido para lograr una calificación de 3 estrellas y así quedó demostrado en los tests del consorcio. En términos generales, la terminación es correcta. dacia-logan-lateral-movimiento La gama de motores es más reducida que la del Sandero. Del motor de gasolina hay una variante preparada para funcionar con GLP (más información sobre el GLP) que es 500 € más costosa. Para ello, Renault puso a trabajar a sus ingenieros de diseño para que el coche tuviese un aspecto moderno independientemente de su origen humilde. Ofrece cinco plazas en la que los pasajeros disfrutan de un elevado nivel de confort y equipamiento, ya sea en materia de seguridad, a través del ESP, el limitador/regulador de velocidad o el sistema de anclajes ISOFIX; o en materia de conectividad, gracias al sistema de navegación integrado 'MediaNav' con pantalla táctil de siete pulgadas o el básico sistema Plug&Radio. En ambos, el nivel de acabado es el Laureate (el más "lujoso" de Dacia), porque el básico Ambiance, muy espartano, se reserva a la variante 1.2 de gasolina, de 75 CV y que sólo cuesta 10.200 euros. No obstante, convendrá echar un vistazo a la lista de opciones, porque hay elementos casi indispensables y a buenos precios, como el aire acondicionado (424 euros) o la rueda de repuesto (98 euros), pues de serie trae un kit reparapinchazos que habilita un hueco bajo el maletero. Disponibles en dos escalones de potencia: 75 CV y 90 CV, incorporan un sistema de inyección y de turbo más eficaz, disminuyendo el consumo y las emisiones, a la vez que aumenta el par. Eso sí, el aire acondicionado y las llantas de aleación, por ejemplo, serán opcionales en todos los casos. El año pasado, cuando la firma rumana –propiedad de Renault- decidió renovar sus modelos Dacia y Logan, apostó por no importar la versión familiar de este último. La preparación para caminos difíciles incluye una suspensión elevada, lógico que se comporte así. En las curvas, frenadas y rotondas la carrocería se balancea unos grados. Por la diferencia de precio existente entre el acabado Ambiance y Lauréate, merece la pena sin lugar a dudas el desembolso adicional. Respecto a la seguridad activa y pasiva, Logan no es un “5 estrellas EuroNCAP” como sus primos Renault. Disponibles en dos escalones de potencia: 75 CV y 90 CV, incorporan un sistema de inyección y de turbo más eficaz, disminuyendo el consumo y las emisiones, a la vez que aumenta el par. Así mismo, su geometría permite cargar objetos de formas muy diversas. En su interior dispone de unos cómodos asientos que son de agradecer para viajes largos. Dacia Logan cambia este concepto, introduciendo en el mercado un modelo de sorprendente amplitud interior, que deja en evidencia incluso a ciertas berlinas de gran éxito en nuestro país. De momento ignoramos la fecha de su lanzamiento en España. DACIA Logan El coche familiar con un diseño fluido y elegante a un gran precio Desde 9.180,00 € Configurador Probar un vehículo Solicitar un catálogo Catálogo de accesorios Imprimir esta página Exterior Interior El precio no se corresponde con el modelo visualizado. No hay diferencias apreciables en la conducción con él conectado o desactivado. Garantías de comodidad Una de las máximas del Dacia Logan es la versatilidad. El aislamiento acústico quizá sea el aspecto menos conseguido (sobre todo el producido por la rodadura) y obliga a elevar el tono de voz para mantener una conversación con los ocupantes a partir de unos 100 km/h. Sirva de ejemplo que pueden acomodarse sin problema 5 adultos de 2 metros de altura sin estrecheces y sin rozar el pelo contra el techo. Así, en gasolina la gama va desde los 105 hasta los 125 caballos, y la gama diésel empieza en 90 caballos y termina en los 110 de nuestra prueba. Los asientos delanteros tienen un mayor recorrido en el sentido longitudinal y hay más altura libre hasta el techo (mediciones del interior). dacia-logan-posterio-lateral Equipamiento y coste del seguro El Logan se ofrece con un único nivel de equipamiento denominado «Ambiance» (todos los precios). La oferta de familiares de segmento B es prácticamente inexistente, por lo que no tiene apenas rivales. Lo más parecido es el Lada Priora (sí, se vende), con un precio parecido (unos 11.400 euros) y mucho menos maletero. De nuevo infinitamente mejor que el del Sandero. Equipamiento correcto – Respuesta del motor a bajas revoluciones. En cuarta, mucho mejor: 9,8 segundos, razonable porque el 308 SW 1.6 e-HDi 115 emplea 9,3 segundos en esa maniobra. Dacia recupera la versión familiar del Logan, que ahora denomina MCV, para su gama de modelos en España. El nuevo Logan MCV pierde la práctica doble puerta de apertura lateral que tenía el Logan Break y se pasa al clásico portón trasero. Además de un buen maletero para viajar en familia, el Dacia Logan también ofrece una buena habitabilidad interior, sobre todo a destacar el buen espacio para las rodillas de las plazas traseras para ser un compacto. En ciudad no es