sábado, 11 de noviembre de 2017

Como vender un coche por Internet

Haz una buena página para tu empresa de venta de coches. Un buen diseño web, vende.
Hay aún hoy profesionales del mundo del motor que ven inviable eso de vender un coche por Internet, cuando cada vez somos más quienes vamos buscando algo en concreto que no somos capaces de encontrar en nuestra ciudad. Imaginemos alguien que busca un determinado modelo de coche igual al suyo para piezas, o recambios que de otra forma nos costaría muchísimo encontrar.

En estos casos, Internet es el mejor aliado tanto del vendedor como del comprador. Yo hace poco compré un coche por Internet, pero reconozco que el vendedor me lo puso muy fácil, pues colgó en su web un montón de fotografías desde prácticamente todos los ángulos posibles, y varios vídeos de las pruebas que le hizo al vehículo, incluso escaneó la documentación del mismo y me la envió por correo electrónico.

El precio era bastante competitivo además, y me explicó los motivos de ese bajo precio. Incluso me ofreció enviarme a uno de sus empleados para entregármelo. No obstante decidí ir en persona a recogerlo, para así pegarme un turístico viaje. La página de su empresa de venta de coches según me dijo, se la hizo un diseñador de páginas web de Granada, con una plantilla personalizada de WordPress para vendedores de coches, y estaba cuidada hasta el más mínimo detalle. Son de estas cosas tan bien hechas, que tanto vendedor como comprador quedan plenamente satisfechos.

Si eres un profesional de la venta de vehículos tanto nuevos como de ocasión y aún no estas haciendo negocios por Internet, esta es la ocasión. Y si te lo curras con fotos y vídeos de los coches que tienes en existencia, las ventas te van llegando solas. Aunque siempre puedes seguir como hasta ahora, vendiendo únicamente tus vecinos del barrio, o a los conocidos del taller. Tu competencia te lo agradecerá.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Fraudes mas comunes al seguro de automoviles

Investigaciones por expertos detectives Detectives privados.

Hace años se estilaba el concertarse cuatro amigos para mutuamente engañar a sus respectivas Compañías Aseguradoras de la siguiente forma: Carlos golpea al coche de Juan, Juan a los dos días al coche de Enrique, Enrique a la semana al coche de Manolo y a las dos semanas, Manolo al coche de Carlos, y así sus cuatro Entidades Aseguradoras, indemnizan a sus amigos.

En función de la gravedad de los accidentes que se declararan, los plazos se alargaban o ampliaban para hacer más creíble el fraude al seguro. Al principio las Compañías tragaban, principalmente por la escasa cuantía de los daños que se declaraban, pero como salía bien la primera vez, los cuatro amigos del ejemplo se envalentonaban y declaraban siniestros o accidentes cada vez de mayor cuantía, aprovechando para incluir también daños personales como el típico latigazo cervical, y así que la Aseguradora de su amigo, le pagara unos días de baja que se aprovechaban para el anual viaje al caribe con su tradicional todo incluído, cortesía de la Compañía de Seguros de turno.

Eso acabó hace ya años, pues ahora las Compañías de Seguros de automóviles (y las demás también), cuentan con los servicios de una Agencia de detectives, que se dedica a investigar los siniestros que por un motivo y otro "huelen raro". Pongamos por ejemplo dos vecinos de Villatripas de Abajo que colisionan en su pueblo. No tiene nada extraño, sin embargo no es creíble que ambos se desplacen cada uno por su cuenta a una ciudad a quinientos kilómetros de distancia y allí colisionen. Que podría ser, pero ya se sale de lo normal, y aquí es donde la Compañía avisa al detective, para que le de su opinión sobre el siniestro. Y normalmente, el detective suele acertar.