complicado acercarse a los 8 l/100 km de media, mientras que en carretera jugaremos con los 5-5,5 litros. Su consumo contenido y su confort son sus dos puntos fuertes a cambio de una conducción con escasas aptitudes dinámicas. Otro detalle es que el maletero sólo se abre con la llave y desde fuera, lo que es bastante incómodo. La elección del salpicadero monobloque oculta la tornillería de fijación y su resistencia en el tiempo es excelente. Es, por lo tanto, 6 centímetros más largo que el modelo al que sustituye y 29 más que el Sandero, con el que comparte la mayoría de las piezas (ficha técnica comparativa). Como colofón, no hay luces de cortesía atrás, y las delanteras son opcionales en Base y Ambiance. En lo que respecta al puesto de conducción… la regulación del asiento es limitada y la del volante directamente nula, con lo que no siempre encontraremos la postura más adecuada, además, el reposapié izquierdo es mejorable. Este motor desarrolla una potencia de 75 CV para un consumo mixto moderado. - El TCe 90 es el nuevo símbolo de la excelencia mecánica del grupo Renault. La mayoría de los modelos actuales (incluso dentro de Dacia, como por ejemplo el Lodgy) estampan los laterales en una única pieza que se suelda por láser en el techo y en el suelo. Los acoplamientos y la elección de los materiales se hacen eco de la robustez del exterior. Los acoplamientos y la elección de los materiales se hacen eco de la robustez del exterior. Con estas cifras esta versión familiar acelera de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos y ofrece unas cifras homologadas de consumo de 3,8 litros cada 100 kilómetros (4,3 litros en ciudad y 3,5 en recorrido extraurbano). Una vez en marcha y ya metidos en autopista o autovía el Logan MCV consigue velocidades de crucero, incluso por encima de lo permitido, sin grandes problemas. En ciudad no es complicado acercarse a los 8 l/100 km de media, mientras que en carretera jugaremos con los 5-5,5 litros. Con el primero de ellos es un coche agradable de conducir, rápido (en relación a su potencia) y que consume poco carburante en prácticamente cualquier situación. En resumen, ofrece una muy buena relación conducción/sencillez. Una versión de gasolina/GPL - El motor TCe 90 Stop&Start también está disponible para la versión de gasolina y GPL. La versión de este mismo motor compatible con GLP y con el acabado superior Laureate estará disponible desde 11.300 euros, mientras que el TCe 90 costará 11.500 euros. Otro detalle es que el maletero sólo se abre con la llave y desde fuera, lo que es bastante incómodo. Dada la reducida diferencia (a igualdad de terminación) entre las motorizaciones, las más potentes acaban compensando. Por su rendimiento y la diferencia de precio, el 1.6 es recomendable a quien quiera las mejores prestaciones (ojo, se comercializará próximamente un 1.6 16v de 107 CV) y el 1.5 dCi será el más idóneo para el resto de los conductores, se amortiza en poco tiempo. Ya hemos comentado que el Logan es un coche robusto, si estamos pensando a medio/largo plazo, estamos eligiendo bien. Este trío consta de motores veteranos del grupo Renault -todos de culata de 8 válvulas- cuya fiabilidad es conocida, y su mantenimiento reducido: 30.000 kilómetros para los gasolina (bujías, aceite y filtro). Los renaultistas veteranos encontrarán varias piezas “familiares” dentro del habitáculo. No dispone de mandos para el control del audio, aunque los controles de conducción (luces, limpiaparabrisas, claxon, ordenador -sólo Lauréate-)… están concentrados en su sitio. Con sus 4,25 metros de largo y 1,73 de ancho, se inscribe más bien dentro del segmento C. La 4ª velocidad no es necesaria en carretera prácticamente nunca, a menos que vayamos muy cargados. Cumple las velocidades máximas legales de cualquier trazado en cualquier circunstancia. En esta noticia te contamos todos los detalles del nuevo modelo (nuevo Dacia Logan MCV). Incluye de serie dos altavoces, equipo de audio con radio, reproductor de CD, RDS y lector de CD para MP3, control remoto del audio desde el volante, luz del maletero, sistema de ventilación con filtro de polen, elevalunas eléctricos delanteros, volante en material plástico, dirección asistida, cierre centralizado a distancia, neumáticos de 15″, cristales tintados, equipo de reparación de neumáticos (la rueda de respuesto cuesta 102 €), control de estabilidad, preparación Isofix, airbag frontal del conductor y del acompañante desconectable, airbags laterales delanteros, control electrónico de tracción y ABS. El Dacia Logan MCV 1.5 DCi 90 CV gasta poco El Dacia Logan MCV 1.5 DCi 90 CV gasta poco Si ya nos vamos al equipamiento de la versión diésel 1.5 DCi 90 CV que es la que he tenido oportunidad de conducir, ésta -solo disponible con el acabado superior Laureate- añade por 12.500 euros: cuatro altavoces, ordenador de viaje con velocidad media, consumo medio y autonomía, luces antiniebla delanteras, volante multi-función en material plástico ajustable en altura, retrovisor exterior pintado con ajuste eléctrico. Y este Logan "carguero" satisfará bastantes. Hace sólo unos días comparábamos las carrocerías familiares del Honda Civic, el Opel Astra, el Peugeot 308, el Renault Mégane y del Seat León (con motores diésel de entre 110 y 136 caballos), y eso nos ha servido para dar mayor valor a nuestro protagonista, que siendo "menos coche" (el Dacia Logan MCV proviene de un Logan, que es tanto como decir que deriva del utilitario Sandero) y equipando una mecánica de sólo 90 CV no ofrece mucho menos en capítulos importantes, pese a ser tremendamente más barato. Para empezar: precio de derribo Empezaremos por ahí, por el precio. El Logan MCV llegó al mercado en abril de 2014 para colocarse como el más barato dentro de los compactos familiares (si bien su horquilla de precios se sitúa muy cerca de sus rivales dentro de la misma Dacia). En cuanto al maletero, al que se accede mediante un portón (solían utilizar una doble hoja), es bastante grande y funcional (573 litros, que se pueden ampliar hasta 1.518 con los asientos abatidos), pero lejos de los referentes del segmento. O sea, que a la hora de cargar bultos nada tiene que envidiar este Logan MCV, de 4,49 metros, a coches algo más grandes. Un interior espacioso y lógico ¿Y en la zona de pasajeros? Pues las sorpresas continúan, porque el modelo rumano es estrecho por fuera (173 centímetros) pero está bien aprovechado por dentro, a lo que suma una distancia entre ejes generosa: 2.634 milímetros; lo mismo, por ejemplo, que el Seat León ST. Este propulsor ofrece prestaciones polivalentes y se mueve con igual soltura en la ciudad y en carretera. El Dacia Logan MCV se trata de un familiar de 4,49 metros de longitud. Es en la versión tope, Lauréate, donde se añaden los paragolpes en color carrocería, la parrilla revestida en este color y los faros antiniebla. Dacia Logan cambia este concepto, introduciendo en el mercado un modelo de sorprendente amplitud interior, que deja en evidencia incluso a ciertas berlinas de gran éxito en nuestro país. En el campo diésel, el motor elegido es el 1.5 dCi en sus dos variantes de 75 y 90 CV. ver galería Dacia Logan MCVEl maletero tiene una capacidad de 573 litros y la banqueta es abatible por mitades. Las cotas son muy generosas, se mire por donde se mire. Se ha procurado que el ambiente a bordo sea el más agradable posible. Diseñado en el TecnoCenter de Renault, cerca de París, el Logan es el resultado de cuatro años de desarrollo del proyecto X90, anunciado por Renault en 1999, después de la compra de Dacia en 1998. Así mismo, el Dacia Logan acoge al nuevo motor gasolina TCe de tres cilindros turbo de 90cv, que se une al ya económico, tanto en la compra como en el uso, 1.2 de 75 CV. Finalmente la marca decidió su lanzamiento debido al éxito que Dacia está teniendo en nuestro país -ocupa el quinto lugar en ventas entre los 43 países con presencia de Dacia en el mundo-. Dacia Logan MCV, el familar más barato de su segmento Dacia Logan MCV, el familar más barato de su segmento Con un precio de acceso de 10.200 euros, el Dacia Logan MCV es la opción más económica dentro del segmento de familiares compactos, donde también se encuentran el Seat León ST o el Ford Focus Sportbreak. Los asientos traseros no se abaten. Dacia Logan 1.6 MPi La conducción La gama Logan dispone actualmente de dos motores de gasolina (1.4 y 1.6) y un motor diésel 1.5 dCi. Diseñado en el TecnoCenter de Renault, cerca de París, el Logan es el resultado de cuatro años de desarrollo del proyecto X90, anunciado por Renault en 1999, después de la compra de Dacia en 1998. Esto tiene mucho que ver con su equipamiento de serie. Las dos versiones diésel, ambas con el acabado Laureate, están disponibles por 11.900 euros (dCi 75 CV) y 12.500 euros (dCi 90). El equipamiento básico incluye elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado, banqueta trasera abatible y airbags frontales y laterales delanteros. No es el caso con el Dacia Logan. Está a la venta desde 10.200 euros y se caracterizará, sobre todo, por su destacada capacidad de maletero de 573 litros, una buena cifra para un vehículo de 4,5 metros de longitud. El Logan MCV está equipado con los motores gasolina 1.2 75 CV (con una versión que puede funcionar con GLP) y el 0.9 TCe tres cilindros turbo de 90 CV. El precio de las otras versiones disponibles con el acabado Laureate, oscila entre los 11.300 y los 12.500 euros. Incorpora las luces de conducción diurna y una nueva paleta de colores. Su suelo está optimizado para cargarlo con facilidad. Asegurar a todo riesgo un Logan dCi 75 tiene un precio mínimo de 363 € con la compañia Renault, a través de su filial Dacia, trae al mercado español el Logan. Contando con él, la zona de carga totaliza 573 litros, que es más de lo ofrecido por familiares algo mayores, como el Renault Mégane o el Opel Astra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario